El Economista - 70 años
Versión digital

vie 24 May

BUE 11°C
Finanzas

La tasa de interés no sirve y los inversores compran lo que sea

Como ocurre en Argentina, EE.UU. también dio una inflación a la baja y sus tasas retroceden. Las colocaciones a interés no seducen y los inversores se lanzan a comprar lo que sea.

A nivel local muchos volvieron al dólar, con el blue en el mayor precio en 90 días. Pero también subieron los bonos y las acciones.
A nivel local muchos volvieron al dólar, con el blue en el mayor precio en 90 días. Pero también subieron los bonos y las acciones. e
Luis Varela 15 mayo de 2024

Con tortícolis, mareados de tanto mirar para adelante y para atrás, los datos de inflación siguen complicándoles la vida a los inversores. El martes el Indec dijo que en Argentina la inflación de abril fue del 8,8%, pero ya hay consultoras privadas famosas por ser muy precisas, que anticipan que mayo puede llegar a tener un IPC del 5%. En línea con esa expectativa, el BCRA desconcertó con una nueva baja en la tasa de interés, la segunda en muy poco tiempo, y los pesos se mueven de un lado para el otro.

Según la información oficial que ofrece el Banco Central, el stock de los depósitos tanto en pesos como en dólares que hay en los bancos se han estacionado, lo cual refleja que hay quietud en valores nominales y caída en términos nominales. Con plazos fijos que ahora pagan 2,3% mensual (y fondos money market que pagan 2%), muchos ahorristas e inversores sacan sus pesos de los bancos y buscan opciones donde pueden.

Un poco con menos intensidad, algo parecido se vio también en EE.UU. A contramano de lo que se esperaba, este miércoles se conoció que el IPC norteamericano de abril fue del 0,3% (3,4% interanual), tras anotar avances del 0,4% mensuales tanto en enero como en febrero. Por eso los inversores buscan opciones, las que sean, en muchos casos sin pensar qué precios actuales tienen lo que compran, refugiándose en posiciones que alteran todos los parámetros.

En el mercado financiero argentino, por ejemplo, se anotó una fuerte suba para los dólares libres, especialmente para el dólar blue, que volvió a valores de febrero, con una brecha cambiaria otra vez más amplia. Pero también hubo inversores que decidieron comprar acciones (con gran desempeño para los ADR argentinos en un Wall Street que también estuvo encendido) y con los bonos argentinos elevándose al valor más alto en casi cinco años, con riesgo país nuevamente en baja.

El dato de menor inflación en EE.UU. plantea que probablemente quede eliminada la chance de que la Fed vuelva a subir su tasa base. Es más, sondeos entre inversores plantean que ahora hay una expectativa de que Jerome Powell realice una baja de un cuarto de punto en setiembre, de 5,5 a 5,25% anual. Así, en línea con esa idea, hubo una fuerte caída en las tasas largas de EE.UU.: se pagó 5,1% anual a 1 año de plazo, 4,3% anual a 5 años, 4,3% anual a 10 años y 4,5% anual a 30 años. Y con eso el súper dólar quedó herido en todas partes menos en Brasil: en el exterior el dólar subió 0,2% en Brasil, pero bajó 0,6% contra el euro, 0,7% contra la libra, 0,9% en México, 1% en Japón, 1,4% en Chile y cayó 2% en China.

En el mercado cambiario local hubo un dato que preocupó. Con una cosecha gruesa que se va liquidando en cámara lenta, y con un dólar exportador que subió a $ 960,15, y el BCRA compró US$ 105 millones en el mercado, pero al final del día la autoridad monetaria perdió reservas por US$ 102 millones. Esto impactó en los precios de los dólares libres. El blue saltó $30 hasta $1.100  (su mayor precio de los últimos 90 días), el Senebi subió $10,49 hasta $1.095,84, el MEP subió $7,99 hasta $1.051,04 y el contado con liquidación subió $9,54 hasta $1.095,89. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue saltó hasta el 19% y la del CCL con el mayorista fue del 24%

Con estos números, los analistas financieros advirtieron que con la apresurada baja en la tasa de interés, y con una ley Bases que sigue dando vueltas en el Senado tenemos otra vez brecha cambiaria al alza. Y, lo que es peor, despertaron al dólar: en la mitad de mayo el dólar blue sube el doble de lo que paga la tasa de un plazo fijo en todo el mes.

Mientras los pesos se van de los bancos, la Secretaría de Finanzas anuncia que inicia un programa de licitaciones de letras a tasa fija con frecuencia quincenal para asegurar la liquidez del mercado. Por eso llama para este jueves a una licitación para ofrecerles a los inversores mareados cuatro letras y cuatro bonos, algunos ajustables por inflación.

En detalle, desde hoy a las 10, y hasta las 15, se podrán comprar las siguientes alternativas

  • Una letra del Tesoro nacional capitalizable en pesos con vencimiento 14 de junio de 2024 (s14j4 - nueva).
  • Una letra del Tesoro nacional capitalizable en pesos con vencimiento 1 de julio de 2024 (s01l4 - nueva).
  • Una letra del Tesoro nacional capitalizable en pesos con vencimiento 26 de julio de 2024 (s26l4 - nueva).
  • Una letra del Tesoro nacional capitalizable en pesos con vencimiento 30 de agosto de 2024 (s30g4 - nueva).
  • Un bono del Tesoro nacional en pesos cero cupón con ajuste por CER vencimiento 31 de marzo de 2025 (tzxm5 - nuevo). 
  • Un bono del Tesoro nacional vinculado al dólar estadounidense cero cupón con vencimiento 30 de junio de 2025 (tzv25 - reapertura).
  • Un bono del Tesoro nacional en pesos cero cupón con ajuste por CER vencimiento 31 de marzo de 2026 (tzxm6 -reapertura).
  • Un bono del Tesoro nacional en pesos cero cupón con ajuste por CER vencimiento 31 de marzo de 2027 (tzxm7 - nuevo).

Frente a todos estos movimientos, de pesos que salen de los bancos y buscan alguna salida, no todos fueron al dólar o a comprar lo que fuere para aprovechar el hot sale. Con buen volumen de negocios, los bonos argentinos subieron 0,7%, llegaron a su mejor valor desde mediados de 2019, por lo que el riesgo país bajó 9 unidades hasta 1.235 puntos básicos.

Y, como siempre pasa, cada vez que sale un indicador inflacionario a la baja, con chance de que Powell pueda bajar la tasa de la Fed, los toros de Wall Street salieron nuevamente a embestir a cualquier torero. Así, hubo una nueva suba en la Bolsa de Nueva York: el Dow mejoró 0,9%, el S&P avanzó 1,2% y el Nasdaq trepó 1,4%. En tanto que la Bolsa de San Pablo bajó 0,4% y la de México subió 0,4%.

Pero lo mejor de todo estuvo esta vez a nivel local. Con un volumen que se achicó levemente ($32.066 millones operados en acciones y $26.913 millones en Cedears), la Bolsa de Buenos Aires subió 4,8%. Y probablemente lo mejor estuvo en los ADR argentinos que cotizan en Nueva York, plegándose a las sonrisas de Wall Street: hubo suba en bloque del 1% al 8% para Central Puerto, Macro, Loma Negra, IRSA, Cresud, Supervielle, TGS, Galicia, YPF, Francés, Pampa E, Edenor, Mercado Libre, Despegar y Telecom, con caída del 4% para Bioceres, por un balance decepcionante.

Frente a todos estos movimientos, las commodities vibraron con mayor intensidad. Hubo una suba del 1% para el petróleo. Los metales preciosos estuvieron para arriba, con un salto del 3,8% para la onza de plata que quiebra su récord corto de 2020 y según algunos analistas puede llegar a ir por el récor mucho más alto de 2011. Con la tensión bélica (balearon al primer ministro de Eslovaquia (un político pro ruso), por lo que los metales básicos también estuvieron con precios calientes. 

En granos, Chicago mostró cotizaciones a la baja, pero Rosario sigue entregando buenos valores, especialmente para el girasol y la soja. 

Y uno de los focos del día estuvo en el anuncio de BlackRock, que confirma que será la dueña del fondo cripto más grande del mundo (una mega ballena), por lo que hubo un brinco del 7,1% para el Bitcoin con subas incluso mayores para otras criptomonedas.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés