El Economista - 70 años
Versión digital

mar 05 Jul

BUE 10°C
Versión digital

mar 05 Jul

BUE 10°C

Carugati: “Macri puede seguir subiendo en las encuestas”

Compartir

Entrevista a Matías Carugati Economista Jefe de Management & Fit   Por Alejandro Radonjic

En diálogo con El Economista, Matías Carugati habla sobre las encuestas, el impacto de las PASO y la influencia de las terceras fuerzas.

Su última encuesta nacional muestra una muy ligera ventaja de Alberto Fernández sobre Mauricio Mauricio pero lo más interesante es el crecimiento del Presidente. ¿A qué cree que se debe esa recuperación discreta y, sobre todo, puede seguir la tendencia?

La recuperación se debe a varias cuestiones. Por el lado de la política, a una polarización más notoria. Definidas las candidaturas, el votante va entrando en “modo electoral” y deja de lado las dudas o las preferencias por fuerzas menores. El votante kirchnerista siempre estuvo más definido, pero no así el de Cambiemos, que “usaba” las encuestas para externalizar su descontento por una gestión pobre en lo económico. Precisamente, del lado de la economía, la estabilización financiera y una tenue, por ahora, desaceleración de la inflación redujeron, en el margen, la preocupación y la incertidumbre. No es casualidad que la mejora en intención de voto hacia Macri coincida con una mejor valoración de la gestión y una recuperación de las expectativas a futuro. ¿Puede seguir mejorando? Puede, pero dependerá de que el círculo entre política, sistema financiero y economía real gire en “modo virtuoso”, como en el último mes y medio, y no en “modo vicioso”, como en marzo. El inicio de la campaña electoral también tendrá incidencia, lógicamente. Falta mucho y pueden pasar muchas cosas. Incluso algunas que, de tan focalizados que estamos en lo interno, están fuera del radar, como las tensiones geopolíticas en Medio Oriente y/o entre EE.UU.-China, el Brexit, eventuales problemas en Europa o incluso Brasil.

Hay 11 semanas entre las Paso y la primera vuelta: más de 50 ruedas cambiarias. ¿Qué puede pasar con la economía si el resultado “cae mal” en el mercado? Digamos, Alberto saca más distancia de la pensada contra Macri.

Si el resultado es leído como adverso para el Gobierno, ese círculo que comentaba va a girar en “modo vicioso”. Reaparecerán las tensiones financieras. Volatilidad cambiaria, suba del riesgo país y las tasas de interés, complicaciones para renovar Letes, lo que puede permear sobre la economía real, demorando o descarrillando la reactivación y acelerando la inflación, y luego retroalimentar la situación política vía encuestas. Si la diferencia es relativamente menor, las tensiones podrían llegar a contenerse, ya que el BCRA tiene poder de fuego para enfrentar turbulencias moderadas. No sería ilógico pensar en un tipo de cambio que se vaya acercando al techo de la zona de referencia, pero de forma más o menos controlada. Ahora bien, si la distancia luce irremontable, entonces entramos en otro escenario completamente distinto, con todos los agentes tomando conductas defensivas y el BCRA haciendo lo que pueda. La dolarización sería muy superior a lo registrado en otros años electorales o lo que podría esperarse bajo otro contexto. En este escenario, podrían hacer falta cambios mayores en la gestión económica para evitar que la economía desbarranque.

En una elección muy reñida, las fuerzas menores pueden influir en el resultado final y por eso hay negociaciones para que se bajen. Por ejemplo, los frentes Nos (Gómez Centurión) y Despertar (José L. Espert). ¿Cuánto mide cada uno y cuándo pueden morder en el oficialismo?

Como menciona, se trata de fuerzas menores. Aunque cabe separar al Frente Despertar porque, dentro de los que no miden demasiado, es el mejor posicionado en las encuestas. Más allá de si los sondeos están midiendo correctamente la intención de voto de estos frentes, la incidencia que tengan sobre el resultado electoral dependerá de lo reñido de la contienda. En una segunda vuelta, lo más lógico es suponer que van a volcarse, en su mayoría, hacia Macri. Pero antes vienen las PASO y la primera vuelta, donde esos votos pueden marcar la diferencia entre una lectura de los resultados positiva de una negativa, con las consecuencias que comentábamos previamente.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés