Pocas expectativas por parte de los inversores

El mercado ve que el Gobierno no reacciona y la salida sigue

En los mercados se piensa que Alberto Fernández seguirá queriendo torcerle la muñeca al FMI y son escépticos

Bolsa de Buenos Aires.
Luis Varela Luis Varela 17-11-2021
Compartir

Refregándose los ojos, después de ver de qué modo el presidente Alberto Fernández festejaba como un triunfo la remontada de votos en unos pocos municipios del Gran Buenos Aires, sin decir ni una palabra sobre la gran derrota nacional, los inversores tuvieron ayer novedades sobre la intención del Gobierno de persistir plantearle un plan sin ajuste al FMI, y luego de la apática rueda del lunes, los mercados le bajaron nuevamente el pulgar a Argentina. 

La salida de los inversores, abandonando posiciones en pesos y buscando refugios en dólares a través de cualquier vía, el BCRA comprendió que ya no tiene fuerzas como para enfrentar la movida de miles de inversores, se corrió de la puja que existe en los dólares financieros libres, y sus cotizaciones pegaron un salto histórico de hasta $15, e incluso hubo una suba menor en el dólar blue, a pesar de ya estar a mitad de mes con los ahorristas muy necesitados de pesos para pagar el alto costo de la subsistencia diaria. 

Caída de los bonos 

Y la alergia a posiciones argentinas también se vio en los bonos, que volvieron a perder precio, por lo que el riesgo país volvió a subir en 22 unidades, hasta 1.705 puntos básicos. Pero la peor de todas las señales se vio en la Bolsa de Buenos Aires y en los ADR argentinos que cotizan en Nueva York. Mientras Wall Street tuvo otro día con subas, la Bolsa porteña tuvo un notable derrumbe en los volúmenes operados y las cotizaciones cayeron 3,6% en pesos en Buenos Aires, pero se hundieron en bloque hasta 8,6% en Manhattan. 

Esta reacción mostró un movimiento parecido a lo que se vio en las PASO. El 13 de septiembre, un día después de las primarias, el mercado local había mejorado muchísimo, para luego caer por el violento giro en "U" que le ordenó Cristina al Gobierno, diciéndole a Martín Guzmán que empiece a repartir fondos por todas partes para dar vuelta los votos.  

Y en este momento, el 15 de noviembre fue un día de tensa calma, pero ayer, con la sensación de que el presidente Alberto Fernández no asume el resultado, la corriente de salida de los que se mueven en las finanzas mostró un pulso todavía más acelerado. 

Operadores de distintas corrientes hicieron un análisis bien a fondo sobre lo que está ocurriendo en este difícil momento argentino. Al respecto hicieron detalladas declaraciones voces de la talla de Alberto Bernal (XP Investment), Nicolás Chiesa (Portfolio Personal), Federico Furiase (Di Tella) y Javier Timerman (AdCap), y de sus dichos se concluye en la siguiente lectura. 

  1. La elección salió como esperaba casi todo el mundo y no hubo sorpresa en el mercado por esa razón.
  2. Argentina tendrá este año, gracias a la súper soja, un superávit comercial de US$ 18.000 millones (sólo superado en 2011) y pese a ese récord el BCRA casi no logró juntar reservas, porque el país sufre un problema de credibilidad violento.
  3. Tal como están las proyecciones, la cosecha de 2022 puede ser buena (a pesar de haber seca por La Niña), pero las cotizaciones de los granos no apuntan a ser tan buenas (de hecho ayer bajaron) por lo que la provisión de reservas por esa vía no existirá.
  4. Hasta que el Gobierno no gane credibilidad, el mercado no tiene mucho más que hacer con Argentina, se baja, no opera, la deja standalone.
  5. Con el presente resultado electoral, los inversores extranjeros dicen "situaciones como estas ya las vimos,  Argentina vuelve a prometer, quiere hacer una postergación con el FMI, no logrará hacerla, y seguirá con la misma tendencia".
  6. El programa que Alberto piensa plantearle al FMI es algo que el organismo ya le dijo cien veces que no acepta. Y si no hay acuerdo, Argentina no tiene forma de pagar su deuda.
  7. El gasto sobre empleo público de todas las categorías (nacional, provincial y municipal) en Argentina es del 13% del PIB, incluso mayor al 12% de Brasil, y casi el doble del 7% de Chile: insostenible.
  8. Si no se hace un ajuste y no se arregla con el FMI, Argentina entrará en depresión económica nuevamente; tiene que acordar un plan con desregulaciones en el terreno cambiario y laboral.
  9. Argentina cree tener la capacidad para lograr que se cambien las reglas financieras internacionales, y eso no va a pasar.
  10. Si Argentina se planta, acordando con sindicatos, oposición, empresas y lo que sea, y cuando lleguen los pagos grandes con el Fondo no paga, el Fondo no responderá, entrará en default, y con eso habrá más desconfianza y más gente buscando refugio.
  11. Después de ese nuevo desbarajuste, a la larga, Argentina se verá obligada otra vez a volver al FMI, pero esa vez arrodillada, debiendo cumplir indefectiblemente con el programa que vota el directorio mundial del organismo.
  12. Si el kirchnerismo no arregla con el FMI, llegará a 2023 aún más golpeado, y esta elección que se vio este domingo, se verá peor, ya que el plan platita encontrará un cuadro con altísima inflación.
  13. Si Argentina estuviera dispuesta a hacer las cosas en línea con lo que realizan los países de todas partes, los próximos diez años deberían ser espectaculares para el país.
  14. Ingresos habrá, tendrá entradas por la minería, por petróleo y gas, y tiene precios internos muy bajos y muchos turistas la visitarán.
  15. Se ve que hay un crecimiento más rápido que el que se medía hace unos meses, de 7% anual ahora se mide un 9%, pero en 2022 eso será muchísimo más apagado.
  16. Argentina tuvo vacunación vip o lo que se quiera, pero hubo alta vacunación, y eso es muy importante, a pesar de que el número de ayer de muertes y de contagios fue elevado, y hay que prestarle atención (44 fallecidos y 1.622 enfermos nuevos).
  17. El mercado poselectoral está a la espera de lo que se haga con el FMI, ya vimos promesas durante dos años, y hasta ahora no hubo nada concreto.
  18. La huida de fondos fue tan grandes que el Gobierno se quedó sin stock, no tiene caja, usó la pileta de financiamiento monetario y eso ya provocó brecha e inflación (ayer la carne subió 20% en Liniers).
  19. Las reservas netas que quedan en el BCRA se achican (ayer se fueron otros US$ 63 millones) y no alcanzan para pagar los vencimientos que hay con el FMI en los próximos cien días.
  20. El festejo del Gobierno tras la elección fue porque si no repuntaba en el Gran Buenos Aires tenía un serio riesgo de que el Frente de Todos se desintegrara, y que hubiera un caos de gobernabilidad.
  21. Alberto hizo bien en convocar a los gremios y demás para que lo apoyen, y en anunciar el acuerdo con el FMI. Pero la gente sabe perfectamente que menos de 1 de cada 3 argentinos lo votó y quiere ver que el acuerdo con el Fondo sea cierto, que haya novedades pronto.
  22. Se esperan resultados, no promesas, si no hay anuncios concretos prontos, la salida de capitales que vimos ayer se puede profundizar de manera peligrosa.
  23. El FMI parece querer entender, pero por estatuto necesita saber cuál es el proceso de acumulación de reservas, y la brecha a estos niveles no permite sumar reservas, por lo que hacer un ajuste cambiario es indispensable.

Con semejante diagnóstico, en EE.UU. la cada vez más criticada Fed empezó el tapering y eso fortaleció al dólar en el mundo contra casi todas las monedas: ayer el billete verde subió 2% en Chile, 0,8% en Brasil, 0,6% contra el yen y el mexicano, 0,4% contra el euro y bajó 0,1% contra la libra. 

Los dólares para arriba 

Pero a nivel local, todos los números cambiarios mostraron alta temperatura. El dólar turista subió 2 centavos hasta $100,29, el oficial subió 4 centavos hasta $105,92, el blue subió $1 hasta $200,50 y el mayorista subió 2 centavos hasta $100,29.  

El Banco Central perdió otros US$ 63 millones de las reservas, y crece la preocupación. El dólar Senebi no cambió y siguió a $108, el MEP saltó $11,52 hasta $200,30 y el contado con liquidación saltó $15,88 hasta $204,92. Y la brecha entre el dólar oficial y el blue subió al 89,3% y la del CCL  y el mayorista fue de  104,3%. Y, medidos en pesos, la libra subió 11 centavos hasta $134,67, el euro bajó 13 centavos hasta $113,50 y la libra bajó 14 centavos hasta $18,23. 

Otra colocación 

Mientras los bonos siguieron débiles, el ministro Guzmán anunció que este jueves realizará una nueva colocación de deuda, que llega después de que ayer el Banco Centra agigantó su endeudamiento, al tomar en Leliqs de los bancos nada menos que $431.481 millones en Leliq al 38% anual, con los bancos pagando 37% por los plazos fijos, a pesar del goteo de depósitos, que continúa. 

Este jueves el Gobierno sale a tomar más deuda en  Ledes, Lecer, Lelite, Bonte y Boncer. Colocarán entre los formadores de mercado una letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 31 de enero de 2022 (s31e2 - reapertura) y una letra del Tesoro nacional en pesos ajustado por CER a descuento con vencimiento 30 de junio de 2022 (x30j2 - reapertura). Y también, entre los inversores generales ofrecerán una letra de liquidez del Tesoro en pesos a descuento con vencimiento 15 de diciembre de 2021 (nueva) (solamente para fondos comunes de inversión); un bono del Tesoro nacional en pesos a tasa fija 22% vto. 21 de mayo de 2022 (ty22p - reapertura), y un bono del Tesoro nacional en pesos ajustado por CER 1,4% vencimiento 25 de marzo de 2023 (tx23 - reapertura), 

Todo esto llega con un día tranquilo en Wall Street, ya que sus índices principales mostraron una suba promedio del 0,4%, con el Nasdaq otra vez como el más favorecido. Al tiempo que hubo un mal día para las bolsas latinoamericanas, con un nuevo descenso del 1,8% en las de San Pablo y de Santiago de Chile, y del 0,2% en la de México. 

Pero la peor de todas fue otra vez la Bolsa de Buenos Aires: con gran caída de volumen, $1.974 millones en acciones y $2.460 millones en Cedears, el índice Merval se hundió 3,6%. Y entre los ADR tuvo un gran día para Bioceres que subió 6,9%, pero el resto de los papeles argentinos cayó en bloque, hasta 8,6%, con Central Puerto, Macro, Supervielle, Galicia, Francés, IRSA P, YPF y Mercado Libre como las más castigadas. 

Esta debilidad de las bolsas latinoamericanas obedece a que junto con el tapering, y los algunos malos datos de economías desarrolladas, se siguen viendo contagios de Covid en el hemisferio norte, y las commodities muestran debilidad. El petróleo cerró sin cambios, los metales preciosos estuvieron débiles, los metales básicos sufrieron una dura estocada, los granos también bajaron de manera consistente en Chicago y también en Rosario. Y lo que más sufrió fue el panel de criptomonedas: los Fiscos van cercando a los inversores en esos valores y con eso el bitcoin cayó ayer otro 7%, pero hubo un desplome de hasta el 12% en otras variantes de los criptoactivos. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés