El Economista - 73 años
Versión digital

lun 22 Jul

BUE 12°C
El Volkswagen up! se despide a nivel mundial luego de 12 años en producción.
¿Fracaso comercial o genialidad incomprendida?

Tras 12 años, Volkswagen le dice adiós al up!

El city car cesó su producción en la planta de Eslovaquia, la última que lo seguía fabricando. En Europa no tuvo el suceso esperado y en Argentina se vendió sólo durante seis años.

Sergio Cutuli 10 octubre de 2023

El up!, el benjamín de la familia Volkswagen, se despide definitivamente a nivel mundial. Si bien ya no estaba a la venta en producción ni en Sudamérica (Brasil, más precisamente) desde abril de 2021, ahora deja de fabricarse en la planta de Eslovaquia, la única que lo seguía haciendo.

Presentado en el Salón de Frankfurt de 2011 por el entonces presidente de VW, Martin Winterkorn, el city car ya es parte de la historia de la marca alemana tras escribir un capítulo de 12 años sin quizás el éxito que se pensaba cuando fue concebido.

El up! fue parte de una apuesta del Grupo Volkswagen llamada NSF (por la sigla New Small Family o Nueva Familia Pequeña), precisamente para encarar una renovación en el segmento de entrada de gama de varias de sus marcas; es por eso que además de ser vendido como VW también se lo comercializó como SEAT Mii y Skoda Citigo.

SEAT Mii, VW up! y Skoda Citigo fueron tres "hermanos" de la New Small Family del Grupo VW.
SEAT Mii, VW up! y Skoda Citigo fueron tres "hermanos" de la New Small Family del Grupo VW.

Diseñado por el italiano Walter de'Silva -padre de los Audi, VW y Alfa Romeo más reconocidos y reconocibles- fue inspirado en el concept car homónimo dado a conocer en 2007.

  • Las medidas del modelo hecho en la planta brasilera de Taubaté eran levemente mayores a las del europeo: medía 3.60 metros de largo con una distancia entre ejes de 2.42 metros, lo que le permitía un buen espacio en su habitáculo y que permitió lanzar versiones de tres y de cinco puertas. Además, hacía gala de su capacidad de carga de 285 litros, 64 litros más que la de su hermano del Viejo Continente.

Volkswagen up! Concept de 2007.
Volkswagen up! Concept de 2007.

Su formato de monovolumen y su frontal con una "mirada" simpática les recordó a muchos lo que fue en los años 90 el Renault Twingo, modelo que revolucionó la industria. Sin embargo, hacer un auto seguro, adaptado a los tiempos actuales y que sea accesible muchas veces no es compatible.

En Brasil y Argentina, por caso, el up! tenía la misión de ser una alternativa superadora al ya veterano Gol -líder de ventas que se resistía a dejar su cetro a fuerza de restylings- pero nunca logró ni hacerle sombra porque su precio era más alto y erradamente el cliente percibía al chiquitín como un auto inferior en prestaciones.

Nada más alejado: el up! había sido concebido sobre una plataforma más moderna y con una carrocería que cuando fue sometida a los test de choque de LatinNCAP en enero de 2014 fue el primer city car en obtener las cinco estrellas, la máxima calificación. Pero tampoco eso le alcanzó.

En junio de 2014 el modelo fue lanzado comercialmente en nuestro mercado y las primeras unidades de una de sus versiones venían con una bicicleta plegable fomentando la movilidad sustentable.

Lo más interesante -y que en ese momento hizo ruido y ahora es algo usual- es que debajo del capó traía un motor naftero de tres cilindros de apenas 1 litro de cilindrada, de 75 cv, con el foco en el rendimiento de combustible: su consumo en uso mixto era de 5,47 litros cada 100 km, según la marca.

Ese fue otro aspecto que el cliente menospreció y siguió privilegiando el 1.6 litros de 110 cv del Gol, porque aunque fuera viejo lo consideraban más confiable y probado.

Tiempo después de su lanzamiento fue sumando versiones, como la cross up! que se conoció en el Salón de Buenos Aires 2015 y que estaba inspirada en la tendencia creciente de los SUV.

El VW cross up! se presentó en el Salón de Buenos Aires de 2015.
El VW cross up! se presentó en el Salón de Buenos Aires de 2015.

En el Salón de Buenos Aires 2017 se exhibió por primera vez la Pepper que incorporaba el motor turbo de 101 cv que se lanzó semanas después pero -lógicamente- resultó ser aún más cara que la variante aspirada, lo cual lo ubicó como una edición "de nicho".

Sin lograr remontar las ventas, la filial local anunció en octubre de 2020 que cesaba su comercialización mientras que en Brasil oficializó el fin de su producción en abril de 2021; ya era demasiado, no se podía seguir apostando por este modelo que se fabricaba desde fines de 2013. En otros mercados no le fue mejor: en México -por ejemplo- se vendió únicamente entre 2016 y 2018, y con muy bajo volumen.

En Europa, donde los consumidores están más acostumbrados a los autos compactos y los privilegian a la hora de moverse ágilmente por calles angostas de ciudades donde no abunda el espacio para estacionar, su suerte fue apenas mejor y ni la aparición de su versión eléctrica e-up! lo salvó de una lenta agonía. Tampoco la GTI logró seducir a los más jóvenes y entusiastas.

El Volkswagen e-up no logró salvar al city car de un final anunciado.
El Volkswagen e-up no logró salvar al city car de un final anunciado.

Nacido para ser un auto popular como en su momento lo fue el Beetle (el Escarabajo), podríamos aventurar a modo de reflexión que el up! estuvo adelantado a su época, al menos en los mercados de esta región que recién ahora valoran algunos de los argumentos con los que fue presentado hace casi una década.

¿Fue demasiado pretencioso? Quizá, porque se posicionó como un modelo con características similares a las del smart pero dentro de una marca generalista y muy apreciada que acostumbró a su clientela a darle modelos de renombre. 

La famosa curva de costos nunca alcanzó ese punto que le permitiera ser "barato" y hoy puede verse como un error que la variante de entrada haya sido vendida sin aire acondicionado ni dirección asistida.

De momento sin comunicación oficial, de las entrañas de la planta de Bratislava salió la última unidad que irá a parar a algún concesionario europeo, aunque bien merecería quedar en el museo de la marca en Wolfsburg para que cuando el tiempo haga su trabajo se pueda ver y analizar con otra perspectiva si el up! fue un proyecto acertado o no.

La planta de Bratislava, en Eslovaquia fue la última que fabricó el VW up!
La planta de Bratislava, en Eslovaquia fue la última que fabricó el VW up!

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés