El Economista - 73 años
Versión digital

vie 12 Jul

BUE 12°C
Panorama

Un nuevo parche sin plan para ganar tiempo y llegar

El triple empate de las PASO, con Milei con alguna ventaja, no aclaró nada el horizonte. La incertidumbre manda. El Gobierno, tal como estaba acordado con el FMI, devaluó y subió las tasas. Los dólares libres saltaron más.

Los bonos bajaron 6% y la Bolsa se hundió 8% en dólares.
Los bonos bajaron 6% y la Bolsa se hundió 8% en dólares.
15 agosto de 2023

Luego de la mala administración de cuatro años que lleva este Gobierno, más las soluciones también malas de los Gobiernos anteriores, las PASO mostraron este domingo que la población está harta de las coaliciones que vinieron mandando en los últimos años. Apareció una sorpresiva victoria del libertario Javier Milei, pero sin una diferencia lo suficientemente contundente como para definir nada, por lo que el país va ahora a dos meses de gran incertidumbre, hasta la elección presidencial del 22 de octubre y después probablemente a otro mes de perplejidad hasta llegar a un probable balotaje.

Cambio de situación

milei
 

Hasta hace seis meses se veía venir una clara e histórica derrota para el oficialismo, pero la drástica pelea interna de JxC les hizo perder miles de adeptos cada día y finalmente surgió Milei, ante el derrumbe de las estructuras políticas tradicionales. Y el resultado final de las PASO lo puso en la cabeza a Milei, pero con muy poca ventaja sobre las otras dos fuerzas: Milei sacó 30% de los votos, JxC 28,3%, UxP 27,3%, pero con muchísimo voto en blanco y casi 13 millones de argentinos habilitados que no fueron a votar, por lo que la votación no esclareció nada, sino que hundió a la población en una perplejidad todavía más profunda.

Y el mercado, como reacción inicial, casi emocional, mostró el resultado de lo que algunos consideran como un "cisne negro", pero lo que en realidad es que este práctico triple empate dejó a todos los órganos de poder asustados, y eso derivó en un cimbronazo en los precios. La solución inmediata que tomó el Gobierno fue lo que se anticipó en los últimos días según se señalaba en los acuerdos para que el FMI libere los US$ 7.500 millones en DEG antes de este fin de semana. Provocó una devaluación del 22% en el tipo de cambio oficial y un salto del 97% al 118% anual en las tasas de interés. Lo cual provocó un salto aún más grande en los dólares libres, una caída en el valor de los bonos y un desbarranque todavía más marcado en las acciones.

La aparición de Milei como outsider de todos los poderes de la política provocó susto en el FMI, en EE.UU., en empresarios que viven del Estado a nivel local, y ni hablar en todos los políticos que viven de la teta estatal, que no solo están en UxP sino también en JxC. Y la solución tomada ayer por Massa y por el BCRA fue devaluar y subir la tasa de interés sin un plan económico detrás que anuncie con precisión cuál es el programa de Gobierno que se seguirá, por lo que la población ve venir más ajuste, y más dolor, sin que nada cambie. Ahora, con un BCRA que está fundido, que debe $16 billones en Leliq que ahora pagarán intereses con tasas del 118% anual, la sociedad se dio un baño de realidad.

Y lo más inquietante de toda esta crisis es que buena parte de los comercios decidieron suspender operaciones, ya que no conocen que pasará con los precios de reposición. El Banco Central dice que subió el tipo de cambio oficial de 300 a 366,18 pesos y que lo dejará sin cambios durante los dos meses. Frente a esto, los analistas advierten que ahora hay grandes chances de que todo este esquema, sin plan, acelere la inflación, y que puede llegar a haber un IPC de dos dígitos en setiembre o en pleno octubre, cuando se vote, por lo que este Gobierno sin plan está llevando al país a una mayor inflación. 

Este surgimiento de Milei no pasó inadvertido en ninguna parte. Los titulares de diarios internacionales destacaron la novedad de manera importante. El diario El País de España tituló "Ultra, libertario y anarco-capitalista, así es Milei, el grito de la Argentina más enfadada". Reuters definió: "victoria shockeante de un extremo derecha en Argentina". La cadena Aljazeera dijo: "Un extremo de derecha se lleva la mayoría de los votos en Argentina". Y la agencia Bloomberg sentenció: "Un acólito de Trump sacude la política argentina".

Cambios globales

Mientras esta indefinición política transcurre en el país, el mundo también enfrenta cambios. Ayer hubo una nueva suba en las tasas largas de EE.UU.: se pagó 5,4% anual a 1 año de plazo, 4,4% a 5 años, 4,2% a 10 años y 4,3% a 30 años. Y en consecuencia en el exterior el dólar global subió 1,1% en Brasil, 0,7% en Japón, 0,4% contra el euro, 0,3$ en México y China y 0,1% contra la libra, con baja del 0,2% en Chile.

Y con un dólar global más firme, las commodities actuaron en consecuencia. Hubo una baja del 0,7% para el petróleo. Los metales preciosos estuvieron en descenso. Los metales básicos actuaron débiles. En Chicago hubo precios en alza para la soja y el maíz y en baja para el trigo. En Rosario se vivió un calco de la parálisis nacional: el mercado granario estuvo congelado, con unas pocas operaciones con maíz con un valor condicional 5% abajo. Y, a la expectativa, el bitcoin bajó 0,2%, con mucha volatilidad en el resto de las criptomonedas.

El mercado cambiario local 

dolar
 

Pero lo que más hizo vibrar a los ahorristas locales fue lo ocurrido con el mercado cambiario argentino. Aún antes de que el BCRA entregara la devaluación acordada con el FMI para ver si en entubamiento de oxígeno continúa, los dólares libres saltaban. Todos quieren creer que el Fondo liberará los DEG para poder devolver los préstamos transitorios de la CAF, de Qatar y del swap chino, para no perder el oro entregado como garantía. Por lo que mientras los dólares oficiales subían alrededor de $60, el dólar blue voló $80 hasta $685, el dólar Qatar saltó $132,34 hasta $732,34, el Senebi saltó $57,35 hasta $659,37, el MEP voló $102,04 hasta $641,93 y el contado con liquidación subió $52,62 hasta $656,33. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue bajó al 87% y la del CCL con el mayorista bajó al 87%. En un día en el que tras la devaluación, el BCRA pudo comprar US$ 220 millones en el mercado, casi sin actividad en dólar agro, con todo en suspenso, y al final del día sumó US$ 94 millones en las reservas, luego de la devaluación disruptiva. 

Pero todo este movimiento cambiario viene con una gran inquietud. En 14 días de agosto los dólares libres suben más del 25%, mientras que la tasa de los plazos fijos pagaron hasta ahora 8% mensual y ahora pasan a pagar algo más del 10%, por lo que los pesos se queman en los bancos, no sólo contra los dólares, que sería lo menos problemático, sino contra el poder de consumo: si la economía entra en una situación de precios descontrolados, es probable que se origine un mayor retiro de depósitos, que se pueda desatar una crisis bancaria y que el caos económico nos lleve a un territorio que no se ve en el país desde las crisis de 1989 o 2001.

Los activos locales

mercados
 

Todo esto, por supuesto, impactó en el valor de los títulos argentinos, con una pérdida en los bonos que fue de mayor a menor y con una baja en las acciones que sigue colocada en un tobogán. Con más volumen, los bonos argentinos se desplomaron casi 6% promedio, por lo que el riesgo país siguió estacionado en 1941 puntos, como si la PASO no hubiera ocurrido, como si no hubiera definido nada de nada.

Y mientras hubo otro día con subas en la Bolsa de Nueva York (el Dow subió 0,1%, el S&P subió 0,6% y el Nasdaq subió 1,1%), la Bolsa de San Pablo bajó 1,1% y la de México subió 0,1%, ya que la fortaleza del dólar y las tasas más altas en EE.UU. plantea desafíos para los commodities, que es lo que determina el ingreso de casi toda América latina.

Subió la Bolsa

Y el mercado bursátil local vivió una verdadera ilusión. Con $15.761 millones operados en acciones y $24.387 millones en Cedears, hubo una suba del 3,3% en pesos en la Bolsa de Buenos Aires, pero el índice S&P Merval en dólares terminó con una caída del 8,3%, es decir con un desbarranque aún mayor al registrado por los bonos. Mientras que los ADR argentinos en Nueva York sufrieron un derrumbe en bloque del 1% al 9%, con los peores resultados para Supervielle, Banco Macro, Telecom, IRSA, Galicia, Loma Negra, Transportadora Gas del Sur, Central Puerto, Despegar, Edenor, Mercado Libre, Pampa Energía, YPF y Francés.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés