Bancos centrales muy activos

Los Gobiernos cambian, con los inversores recalculando

Las commodities subieron, con el dólar global débil, bajando contra todas las monedas. A nivel local, sin embargo, el dólar se sostiene.

El freno al Gobierno hizo que los bonos y las acciones argentinas tuvieran un bu
Luis Varela Luis Varela 17-12-2021
Compartir

Los mercados internacionales fueron gobernados ayer por la decisión que anunció la Fed el miércoles. Y el mercado argentino reaccionó a la aparición de una nueva señal: con la Corte y el Congreso poniéndole un freno al Gobierno. Esa conjunción de elementos determinó que el dólar bajara en el mundo, pero que se mantuviera sostenido a nivel local. Mientras que las bolsas internacionales fueron de mayor a menor, en tanto que los papeles argentinos tuvieron un buen día.

La gran sorpresa a nivel mundial fue el reconocimiento de Jerome Powell de que la inflación de EE.UU., que se acercó a nivel mayorista peligrosamente al 10% anual en noviembre, está ya en una posición de alto riesgo. Y los operadores se sorprendieron porque el titular de la Fed confirmó que retirará los estímulos más rápido, pero consideraron que la suba de tasas planteada para 2022 es tibia, y que no alcanzará para frenar el alza de precios que se ve como muy amenazante.

Bancos muy activos

Ayer también fue un día de decisiones en el Banco Central Europeo y en el Banco de Inglaterra, y ambas entidades decidieron enfrentar este difícil momento de dificultosa salida de la pandemia con estrategias contrapuestas. El Banco de Inglaterra decidió subir su tasa de interés, pero mantiene compra de activos. Mientras que el BCE mantiene sus tasas negativas pero cortará compra de activos en marzo.

Todo ese juego de corte o alargamiento de estímulos vía liberación de fondos contado, y la promesa de aumentar el costo del dinero desde ahora o a lo largo de los próximos meses determinó que los inversores mundiales recalcularan, y en el movimiento el dólar salió como gran perdedor, ya que ayer bajó en bloque contra todas las monedas. En el exterior el dólar bajó 1,3% en México, 0,7% contra el yen, 0,6% en Chile, 0,4% contra el euro y el yen y 0,2% contra el real.

En Argentina, en cambio, no hubo por ahora ningún tipo de decisión en el Banco Central. Al contrario: la autoridad siguió absorbiendo pesos de los bancos, colocando otros $167.728 millones al 38% anual en Leliq, con los bancos pagando 37% por los plazos fijos. Al tiempo que continuó con el crawling peg mínimo, usando al dólar oficial como ancla, a contramano de lo que Guzmán dice estar negociando con el FMI.

El dólar en Argentina

Así, mientras el dólar mundial se debilitó, a nivel local el mercado cambiario tuvo una posición repartida, con empresas aún vendiendo para cubrir pagos de fin de año, pero con los tenedores de pesos huyendo de la moneda local y haciendo mantener o subir los valores libres. En números, el dólar turista subió 7 centavos hasta $177,46, el oficial subió 4 centavos hasta $107,55, el blue no cambió y cerró a $198,50 y el mayorista subió 8 centavos hasta $101,90. El Banco Central logró sumar US$ 13 millones a las reservas. El dólar Senebi saltó $2,30 hasta $202,20, el dólar MEP cedió 5 centavos hasta $191,64 y el contado con liquidación bajó $1,57 hasta $198,34. La brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 84,5% y la  del CCL y el mayorista fue del 94,6%. Y, medidos en pesos, la libra subió 51 centavos hasta $135,65, el euro subió 40 centavos hasta $115,45 y el real subió 8 centavos hasta $17,96. 

Detrás de esta debilidad global del dólar, las commodities volvieron a volar. El petróleo volvió a subir, a pesar de los numerosos contagios de Omicron, con la sensación de que esta cepa corre muy rápido pero que no es tan mortal para los vacunados. Hubo un salto muy fuerte para los metales, tanto los preciosos como los básicos. También se vieron subas para los granos, tanto en la Bolsa de Chicago como en la de Rosario. Y lo que defeccionó fueron las criptomonedas, y las tecnológicas, porque en todas partes los gobiernos van aplicando multas e impuestos de todo tipo para este tipo de valores. Así, el bitcoin y el resto de los valores del panel cripto anotaron bajas de hasta el 4%.

La tendencia de las bolsas

La posición de Powell hizo que las bolsas mundiales iniciaran el día con posiciones positivas, pero la inflación ya estructural y la posibilidad de más impuestos y subas de tasas mayores a las calculadas hasta ahora hicieron que los índices de la Bolsa de Nueva York terminaran a la baja, no tanto en el Dow, pero con el S&P 0,9% abajo y con una punzante caída del 2,5% para el Nasdaq, con los inversores pidiendo la hora, para que el cierre llegara.

De este modo, desde la cumbre de hace casi un mes, el Nasdaq baja casi 6% y vuelve a valores que no registraba desde fines de agosto: la permanencia del Covid, la mayor presión impositiva y la amenaza de un mundo con tasas más altas está empezando a afectar a este sector que había volado.

Y mientras esa foto bursátil se va reorientando, la Bolsa de Buenos Aires tuvo un buen día, inspirada en dos factores principales: la decisión de la Corte de ordenar la reorganización del Consejo de la Magistratura.  Y, además, en el Congreso hubo trabas al avance del Presupuesto, con intento de colocar gastos de último momento, negociados con varias provincias, por casi el 10% del gasto, para que Alberto tenga la ley madre sí o sí lo más rápido posible.

Este freno al Gobierno hizo que los bonos y las acciones argentinas tuvieran un buen día, a pesar de que el Fondo Monetario Internacional, con voz cansina, siguió con su misma y repetida voz que se escucha desde hace 24 meses: las tasas por incumplimiento no se bajan y el plan es a 10 años. Y corre el reloj de arena, en un tic tac muy incómodo, porque no hay fondos para pagar lo que se debe en marzo, no solo al Fondo, sino tampoco a vencimientos de deuda de los papeles surgidos del canje.

Con eso, y con la oposición forzando al Gobierno a subir el mínimo no imponible de bines personales, los bonos estuvieron sostenidos y el riesgo país logró ceder 6 unidades hasta 1.683 puntos básicos. Al tiempo que la Bolsa porteña, con 1.246 millones de pesos operados en acciones y 2.224 millones en Cedears, pudo subir 2,5%, con resultado mixto para los ADR argentinos que cotizan en Wall Street, con un muy buen día para Pampa E y muy negativo para Despegar.

Toda esta posición colocó a los analistas de inversión en una posición en la que están recalculando, con una sucesión de consejos que plantean movimientos muy especiales para lo que queda de diciembre y sobre todo para los meses decisivos de enero y febrero.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés