Días antes de las elecciones

La especulación apuesta, pero la gente sigue saliendo

A horas de las elecciones, los inversores especulativos se lanzaron a hacer arbitrajes con bonos y tomaron más posición en acciones

La Bolsa de Buenos Aires logró un índice Merval en dólares con el mejor nivel de
Luis Varela Luis Varela 09-11-2021
Compartir

Cuando faltan 120 horas para las elecciones legislativas, considerando que en las PASO 1 de cada 3 argentinos habilitados para sufragar no votó, el Gobierno despliega todo tipo de iniciativas para lograr jornadas preelectorales que cambien el ambiente pesimista que sufre la Argentina desde hace varios meses. 

Con eso, ayer se hicieron varios anuncios sobre inversiones importantes, no tan grandes como el hidrógeno verde, pero se habló de fondos para litio, para autos, para electrodomésticos, para indumentaria, todos juntos, surgidos como de la nada, justo en los "segundos afuera" de las urnas, y hasta se deslizaron números finitos sobre avances con el FMI

Sergio Chodos, el negociador argentino y director ante el FMI, señaló con algunas precisiones que se trabaja en "el esqueleto" para conseguir fondos ara un nuevo programa que vayan a financiar los vencimientos del programa anterior. Y entre lo que más sobresalió fueron cifras sobre déficit fiscal y valores del tipo de cambio. 

Uno de los números de esa supuesta carta de intención tuvo que ver con el valor del dólar mayorista, que ayer cruzó por primera vez en su historia la barrera de los $100, y que en un acuerdo con el FMI estará pronto en los $136, para llevarlo luego hasta fines de 2022 con un crawling peg más acelerado que la inflación

Ese esquema fue recibido por los operadores con una clásica frase bien de mercado: "Solo falta que sea cierto". Pero en un mercado como el argentino, que se convirtió en una plaza financiera con volúmenes operados minúsculos, hubo algunos apostadores muy especulativos que hicieron arbitrajes de bonos y compraron acciones, por lo que los títulos públicos repuntaron, la Bolsa local subió más y los ADR argentinos que cotizan en Nueva York mejoraron en bloque. 

Inversores más cautos 

Muy lejos de las maniobras que realizan estos inversores más especializados, los ahorristas y el público en general siguieron colocados ayer en una carrera contra reloj: nadie quiere llegar a la elección con pesos en el bolsillo y, por eso, los dólares financieros libres fueron ayer a otro récord. 

El Gobierno, con todas sus armas, logró que manos amigas operaran en el mercado blue, por lo que el billete verde para el "chiquitaje" quedó congelado en los $199, con la orden contundente, a rajatabla, de que el blue no puede superar los $200, "hay que armar un alambique hasta el domingo". 

Mientras eso sucedía, el secretario de Comercio, Roberto Feletti, continuó con parte de su parte de la campaña: se reunió con los laboratorios y anunció que se llegó a un acuerdo para congelarlos al 1° de noviembre, cuando todos los remedios fueron retocados en el cierre de octubre, y habrá un compromiso de volver a moverlos recién el 7 de enero, después de Reyes. 

Esquema más, actuación menos, lo concreto es que los dólares financieros subieron, los bonos argentinos mejoraron más de 2%, el riesgo país bajó por segundo día consecutivo y la Bolsa de Buenos Aires, con el segundo mejor volumen desde las PASO logró convalidar un índice Merval en dólares con el mejor nivel de los últimos veinte meses. 

El dólar en el exterior 

Todo esto estuvo acompañado, además, con lluvia de dólares en EE.UU. Como ya dijimos la semana pasada, el titular de la Fed anunció que se iniciará el tapering el lunes próximo, con una menor compra de bonos del Tesoro e hipotecarios. En la segunda quincena, en vez de comprar a un ritmo de US$ 120.000 millones por mes, lo hará por US$ 105.000 millones cifra que bajará a US$ 90.000 millones en diciembre. 

Pero como si esa baja fuera una uña, el Capitolio le dio el "sí" a Joe Biden para que gaste 1,2 billones de dólares en obra pública, por lo que la lluvia de billetes verdes será casi infinita.  

Como EE.UU. seguirá arrojando dólares desde helicópteros, el billete verde perdió valor contra casi todas las monedas. Ayer en el exterior el dólar no cambió en México, pero bajó 0,1% contra el real y el yen, achicó 0,2% contra el euro, 0,5% contra la libra y descendió 1,2% en Chile, donde el candidato de derecha va logrando más intención de voto para las presidenciales del 21 de este mes. 

A nivel local, mientras hubo un tembladeral en Ramos Mejía por una nueva muerte de un vecino, el Gobierno sigue esperanzado. Sabe que en las PASO solo votaron 2 de cada 3 argentinos, y creen que si logran llevar a los que no votaron podrán acortar algo la diferencia, y sueñan con no perder el quórum en el Senado ni la mayoría en Diputados. 

Por eso, para el Gobierno es decisivo que el dólar blue quede congelado, de acá al domingo, una vez que las urnas ya sean contadas, la historia será otra. Así, ayer el dólar turista subió 22 centavos hasta $174,21, el oficial subió 13 centavos hasta $105,58 y el blue cerró sin cambios a $199. El dólar mayorista subió 14 centavos hasta $100,08, con el BCRA logrando sumar US$ 11 millones para las reservas. Mientras el dólar Senebi cerró sin cambios a $215, el dólar MEP subió 60 centavos hasta otro récord de $181,86 con el contado con liquidación también en alza: 60 centavos hasta $181,96. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue de 88,5% y la del CCL y el mayorista fue del 81,8%. Y, medidos en pesos, la libra subió 80 centavos hasta $135,62, el euro subió 35 centavos hasta $115,91 y el real subió 4 centavos hasta $18,06. 

El acuerdo con el FMI 

¿Son ciertos los números que deslizó Chodos sobre un acuerdo con el FMI? ¿Puede creerse esa declaración a horas de las elecciones? Mientras todos intentan tragarse esa píldora, el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, salió a criticar duramente a Martín Guzmán, dijo: "No tiene poder, no es adecuado para liderar la economía". Y, también ayer, fue publicado un durísimo artículo en el Financial Times donde se indicó, sin ambigüedades, que en la Argentina “no hay futuro” después de las elecciones. 

Por su parte, el exsecretario de Finanzas, Daniel Marx, hoy a cargo de la consultora Quantum hizo un análisis que debe ser muy tenido en cuenta. Planteó: "Con la elección los problemas económicos no desaparecen, deben resolverse, y si no lo hacen rápido con el correr del tiempo se profundizarán. El gobierno va a tener que tomar algunas decisiones para reencauzar la economía, seguramente van a querer postergarlas, pero la realidad se va a ir imponiendo. Parecen querer hacer algo gradual, es decir evitar un salto en el tipo de cambio oficial, pero si acelerar el ritmo de devaluación, que está muy por debajo de la inflación. Está también el tema de las tarifas públicas, los costos siguen subiendo, y eso deberá cerrarse". 

Marx fue más allá: "La realidad está ahí, las reservas se van menguando, y van a tener que enfrentar lo que pasa. Por más que se diga lo que se dice, creo que es improbable que haya un acuerdo rápido con el FMI ni bien se haga la elección; el Fondo va a querer ver acciones concretas antes de apoyar otra vez a la Argentina. Y, pasada la pandemia, la Argentina se va a encontrar con los problemas estructurales de siempre: inflación, estancamiento, falta de inversión, distribución del ingreso. Por eso, tendrá que haber un consenso para que se busquen medidas, y veo que vamos a un 2022 muy volátil". 

Más allá de las advertencias de Cavallo, el Financial Times y Marx, con precios argentinos muy bajos, los inversores especulativos jugaron sus cartas cortas esperando un pulso con la elección del domingo. Por eso los bonos mejoraron y el riesgo país cedió 17 unidades, hasta 1716 puntos básicos. 

Las bolsas con resultados mixtos   

Y, con el plan obra pública de Biden, Wall Street volvió a sonreír, aunque no tanto. El índice Dow Jones pudo subir 0,3%, pero el S&P y el Nasdaq apenas se elevaron 0,1%, al tiempo que la Bolsa de San Pablo achicó apenas y la de México pudo mejorar 0,5%. 

Mientras tanto, con el pulso preelectoral en el escenario, la Bolsa porteña fue la mejor de todas. Los inversores compraron con el rumor. Con $2.406 millones en acciones y $4.417 millones en Cedears (el mayor volumen desde el 13 de septiembre, el día posterior a las PASO), hubo un salto del 3,4% en la Bolsa de Buenos Aires. Y los ADR argentinos que cotizan en Nueva York subieron en bloque, hasta 8,5%, con Central Puerto, Pampa E y TGS como las más beneficiadas, como adivinando que los argentinos deberán pagar más tarifas después de que depositen sus votos. 

Ahora bien, esta lluvia de dólares que despliega Biden para devolverle a EE.UU. el pleno empleo, antes de que la Fed gatille la suba de tasas de interés hacia mediados de 2022, los commodities tuvieron ayer una jornada de fiesta, aunque no para todos. Con pastillas contra el Covid y aperturas de fronteras corriendo por todas partes, el petróleo recuperó el impulso alcista y subió casi 1%. Los metales básicos también estuvieron más firmes, con un alza promedio del 1,6%. Solo los granos estuvieron débiles, ya que las cosechas en todas partes vienen con las alforjas llenas. Pero detrás de eso, los buscadores de refugios siguieron alimentando a los clásicos y a los nuevos: el oro y la plata anotaron subas del 1% promedio y las criptomonedas vivieron una fiesta, con un brinco del 8% para el Bitcoin, pero con mejoras que llegaron al 12% en otras variantes que venían más dormidas, como el Litecoin. 

¿Qué pasará? ¿Cuál será el resultado de las urnas el domingo? Todo está por verse.  

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés