El Economista - 73 años
Versión digital

sab 13 Jul

BUE 5°C
Nuevo escenario

Guillermo Michel liderará la unidad "anti pass-through", hoy canta el Indec y el FMI abrió la billetera

Hoy, Indec anncia el IPC de julio (estará cerca de 7%), pero el salto del dólar proyecta el de agosto a los dos dígitos.

Guillermo Michel, un hombre de máxima confianza para Sergio Massa
Guillermo Michel, un hombre de máxima confianza para Sergio Massa .
14 agosto de 2023

Una resolución del Ministerio de Economía creó una unidad que estará encabezada por el director de Aduana, Guillermo Michel y deberá negociar acuerdos de precios.

Fuentes oficiales informaron que Michel "liderará el equipo que negociará los nuevos acuerdos de precios". También se conoció que la máxima figura de la Aduana estará secundada por Matías Tombolini (secretario de Comercio que, aseguraron ante El Economista, sigue en su cargo), Gabriel Rubinstein (viceministro de Economía) y Carlos Castagneto, titular de la AFIP. Es un empoderamiento para Michel y un debilitamiento para Tombolini.

La decisión fue tomada por el ministro Sergio Massa y según la agencia NA en la lista de productos "habrá descuentos de impuestos a empresas que entren al acuerdo y una letra del BCRA para garantizar las operaciones de importación en sus cadenas de producción".

No tendrá una tarea fácil y hoy, su primer día, ya arrancará una aceleración de la inflación cuando el Indec diga que los precios, en julio, subieron cerca de 7%. Es decir, más que el 6% de junio.

Pero lo peor viene en agosto. Incluso antes de la devaluación de 20% del dólar oficial, la inflación iba camino a 8%. Ahora, con el sinceramiento cambiario (parcial), va camino a 10%. Precisamente, la tarea de Michel será cortar el "pass-through", el nombre técnico que tiene el impacto de la suba del dólar en la inflación.

El primer coletazo de la devaluación, dijeron desde ppi, "va a ser un salto de la inflación de agosto, probablemente cercano o por encima de los dos dígitos mensuales (se esperaba 8/9% antes de la elección) y ese pass-through se extenderá a septiembre"

A diferencia de la devaluación de Kicillof/Fábrega (en el verano de 2014), donde en un año se consumió el 98% de la devaluación, "creemos que esta vez será peligrosamente más rápido", dijeron. En tanto, aun con este escenario, "la brecha cambiaria sigue rondando el 100%", proyectaron.

Sobre el tipo de cambio fijo en $350, desde Facimex dijeron: "Habrá que monitorear el mercado de futuros para ver si descuenta un escenario consistente con esto o continúa la búsqueda de cobertura. Vale la pena recordar que el equipo económico afrontará los meses estacionalmente más desafiantes para el MULC (agosto, septiembre y octubre). Por lo tanto, no hay que descartar nuevas subas de impuestos a las importaciones y controles sobre los volúmenes importados. En este camino, despejar la incertidumbre con respecto al acuerdo técnico con el FMI y reforzar el acceso al swap con el Banco Popular de China parecen ser las primeras prioridades en este momento".

"El ajuste de hoy y la inflación esperada como consecuencia de ese ajuste, más la inercia inflacionaria con la que viene la economía, haría que el tipo de cambio real de fin de septiembre se ubique en niveles similares al último mes de 2021", anticiparon desde Aurum Valores.

inflacion 3
El billete de $1.000 rinde menos cada minuto

"Esperamos una inflación de 13% en agosto y septiembre. La acumulada a octubre podría llegar a 160% y la inflación anual puede empezar en 200%", proyectó el analista Sebastián Menescaldi, de la consultora EcoGo, según La Nación.

"Tras la devaluación que tuvimos hoy, va a haber un impacto negativo en los precios, donde los alimentos y los productos relacionados con la importación son los más afectados. Entre ellos, veremos el impacto en los alimentos exportables, como carnes, lácteos y farináceos cereales", explicó el economista.

La consultora LCG, que estima una inflación de 7% para julio, hasta el viernes pasado proyectaba una variación de precios de 8% este mes. "Con este sacudón del dólar de 22%, sobre una inercia de 10%, con que pase la mitad de esa devaluación a precios, se puede tener un mes con una inflación de 15%, tranquilamente", opinó el economista Guido Lorenzo ante La Nación.

Desde Delphos habían dicho, antes del anuncio del BCRA, que el resultado electoral "es un gran problema para el corto plazo" que consolida el escenario de una "transición desordenada". "Básicamente no prevemos que se construyan puentes durante la transición, y a su vez el PJ se vería estimulado a romper el modelo massista 'componedor' para pasar a uno de 'quemar las naves'. La nominalidad probablemente se acelere, poniendo presión al dólar y a la inflación", auguraron.

El FMI la pone

El día después de las PASO (y las medidas de Massa), el FMI sacó un comunicado en el que valora las políticas recientes y el "compromiso de salvaguardar la estabilidad, reconstruir las reservas y fortalecer el orden fiscal".

Julie Kozack, directora de Comunicaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), emitió la siguiente declaración: "El 28 de julio, las autoridades argentinas y el personal técnico del FMI llegaron a un acuerdo a nivel de personal técnico sobre la quinta y sexta revisiones en el marco del acuerdo de Servicio Ampliado del Fondo (EFF, por sus siglas en inglés) de 30 meses de Argentina. El acuerdo está sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo del FMI, que se espera se reúna el 23 de agosto para aprobar los desembolsos acordados. Valoramos las acciones de políticas recientes de las autoridades y el compromiso de salvaguardar la estabilidad, reconstruir las reservas y fortalecer el orden fiscal".

FMI
Julie Kozack dio precisiones

El miércoles próximo el directorio deberá reunirse para aprobar el Staff Level Agreement (SLA) y  destrabarían un desembolso de alrededor de US$ 7.500 millones, que podrían ser girados ese mismo día.  

Luego, en los primeros días de noviembre, está programado el envío de uno US$ 3.250 millones con lo que, en total, redondearían un envío de dólares frescos  en lo que resta del año de US$ 10.750 millones.

Con el dinero que se reciba, el Gobierno deberá restituir el préstamo de US$ 1.000 a la CAF con el que se canceló la cuota de julio, el préstamo a Qatar con el que se canceló el pago de intereses de principio de agosto y reponer yuanes del swap. Con el saldo se irán afrontando los próximos vencimientos con el FMI.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés