El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 May

BUE 16°C
Tras cuatro meses sin actividad

Subsidiaria de Toyota vuelve a fabricar luego de "truchar" pruebas de seguridad

Se trata de las fábricas en las que se producen los modelos de Daihatsu en Japón. "Nos esforzaremos para producir automóviles con más cuidado que antes", dijo la firma. El nuevo Presidente, que buscará encauzar a la marca, estuvo hace apenas un mes y medio en Argentina y compartió un mate con Axel Kicillof.

Las plantas de Daihatsu vuelven a operar después de cuatro meses.
Las plantas de Daihatsu vuelven a operar después de cuatro meses.
08 mayo de 2024

Fue todo un escándalo, sacudió a Japón y sus efectos aún no fueron dimensionados. En diciembre pasado, Daihatsu detuvo las operaciones (producción, comercialización y exportación) de unidades luego de que reconociera que había falsificado el resultado de algunas pruebas de seguridad de los modelos que fabrica en ese país y vende también en Tailandia y Malasia bajo la marca Perodua.

Este martes, luego de una minuciosa investigación y cambio de autoridades, la firma que es subsidiaria plena de Toyota, anunció que reanudará las operaciones en todas sus plantas de ensamblaje, después de suspenderlas hace más de cuatro meses  por estas irregularidades.

"Nos esforzaremos para producir automóviles con más cuidado que antes para poder garantizar una buena calidad del producto", dijo el fabricante en un comunicado.

¿Cómo fue el Daihatsugate?

El Daihatsugate estalló a fin de diciembre de 2023 luego de la compañía recibiera los resultados de una investigación externa que demostraban que se notificó información manipulada sobre 25 tipos de test a los que se sometieron sus vehículos.

Una investigación interna seguida de un registro del Gobierno nipón en la sede de Daihatsu llevó a la suspensión de la producción y a la revocación de la certificación de varios modelos. Las irregularidades afectan a 64 modelos de Daihatsu y tres motores para vehículos, entre ellos 22 modelos y un motor vendidos bajo la marca Toyota.

Los informes revelaron que es posible que, en caso de accidente, sea difícil o imposible abrir las puertas desde el exterior de algunos modelos. No obstante no se reportaron accidentes resultantes de las irregularidades en las pruebas de seguridad.

La marca, que es subsidiaria de Toyota, lidera el mercado de los "kei cars", los populares minivehículos japoneses.
La marca, que es subsidiaria de Toyota, lidera el mercado de los "kei cars", los populares minivehículos japoneses.

Oportunamente el presidente de Daihatsu, Soichiro Okudaira, se disculpó por el escándalo en una conferencia de prensa: "Hemos traicionado la confianza de nuestros clientes. Toda la culpa es de la dirección".

Ahora se sabe que Toyota tomará un rol activo en la supervisión de la certificación de modelos de su subsidiaria  a fin de recuperar la confianza entre concesionarios, clientes y trabajadores. "Toyota Motor Corp. tendrá un papel de liderazgo en varias áreas, incluido el desarrollo y la adquisición de productos", dijo Masahiro Inoue, quien asumió el mando de Daihatsu en marzo en reemplazo de Okudaira.

"He pasado todos los días prometiendo revivir a Daihatsu", señaló Inoue, quien es un viejo conocido de la Argentina ya que anteriormente se desempeñó como Presidente de Toyota en América Latina. Incluso estuvo hace apenas un mes y medio en un acto junto al presidente de la filial local, Gustavo Salinas y el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof.

Inoue también ofreció disculpas y le dijo a la prensa que visitó plantas, distribuidores y proveedores tratando de fomentar una mejor comunicación entre las filas. 

"Los distribuidores se han quejado de que los clientes están esperando, pero la seguridad es lo primero antes que ir tras una cuota de mercado", sostuvo y reconoció que tratar de entregar productos rápidamente para satisfacer la demanda fue una de las razones de la mala conducta.

En febrero pasado, Masahiro Inoue compartió un acto en Argentina y recibió un mate de manos del gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof.
En febrero, Masahiro Inoue estuvo en Argentina y el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof le convidó un mate.

Daihatsu, que es 100% propiedad de Toyota, es uno de los mayores fabricantes de los minivehículos conocidos como "kei cars", modelos ampliamente populares en Japón y en países del sudeste asiático, y como tal desempeña un papel fundamental en la estrategia de expansión de ventas de Toyota en el continente asiático.

Cuenta con una cuota de mercado de aproximadamente 30% para modelos de minivehículos, lo que la convierte en líder del sector junto a su competidora Suzuki.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés