El Economista - 70 años
Versión digital

dom 14 Ago

BUE 16°C
Versión digital

dom 14 Ago

BUE 16°C
Buen resultado de la licitación

Guzmán saltó una valla, pero con dólar y riesgo en las nubes

La rueda financiera de ayer arrancó de la peor manera, pero llegaron los DEG y Guzmán logró sortear el vencimiento y eso aplacó los ánimos

Cuando se apagaba el día apareció el balance de la licitación de deuda de Guzmán.
Cuando se apagaba el día apareció el balance de la licitación de deuda de Guzmán. Archivo.
Luis Varela Luis Varela 29-06-2022
Compartir

Con una pequeña ayudita de los amigos (más pequeña de lo que el mercado esperaba) Guzmán logró sortear ayer la licitación de colocación de bonos en pesos, obtuvo todo el dinero que necesita para pagar los vencimientos de junio, respira hasta el 13 de julio (próxima licitación programada) y a la llegada del Presidente le presentó una situación tranquilizadora, que volvió a darle un guiño para que se mantenga al mando del Ministerio de Economía.

El dato llegó después de una jornada casi incendiaria, en la que los dólares libres literalmente volaron, hasta récords históricos nominales sin precedentes, los bonos siguieron en franca caída (algo moderada en la última parte del día, al conocerse como venía la licitación), las acciones pudieron recuperar más en pesos que en dólares, a pesar de un día malo en Wall Street, y el dato más preocupante del día fue una vertical suba del riesgo país, que aumentó en 78 unidades, hasta un máximo post canje de 2.508 puntos básicos, a pesar de que el FMI nos mandó los benditos DEG que recompusieron algo las escuálidas reservas del BCRA.

El día se inició muy tenso con casi todos los medios enfocados en la movilización que querían hacer los transportistas camioneros hacia el Obelisco, en un movimiento que fue impedido con un piquete de la Policía en Puente Pueyrredón, aunque el día quedó cubierto de luto porque en la localidad bonaerense de Daireaux un camionero que quiso pasar por un piquete de propios fue enfrentado a piedrazos que terminaron con su vida, con tres  detenidos, todo por falta de gasoil, en un país que se va complicando día a día.

La venta de bonos

Desde las primeras horas del día se veía una decidida corriente vendedora de bonos, supuestamente de parte de dos fondos internacionales que tomaron la decisión de irse finalmente de una vez por todas de Argentina, lo que provocó una venta importante de títulos y, con los pesos obtenidos se presionó sobre los dólares financieros libres, que anotaron una suba notable, generando entre el contado con liquidación y el dólar mayorista una brecha del 100%, que se transforma en un caldo de cultivo para nuevas especulaciones en las próximas ruedas.

La venta de los bonos determinó que los títulos bajaron otro 2%, lo cual llevó al riesgo país a quebrar el techo de 2.500 puntos. Y detrás de eso, el dólar blue pegó un brincó $7 hasta $239, récord nominal histórico, con el dólar Senebi saltando $3,46 hasta $251,21, el dólar MEP subiendo $2,98 hasta $243,07 y el contado con liquidación trepando $5,61 hasta $250. Al tiempo que en el exterior el dólar también estuvo muy firme: 1,1% en México, 0,7% contra la libra, 0,6% contra el euro y el yen y 0,5% contra el real, pero bajó 1% en Chile. En base a esos movimientos, medidos en pesos, el real bajó 9 centavos hasta 23,73, el euro bajó 47 centavos hasta 131,41 y la libra bajó 71 centavos hasta 152,22. Todo esto, a pesar de que el FMI envió sus DEG (que serán devueltos como en calesita), por lo que las reservas subieron temporariamente en US$ 4.018 millones.

Bajas en Wall Street

El mercado de papeles privados estuvo enturbiado por lo que está pasando en Europa y en EE.UU., con climas económicos cada vez más enrarecidos, con los analistas convencidos de que la economía global va directo a una estanflación, si no es una recesión, o peor aún si se llega a una depresión. Se dieron a conocer los índices de confianza de consumidor de varios países, entre ellos Francia y Alemania, dieron todos para abajo, pero el que más impactó fue el de Estados Unidos, que cayó hasta 98,7 puntos, cuando el mercado esperaba un mal dato (101,10 puntos) por lo que el número definitivo generó desánimo y puso a Wall Street patas arriba.

De ese modo, después de una apertura que no parecía tan mala, hubo una nueva baja fuerte en la bolsa de Nueva York: el Dow perdió 1,6%, el S&P achicó 2% y el Nasdaq cayó 3%, con duro castigo para muchas tecnológicas, entre ellas Coinbase, Mercado Libre, Snap, Zoom, Paypal, AMC, Nvidia, Facebook, Amazon, Netflix y Tesla. Al tiempo que la bolsa de San Pablo achicó 0,2% y la bolsa de México subió 0,3%.

En la Bolsa de Buenos Aires, que había sufrido una baja vertical en las últimas semanas, apareció una corriente compradora, sobre todo a medida que se divulgaba el buen resultado de la licitación de Guzmán y la llegada de los DEG del FMI, por lo que con precios de regalo muchos inversores se lanzaron a comprar acciones argentinas. Con $1.641 millones operados en acciones y $3.987 millones en Cedear, hubo una suba del 2,9% en la Bolsa de Buenos Aires. Mientras que los ADR argentinos en Nueva York estuvieron mixtos, con subas para Macro, Edenor, Telecom y Bioceres, y con bajas para Mercado Libre, IRSA y Central Puerto, como las más destacadas.

Toda la movida bursátil bamboleó al ritmo de materias primas un poco más entonadas. El petróleo ganó otro 1,8%, los metales preciosos estuvieron débiles, los metales básicos actuaron mixtos, los granos evolucionaron bien en Chicago y de manera más irregular en Rosario (subió algo la soja pero bajaron el maíz y sobre todo el trigo). Y lo peor del día volvió a estar en las criptomonedas, con bajas del 3% al 6%, porque hay muchas compañías vinculadas al sector que están muy endeudadas y con las tasas más altas tienen que vender posiciones para cerrar pasivos.

Resultado de la licitación

Cuando se apagaba el día apareció el balance de la licitación de deuda de Guzmán. Con 891 ofertas, el gobierno colocó Lelites, Ledes, Lecer y bonos dollar linked por $248.078 millones. Más de la mitad del dinero colocado fue en papeles ajustables por CER que vencen este año y nadie quiso el bono atado al dólar que vencía ya bajo el mandato del próximo Gobierno (esa propuesta estuvo desierta). El 23% del dinero colocado fue en una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento vencimiento 23 de noviembre de 2022 (x23n2 - nueva), el 18% en una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento vencimiento 16 de diciembre de 2022 (x16d2 - reapertura), el 15% en una letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 31 de agosto de 2022 (s31g2 - reapertura), el 15% en un bono del Tesoro nacional vinculado al dólar estadounidense 0,30% vencimiento 28 de abril de 2023 (tv23d - reapertura), el 10% en una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento vencimiento 21 de octubre de 2022 (x21o2 - reapertura), el 8% en una letra de liquidez del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 29 de julio de 2022 (nueva), el 6% en una letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 31 de octubre de 2022 (s31o2 - reapertura) y el 3% restante en una letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 30 de noviembre de 2022 (s30n2 - reapertura).

¿Cómo sigue esta película? El analista financiero Christian Buteler detalló que en las tres primeras semanas del mes el BCRA realizó una emisión de pesos por $660.000 millones, es decir el 7% de toda la base monetaria más los pasivos remunerados, por compra de bonos y asistencia del Tesoro. Eso fue lo que provocó este salto en los dólares libres y, además, el cierre de la importación empujó a muchas empresas a buscar divisas en ese sector. Y para rematar el pronóstico, nada menos que Juan Napoli, del Banco de Valores, pronosticó que con todas estas medidas el segundo semestre más flaco en exportaciones plantea una situación de estanflación, con menos actividad, más alza de precios y mayor desempleo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés