El Economista - 73 años
Versión digital

jue 18 Jul

BUE 11°C
Panorama

Queman bonos y reservas para que el dólar no supere los $600

Completamente decidido a todo, el ministro candidato gastó reservas, quemó bonos y ordenó postergar información, para que -como sea- los dólares libres no superen los $ 600.

Luis Varela 09 agosto de 2023

No había que ser demasiado experto para saber lo que se venía. Massa acordó con el FMI agregar al maíz al dólar agro, hubo una liquidación importante, y eso provocó una emisión masiva de pesos. Luego, en campaña, Massa anunció el menor pago de impuesto a las Ganancias para los empleados en blanco que ganan más, retroactiva a enero, eso también son más pesos. Y ahora, rodeado de fanaticada, el ministro candidato anuncia una suba con un montón fijo para los salarios mínimos. Toda esa cantidad de pesos llega a una olla argentina repleta de billetes de moneda local, y como consecuencia directa, el dólar pegó un salto y los precios de casi todo volvieron a dispararse.

Estimaciones de inflación

Ayer, una de las consultoras más respetadas del mercado, EcoGo, dirigida por la economista Marina Dal Poggetto, lanzó su estimación. Después del IPC del 7,3% que anotó el centro de estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires, EcoGo calcula la inflación de julio en 7,1%, pero ya ubica a la de agosto en 8,5%, con suba en alimentos orillando el 9%. Todo este plan platita en marcha llega con promesa de bicicletas para todos y otros regalos en intendencias del gran Buenos Aires y el resultado fue cantado: la corrida cambiaria tuvo ayer otra rueda vibrante, con una intervención gigantesca, sin precedentes, de parte del Gobierno, todo para que el dólar libre no pase de $ 600, cuando quedan tres ruedas de negocios o cinco días para las PASO.

Ayer, de movida, los dólares fuga pegaron un salto mayúsculo rozando los $610 en la apertura, pero el Gobierno protagonizó la intervención con bonos más grande de toda la historia, con un volumen operado gigantesco, y sobre el 100% de los negocios con bonos, el 45% fue con el bono AL30 y el 17% con el GD30, es decir con los dos títulos que determinan los valores de los dólares financieros. Así, después de quemar tantos bonos, y de entregar las pocas reservas que le quedan (si es que le queda algo propio), todo quedó algo debajo de los $ 600, pero con el dólar blue alcanzando un nuevo récord nominal histórico. Algo gravísimo no tanto por el valor del blue, sino porque la entrega de bonos AL30 significa entregar un papel que tiene una tasa a vencimiento del 39,5% anual. Esa es la deuda que está dejando Massa para el futuro de los argentinos, todo para completar su "plan llegar a ser Presidente", quemar todas las naves, pero llegar como sea.

Ruidos externos

giorgia-meloni-conferencia_96
 

Con esta realidad cambiaria local al rojo vivo, con jóvenes repitiendo en las redes que no hay discursos de campaña en los que ningún candidato diga lo que todos esperan ("que baje el empleo público, que se achique el gasto del Estado y que bajen los impuestos"), el complicado mercado argentino se encontró con que ayer, de movida, hubo tres malas noticias a nivel internacional. Por un lado, la excitante Georgia Meloni sacudió a Italia anunciando que aprueba en Italia un impuesto extraordinario del 40% a los bancos para 2023.

Inmediatamente después de eso, tras la baja de nota que la agencia Fitch le dio a los bonos largos de EE.UU., la calificadora Moody's le bajó el pulgar ayer a las notas de 10 bancos pequeños y medianos de EE.UU., y puso a 6 bancos grandes en mirada especial, con próxima posible modificación de nota. Pero probablemente lo más grave de todo llegó bien en el amanecer, desde China, donde se confirmó que las exportaciones de ese país tienen una caída anual del 14,5% y que las importaciones acusan un descenso del 12,4%. Esto confirma que el gigante asiático, el mayor comprador mundial de materias primas, está en desaceleración, y que todo el planeta tiene que poner las barbas a remojar.

Suba del petróleo

La producción de petróleo de 2021 fue 7,3% menor a la de 2011 y está en el mismo nivel que en 1991
 

Con el correr del día, sin embargo, las malas noticias provocaron en las materias primas menores daños a los esperados. Es más hubo una suba del 0,9% para el petróleo, los metales preciosos estuvieron otra vez en descenso, los metales básicos sí bajaron en bloque, los granos mostraron cotizaciones mixtas (con buen día para el maíz y rueda en baja para el resto) y las ganadoras del día fueron las criptomonedas, ya que hubo un repunte del 2,9% para el Bitcoin con subas similares en el resto de los valores del panel.

Frente a los problemas en los que se está metiendo Europa, el freno de la economía china y la gran probabilidad de que el colapso bancario norteamericano pueda llegar a tener más capítulos por delante, el presidente de la Reserva Federal de Filadelfia, Patrick Harker, salió a decir -quizás para aquietar las aguas- que la Fed considera mantener las tasas sin cambios en septiembre. Es posible un escalón alcista de 25 puntos básicos hacia diciembre, pero no por ahora, aunque hay que ver qué datos muestran este jueves los precios minoristas y el viernes los mayoristas. Por lo pronto, ayer hubo una leve baja para las tasas largas de EE.UU.: se pagó 5,3% anual a 1 año, 4,1% a 5 años, 4% a 10 años y 4,2% a 30 años. Y con eso en el exterior los inversores siguieron volando hacia la calidad y el dólar global subió contra todo: ganó 0,7% en Japón, 0,4% contra el euro y en Chile, 0,3% contra la libra, en China y en México y solo bajó 0,1% en Brasil.

Devaluación acelerada 

Elecciones 2023 dolar
 

A nivel local, de alguna manera anticipando lo que todo el mercado espera para el lunes 14, sea cual fuere el resultado de las PASO, el BCRA siguió acelerando ayer la micro devaluación o crawling peg: venía subiendo los dólares oficiales a un ritmo mensual del 7% y ahora lo hace al 12%, por lo que lentamente buscarán que la brecha no se dispare, elevando el piso. Sin embargo, el dólar blue subió ayer otros $2 hasta $598 (récord nominal absoluto), mientras que el dólar Qatar subió $2,54 hasta $593,04, el Senebi subió $4,88 hasta $599,71, el MEP saltó $5,32 hasta $522,02 y el contado con liquidación cedió 26 centavos hasta $597,37. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue fue del 102% y la del CCL y el mayorista fue del 110%. Y ayer hubo muchos especuladores de la city que se llenaron los bolsillos haciendo rulos entre el MEP y el blue, que en este momento tienen una diferencia de nada menos que $76 por dólar, porque el Gobierno regala bonos para que el MEP actúe como ancla, hasta ¿las PASO?

Bonos sin cambios

Mientras tanto, ayer, con tanto movimiento, el precio de los bonos se mantuvo ayer casi sin cambios y el riesgo país bajó apenas, cedió 7 unidades hasta 2.013 puntos básicos, pero insistimos, con el 62% del volumen transado en los papeles vinculados a los dólares financieros, por lo que se trata realmente de una operación puramente cambiaria, y no una apuesta real a que los papeles estatales puedan sostenerse en el tiempo.

A nivel papeles privados, las noticias de Italia y de China, mas las malas notas de Moody's no cayeron bien en Wall Street, por lo que hubo otro resbalón en la bolsa de Nueva York: el S&P bajó 0,4%, el Dow perdió 0,5% y el Nasdaq cedió 0,8%. Mientras que la Bolsa de San Pablo bajó 0,2% y la de México cedió 0,7%.

A nivel local, sin embargo, ocurrió todo lo contrario: hubo un buen día para los papeles argentinos. "¿Es porque hay confianza en el resultado que puede tener la PASO?", preguntó un cliente a su operador. Y la respuesta fue contundente: "No, los encepados en pesos no encuentran otra salida, solo les queda comprar acciones". Por eso ayer, con $8.896 millones operados en acciones y $12.853 millones en Cedears, hubo un fuerte salto del 4,3% en la Bolsa de Buenos Aires. Al tiempo que los ADR argentinos en Nueva York mostraron subas del 1% al 6% para Central Puerto, Grupo Financiero Galicia, BBVA Banco Francés, Telecom, Grupo Supervielle, Banco Macro, IRSA, YPF, Loma Negra, Cresud, Transportadora Gas del Sur y Pampa E; con bajas del 1% al 2,3% para Mercado Libre y Despegar.

Los datos que vienen

Muchos de los analistas más serios del mercado se preguntaban por qué razón hay tantas malas noticias juntas. ¿Se intentará pinchar un poco a Wall Street que se fue demasiado a las nubes? Nadie puede entregar una respuesta certera a esa pregunta. Solo se sabe que ahora se vienen tres datos que pueden ser disruptivos. El jueves se conoce el IPC minorista de EE.UU. y el viernes el índice de precios mayoristas de ese país. Aquí en Argentina, Massa se ocupó de que el REM del BCRA y la Encuesta de Hogares del Indec no se difundieran antes de que la gente vote (para que tenga los ojos bien cerrados), pero este jueves hay una nueva licitación de bonos en pesos, y ese será un buen termómetro para medir la fiebre. Quizás anticipe algo de lo que pueda pasar el domingo con las PASO. Y, con eso, saber si el lunes puede ser solo vibrante o un día en el que muchos dirán "agárrese quien pueda".

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés