El riesgo país rozó los 1.800

Coma financiero: bonos caen como cuando CFK rompió el Indec

Los bonos se hundieron, el riesgo país subió a otro récord poscanje y la TIR de los papeles más cortos saltó a un récord del 28% anual

Los bonos siguen su racha bajista y el riesgo país alcanzó otro récord poscanje.
Luis Varela Luis Varela 24-11-2021
Compartir

Como secuela de la durísima rueda del lunes, el martes se convirtió ayer en el primer día de la semana para el mercado local y el resultado fue durísimo: los bonos se hundieron, el riesgo país subió a otro récord poscanje, la TIR de los papeles más cortos saltó a un récord del 28% anual, la Bolsa cayó y tuvo menos negocios y los dólares financieros volaron, con precios de hasta 217 pesos, con el blue aplastado por manos amigas.

La violenta huída del peso, con absoluto desinterés de inversores locales y extranjeros por papeles argentinos llevó a una situación que fue definida ayer por los operadores como un evidente "coma financiero", ya que los papeles de la deuda estatal del gobierno de Alberto Fernández cayeron a un nivel de precio tan profundo que no se veía desde 2012, cuando Cristina Kirchner resolvió romper el Indec porque su política económica de súper emisión estaba haciendo estallar los precios internos.

Los números locales fueron en todos los parámetros para el susto. El Indec dio datos de septiembre con mejora en actividad económica contra agosto (por la salida del Covid), pero al mismo tiempo también se informaron datos sobre el saldo comercial de octubre, y los números trajeron preocupación. Medido contra septiembre, el superávit comercial bajó 4%, con una reducción del 9,3% en las exportaciones y del 10,9% en las importaciones. Con la consultora Abeceb destacando que todavía hay superávit comercial, pero los dólares no aparecen.

Al contrario: ayer el Gobierno realizó un desesperado movimiento de pinzas para que todos los dólares no pegaran un nuevo salto. Se intervino con bonos, derrumbando los precios, haciendo subir el riesgo país otras 19 unidades, hasta un récord de 1.795 puntos básicos. Y no solo quedó ahí la intervención. El BCRA perdió US$ 123 millones de las reservas (cada día el escalón descendente es mayor). Y lo que más preocupación generó fue que la autoridad monetaria chupó de los bancos depósitos, colocando Leliq por $349.502 millones, en medio de un cúmulo de rumores que hizo temblar al más pintado.

La marcha del dólar

A pesar de todos estos esfuerzos, de los 14 dólares de Alberto 13 subieron y solo el blue bajó apenas. Mientras en el mundo, con Jerome Powell ratificado en la Reserve Federal, subieron las tasas largas de los bonos de EE.UU. y con eso en el exterior el dólar subió 1,1% en México, 0,2% contra el yen y el chileno y 0,1% contra la libra, pero bajó 0,2% contra el euro y cayó 0,4% contra el real.

A nivel local, la temperatura cambiaria siguió subiendo: hubo suba de 22 centavos para el dólar turista hasta $175,05, alza de 13 centavos para el  oficial hasta $106,09. Mientras que el dólar blue bajó 50 centavos hasta $201. El dólar mayorista subió 11 centavos hasta $100,57, con el BCRA perdiendo US$ 123 millones de las reservas. Y con suba de $2 para el dólar Senebi hasta $217, salto de $2,80 para el dólar MEP hasta $205,82 y un brinco de $4,69 para el contado con liquidación hasta $218,25. Por lo que la brecha entre el dólar blue y el dólar oficial fue del 89,5% y la del CCL y el mayorista saltó hasta el 117%. Y, medidos en pesos, el real subió 8 centavos hasta $18, el euro bajó 25 centavos hasta $113,15 y la libra bajó 53 centavos hasta $134,56.

La confirmación de Powell en la Fed le dio tranquilidad al mercado norteamericano, pese a lo cual hubo un cierre mixto en la Bolsa de Nueva York: con suba del 0,6% para el Dow, alza del 0,2% para el S&P y baja del 0,5% para el Nasdaq. Mientras que la bolsa de San Pablo subió 1,5% y la de México mejoró 1,2%.

Acciones y commodities

Y para los papeles argentinos, con menos volumen ($1.736 millones operados en acciones y $3.677 millones en Cedears) se siguió viendo un desgaste, con la Bolsa de Buenos Aires bajando 2,2%. Al tiempo que los ADR argentinos en Nueva York estuvieron mixtos, con buen día para Central Puerto y Pampa E, pero con otra estocada para Telecom, IRSA I y Mercado Libre.

La preocupación mundial sigue siendo la inflación, el impacto económico del Covid y, fundamentalmente, el costo de la energía. En ese sentido el gobierno de Estados Unidos pulseó con la Opep, pese a lo cual el petróleo terminó con una importante recuperación del 2,5%, al tiempo que hubo un descenso para los metales preciosos, un día mixto para los metales básicos, una rueda también selectiva para los granos en Chicago y Rosario. Y donde hubo algún alivio fue en las criptomonedas, que hicieron pie cerca del piso que tanto asustaba a los fanáticos del sector, y hubo repuntes de hasta el 7%.

El cierre total de cortina para invertir en papeles argentinos ya no está ligado únicamente a la falta de noticias concretas de un acuerdo con el FMI. Los inversores ven que el clima social se está caldeando. Empiezan a aparecer escenas de violencia, como los tiroteos en Rosario o las bombas Molotov arrojadas contra Clarín. “Estos muchachos siguen como hace medio siglo”, dijeron en la city. Mientras tanto, los fondos buitres se relamen: cuando los bonos caigan algo más comprarán papeles ley Nueva York y volverán a hacerse un festín.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés