El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 May

BUE 9°C
Finanzas

Con la marcha, el dólar no se movió pero los títulos se frenaron

Toda la jornada estuvo impregnada por una marcha en reclamo por fondos para las universidades mucho más multitudinaria que lo esperado. Tuvo mucho de condimento político.

El dólar ni se inmutó, pero el BCRA no pudo sumar reservas, los bonos bajaron, el riesgo país subió y la Bolsa de Buenos Aires bajó.
El dólar ni se inmutó, pero el BCRA no pudo sumar reservas, los bonos bajaron, el riesgo país subió y la Bolsa de Buenos Aires bajó.
Luis Varela 23 abril de 2024

Mientras el Indec confirmó que la actividad económica argentina cayó nada menos que 3,2% interanual febrero de este año contra febrero del año pasado, y al tiempo que se produjo una realmente multitudinaria marcha en defensa de los fondos universitarios (con sospecha del Gobierno que mucho de ese dinero va directo a la política), el mercado argentino repitió la pax cambiaria de las últimas semanas, pero la ebullición que venían mostrando los papeles públicos y privados encontró un descanso, con un BCRA que además terminó perdiendo algunas pocas reservas.

Por supuesto, el día estuvo impregnado por completo por una marcha con una presencia muy superior a cualquier tipo de expectativa, con dos posiciones completamente antagónicas: el Gobierno dice que ya giró los fondos correspondientes a las Universidades, en tanto que las cúpulas del sector -completamente dominadas por políticos opositores- dicen que en términos reales lo girado es una burla, y que eso significa que el Presidente Javier Milei quiere terminar con la educación pública y gratuita, además de conocerse ciertas intenciones de empezar a cobrarle la educación de grado a estudiantes extranjeros.

En distintos ámbitos, la movida fue tomada de manera genuina de parte de profesores y alumnos que están sufriendo carencias como los jubilados y la población y general, ya que el superávit financiero de Milei está siendo más logrado con licuadora a las clases indefensas, con la motosierra convertida en una pinza de depilar en el caso de cada tentativa por recortarle fondos a la casta política. De hecho, en la marcha de ayer, gente como Martín Lousteau, Sergio Massa y representantes de la CGT se montaron en la marcha de los estudiantes, por lo que toda la movida se terminó convirtiendo en otro mosaico de la guerra gremial que pretende llevar a Milei al helicóptero, sacándolo del poder antes, como pasó con Alfonsín o De la Rúa, entre otros.

Lo concreto es que ya con cuatro meses largos en el poder, la población está empezando a olvidarse lentamente que toda la situación actual obedece al abismo infinito que dejó la administración anterior, con un agujero insondable en el BCRA, con deudas judiciales por unos US$ 35.000 millones (la mitad por YPF), y con un descalabro de precios pocas veces vista en la historia argentina. Y, lo verdaderamente notable, es que a pesar de toda esta presión, y del momento tan complejo, el valor de los dólares libres no está mostrando ni un mínimo pestañeo.

A nivel global, mientras los datos de la economía norteamericana siguen apareciendo, dieron un paso atrás las tasas largas de EE.UU.: se pagó 5,1% anual a 1 año de plazo, 4,6% a 5 años, 4,6% a 10 años y 4,7% a 30 años. Y con eso en el exterior el dólar global subió 1% en Chile y China, no cambió en Japón y bajó 0,4% contra el euro, 0,7% en Brasil, 0,8% contra la libra y cedió 1% en México.

Y a nivel local, con el dólar exportador anclado en $944, el BCRA compró US$ 124 millones en el mercado, pero al final del día el BCRA perdió reservas por US$ 12 millones porque se concretó un pago de deuda internacional. Lo que causó cierta inquietud es que se viene demorando la liquidación de la cosecha gruesa, por dos motivos esenciales: los granos tienen precios bajos y el tipo de cambio es a todas luces insuficiente. 

BCRA dólar
 

A pesar de eso, el dólar blue bajó $5 hasta $1.030. El Senebi bajó $6,81 hasta $1.054,95, el MEP bajó $7,26 hasta $1.007,05 y el contado con liquidación bajó $5,38  hasta $1.055,31. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 12% y la del CCL con el mayorista fue del 21%.

Pero más allá de la tranquilidad cambiaria, la fiesta que venían mostrando los bonos encontró una pausa. El Ministerio de Economía anuncio que este jueves realizará un nuevo llamado a licitación para colocar deuda en pesos: ofrecerá Lecap, dollar linked cero cupón y Boncer cero cupón. En detalle se presentará una letra del Tesoro nacional capitalizable en pesos con vencimiento 29 de noviembre de 2024 (s29n4 - nueva), una letra del Tesoro nacional capitalizable en pesos con vencimiento 31 de marzo de 2025 (s31m5 - nueva), un bono del Tesoro nacional vinculado al dólar estadounidense cero cupón con vencimiento 30 de junio de 2025 (tzv25 - reapertura) y un bono del Tesoro nacional en pesos cero cupón con ajuste por CER vencimiento 31 de marzo de 2026 (tzxm6 - nuevo). Y, con esa perspectiva, con más negocios, los bonos argentinos bajaron 0,3%, por lo que el riesgo país subió 25 unidades, hasta 1.173 puntos básicos.

A nivel papeles privados se produjo una ruptura: la Bolsa de Nueva York siguió muy sostenida, pero las Bolsas latinoamericanas se mostraron más débiles y la Bolsa porteña fue directamente la peor de todas. En Nueva York se presentaron buenos resultados corporativos en algunas compañías, a pocos días de que se presenten los estados contables trimestrales de las denominadas "siete magníficas", es decir las tecnológicas que dominan el mechado y el 35% del índice S&P 500. 

Aparecieron los números de General Motors mostrando un alza del 24,4% en su ganancia neta al primer trimestre de 2024, Pepsi anotó un beneficio neto con una suba del 5,69% y Spotify logró revertir pérdidas y obtener un beneficio operativo.

En base a eso hubo una nueva suba en la Bolsa de Nueva York: el Dow mejoró 0,7%, el S&P subió 1,2% y el Nasdaq avanzó 1,6%. Pero la Bolsa de San Pablo bajó 0,3% y la de México subió apenas 0,1%. En tanto que, con $28.757 millones operados en acciones y $24.680 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires bajó 1,8%. Y los ADR argentinos en Nueva York mostraron subas del 2% al 3,5% para Despegar y Mercado Libre, pero luego hubo bajas del 1% al 4,3% para Edenor, Macro, Pampa E, Supervielle, TGS, IRSA, Galicia, Loma Negra y Cresud.

Al mismo tiempo, hubo una reacción en contrario en las materias primas. Hubo una suba del 1,7% para el petróleo. Los metales preciosos actuaron mixtos. Los metales básicos estuvieron muy débiles. En Chicago se vio un avance del 2,5% para el trigo, alza del 0,7% para el maíz y suba del 0,6% para la soja. Y, a pesar de haberse superado el halving, el Bitcoin apenas logró una suba del 0,2%, con subas similares para el resto de las criptomonedas.

En realidad, el mercado local sigue inquieto porque hay muchas dudas sobre la sustentabilidad del superávit financiero que viene mostrando Milei y la tranquilidad y apoyo social que viene recibiendo. Y en los mercados globales crece la preocupación ya que los inversores siguen inquietos porque ahora espera que la Fed pueda llegar a subir su tasa de interés base y no bajarla como se pensaba hasta hace poco. Este viernes se conocerá el índice de precios de los gastos de consumo personal (PCE) de marzo, la medida de inflación preferida de la Reserva Federal, un indicador que ayudará a determinar la trayectoria de la política monetaria del principal banco central del mundo.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés