El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 May

BUE 5°C
Tras los anuncios de Caputo

Los importadores piden medidas pro-mercado y no favorecer a los "armadores de autos"

Dos ejecutivos que representan en el país a varias marcas, reclaman la eliminación de impuestos y mejorar las condiciones para una mayor oferta. "Cuando no hay competencia, hay cartelización", sostienen.

Federico Pieruzzini y Ernesto Cavicchioli comandan las operaciones de dos importadores de autos en Argentina.
Federico Pieruzzini y Ernesto Cavicchioli comandan las operaciones de dos importadores de autos en Argentina.
Sergio Cutuli 29 abril de 2024

El Ministro de Economía Luis Caputo cerró la semana pasada con un anuncio de rebaja de aranceles e impuestos para la industria que fue tomado muy bien por las terminales automotrices (ver acá) y los autopartistas. 

Sin embargo, con el correr de las horas aparecieron voces disidentes que manifestaron sus diferencias y denunciaron un beneficio sólo para los "armadores", dejando de lado a los importadores.

El primero de ellos fue Federico Pieruzzini, presidente y CEO de Eximar, quien representa a las marcas Volvo, Land Rover, Jaguar y Geely en la Argentina, quien expresó: "Las medidas enunciadas por Luis Caputo apuntan solo a beneficiar a las multinacionales que arman autos en el pais, muy poquito para bajar el precio exorbitante por impuestos y aranceles que el consumidor paga por los autos en Argentina".

"Las unidades que producen son en general en un 70% armadas con piezas importadas, que la cantidad del personal que difunden y comentan a través de la prensa no es cierta, y por último punto como lo más importante, que se trata de una industria deficitaria para la Argentina. En el #sectorautomotriz también hay una #casta. #Nolaven?", publicó Pieruzzini en su perfil de LinkedIn, parafraseando al presidente Javier Milei y su ya célebre: "No la ven".

A raíz de estas declaraciones, El Economista Motor se contactó este fin de semana con el área de Prensa de la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de Automotores (CIDOA) para saber si habría una comunicación oficial en las próximas horas, cosa que de momento negaron.

"CIDOA de momento no tiene ningún comentario para hacer, pueden surgir opiniones individuales y personales por parte de sus asociados, que por supuesto tienen su valor, pero para que haya un mensaje deberá reunirse la Comisión Directiva y ponerse de acuerdo para un mensaje institucional", señalaron.

Serafín Álvarez Tato, Hugo Belcastro y Ernesto Cavicchioli, la actual comisión directiva de CIDOA.
Serafín Álvarez Tato, Hugo Belcastro y Ernesto Cavicchioli, la actual comisión directiva de CIDOA, quien aúno no se expresó al respecto de las últimas medidas.

Quien accedió a compartir su punto de vista con este medio fue Ernesto Cavicchioli, presidente de Hyundai Argentina, también a título personal y no como secretario de CIDOA.

-¿Coincidís en lo que manifestó Federico Pieruzzini?
En parte sí, pero ninguno habla por CIDOA, ¿eh? Cada uno expresa su posición... 

-¿Cuál es tu mirada respecto a los anuncios hechos por el Ministro Caputo?
Lo de viernes es un beneficio que sólo apuntó para los ensambladores, no vi una medida pro-mercado o pro-consumidores. En Argentina tenemos uno de los mercados más cerrados del mundo y eso tiene que cambiar.

-¿Qué se podría modificar para mejorar las condiciones desde tu punto de vista?
Tiene que haber un cambio impositivo para poder tener autos más accesibles, algo que hará que se vendan más unidades. Como punto de partida habría que eliminar los impuestos internos. 

Luego habría que eliminar el IVA doble anticipado que se paga en aduana, y después avanzar con una baja en los aranceles. Hoy la protección al bloque regional es del 35% más el 3% de estadística; es un 38% de hándicap para proteger la no competitividad de la industria local. 

Independientemente de los impuestos que pagan todos, donde ahí coincidimos con ADEFA, el 38% también es demasiado alto. Todos eso es subsidio de los consumidores al ensamble local: tenemos autos caros, con menores prestaciones y de una calidad inferior.

-Pero ante un Gobierno que no negocia el equilibrio fiscal y precisa recaudar, ¿dónde ves que podría compensar esa eventual quita impuestos? ¿En volumen de unidades ante la baja de precios?
Mirá, el impuesto interno en principio deja afuera a las pick-ups (N. de la R.: ninguna pick-up paga ese arancel por ser considerado un vehículo utilitario), todo eso paga cero. Luego, muchas terminales "topean" sus autos, por lo que tampoco lo pagan. Entonces, ¿cuánto se recauda? Seguramente muy poco.

Los que sí lo pagan, también pagan el 38% pero en algunos segmentos no podés competir por el impuesto interno, entonces como importador optás por no traerlos y entonces ahí la recaudación es cero.

¿Mientras tanto qué pasa? Mientras tanto se "pickupiza" el mercado y se contamina más porque son todos modelos con motores diesel. Entonces, en el fondo, el impuesto interno termina siendo una barrera para-arancelaria que protege aún más a los ensambladores locales; para algunos es funcional a su negocio.

El presidente de Hyundai propone una reducción impositiva que permita mayor competencia.
El presidente de Hyundai propone una reducción impositiva que permita mayor competencia.

-¿La quita de impuestos cambiaría el mercado?
No hice un estudio pero te puedo asegurar que si los que compran pick-ups a la fuerza compraran SUV del segmento C (mediano) el estado recaudaría más, entonces lo impositivo es relativo...

Para Cavicchioli, "lo que estuvo pasando en los últimos cuatro años es que se les entregó el mercado a los ensambladores o fabricantes, como quieran llamarlo, y a nosotros se nos redujo a la mínima expresión", se queja. 

"Es como decir: 'Bueno, podés importar' pero prácticamente nada, y así se quedaron con todo el negocio, y cuando pasan esas cosas no hay competencia. Y cuando no hay competencia, hay cartelización", advierte.

Por lo pronto, las opiniones de Pieruzzini y Cavicchioli muestran un cambio de postura de los importadores -de momento a título personal- quienes durante Gobiernos anteriores habían optado por un perfil más bajo ante el temor de represalias.

A comienzos de año, ya nos había dado su visión Sebastián Sicardi, gerente general de Kia Argentina, quien también destacó el rol de los importadores de autos. "Somos generadores de dinámica e innovación constante ya que, al tener la capacidad de elegir los productos, elevás la vara al traerlos localmente y obligás a que la industria local se actualice. Además de algún modo regulás los precios porque evitás el oligopolio", declaró (leer acá).

Habrá que esperar a los próximos días si hay algún anuncio de parte del Gobierno nacional también para esta otra porción de la industria automotriz, aunque con la eliminación de la primera escala de impuestos internos o del Impuesto PAIS, más de uno ya estaría conforme y con mayor resto para proyectar lo que queda de un año que comenzó con números en rojo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés