El Economista - 73 años
Versión digital

jue 25 Jul

BUE 13°C
Inhibido

Independiente vuelve a estar ahogado económicamente: cuánto debe pagar para poder incorporar jugadores en junio

El club de Avellaneda se encuentra en una situación realmente complicada, pero así y todo esperan poder armar una ingeniería económica para levantar las deudas

Independiente sigue envuelto en un infierno de deudas
Independiente sigue envuelto en un infierno de deudas
Julián Castro 06 mayo de 2024

Hace un año, de la mano del influencer Santiago Maratea, Independiente apelaba al aporte de sus hinchas para afrontar una situación económica muy complicada producto de la deuda de US$ 5,7 millones con el América de México por el pase del delantero paraguayo Cecilio Domínguez, contraída durante la gestión de Hugo Moyano.

En los seis meses que duró la colecta, el "Rojo" logró recaudar US$ 3.105.678. Con ese dinero, el club pudo pagar una parte importante de la deuda con el América, que permitió levantar la inhibición e incorporar nuevamente jugadores, y dos cuotas de US$ 52.839 a Boca por el pase del mediocampista Pablo Pérez.

Sin embargo, uno año más tarde, las viejas y abultadas deudas vuelven a asfixiar económicamente a Independiente: otra vez debe levantar inhibiciones por un total de más de US$ 6 millones.

Hay tres que ya rigen y otras dos que caerán en las próximas semanas porque tienen la sentencia en contra del "Rojo" del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). La de mayor valor es la que reclama el mediocampista ecuatoriano Fernando Gaibor. El "Rojo" lo había comprado en US$ 4.200.000 y ahora debe pagarle US$ 2.379.000 más un 5% de intereses anuales por falta de pago.

Fernando Gaibor
Gaibor se declaró libre y le reclama a Independiente más de US$ 2 millones. En el "Rojo" disputó apenas 49 partidos y marcó cinco goles.

Las otras inhibiciones efectivas son la del Xolos de Tijuana por el pase del delantero Facundo Ferreyra, de un valor de US$ 460.000, y una muy pequeña de US$ 1.800 por una deuda del defensor uruguayo Edgar Elizalde, actual jugador del club, que tiene que ver con los derechos de formación con Montevideo Wanderers. Por el "Chucky", que apenas jugó 11 partidos en Independiente, se había acordado un plan de dos pagos pero finalmente no se concretó.

Con Elizalde, en tanto, existe otra deuda vigente de aproximadamente US$ 450.000 por el pago de sus derechos de imagen. También se cayó un acuerdo por un plan de cuotas que ya no se cumplió este año. El uruguayo, que no es tenido en cuenta por el entrenador Carlos Tevez, analiza con su entorno cómo continuar con su reclamo en el TAS.

Pero estos no serán los únicos inconvenientes para Independiente. En los próximos días llegarán más sanciones: US$ 2.276.000 por el defensor uruguayo Gastón Silva (también se cayó el plan de cuotas) y US$ 95.000 más al Mazatlán de México por el arquero charrúa Sebastián Sosa. A su vez, está obligado a pagar a mitad de año la segunda cuota de US$ 766.000 con el América por Domínguez.

Pasando en limpio, Independiente tendrá que desembolsar aproximadamente un total de US$ 6.145.765 (más los intereses que corren mes a mes) si quiere estar liberado para incorporar jugadores en el próximo mercado de pases, que abre el 1° de junio y cierra el 30 de agosto.

"Las inhibiciones grandes que nos cayeron la verdad es que son muy complejas. Es una cantidad de dinero que hoy Independiente no tiene. Vamos a intentar resolverlo y llegar a algún acuerdo. Hay que decir las cosas como son y estas deudas tienen una complejidad muy importante para poder solventarlas con el giro habitual del club", dijo el presidente de Independiente, Néstor Grindetti, en diálogo con Radio La Red.

Y agregó: "El club está equilibrado, y cuando digo equilibrado, lo digo aún cancelando la deuda con los mexicanos, que la vamos a cancelar. Hemos levantado una cantidad importante de inhibiciones, y venimos haciendo un esfuerzo enorme".

Néstor Grindetti y Carlos Tevez
Grindetti quiere darle continuidad al proyecto de Tevez en Independiente

La situación es realmente complicada, pero así y todo la Comisión Directiva espera poder armar una ingeniería económica para levantar estas deudas. ¿Cómo? El objetivo es juntar un poco más del 50% del dinero adeudado e intentar renegociar con los acreedores el pago de la otra mitad, tal como se hizo el año pasado con el América. Esto dependerá del diálogo y de la buena predisposición de las otras partes.

Para recaudar ese dinero, la idea que baraja la directiva del club de Avellaneda es la de vender jugadores del actual plantel y los principales candidatos, tanto por edad como por nivel actual, son el defensor Ayrton Costa y el mediocampista Lucas "Saltita" González, surgidos de la cantera. Ambos recibieron sondeos, pero no ofertas formales por ahora.

A su vez, el "Rojo" podría aprovechar la buena relación con Grupo Pachuca para que haga uso de la opción de compra que tiene por el 30% de la ficha -tasada en US$ 500.000- del defensor Sergio Barreto o que el Everton, equipo que también pertenece al mismo grupo, eleve una oferta de compra por el delantero Braian "Chacho" Martínez, que está a préstamo en el equipo chileno y atraviesa en un muy buen nivel. Si logran concretar esas ventas tendrán casi la mitad del dinero de las inhibiciones. 

Esta vez no hay Maratea. Ya no se puede apelar al bolsillo de los hinchas, que de por sí ponen su parte con la cuota social y los abonos para asistir a la cancha en un contexto económico delicado. En Avellaneda los números están en rojo y la Comisión Directiva está jugando su propio partido y tiene que dar vuelta una goleada.

hay-una-amplia-brecha-entre-barreto-e-independiente-para-renovar.
Barreto fue vendido al Pachuca a cambio de US$ 2,2 millones por el 70% del pase. El "Rojo" buscará que compren el 30% restante.

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés