El Economista - 70 años
Versión digital

mar 23 Abr

BUE 20°C
Podcasts

Elige tu propia historia

No es novedad que los podcasts forman parte de la amplia oferta de contenidos que ofrecen plataformas y redes. Uno de los fenómenos dentro del fenómeno son los podcasts de celebridades, que hoy toman como fuente para sus textuales medios como Variety o The Hollywood Reporter.

Tarantino y su viejo amigo y socio, Roger Avary
Tarantino y su viejo amigo y socio, Roger Avary
Pablo Manzotti 01 febrero de 2023

"Tiburón es la mejor película jamás realizada. Tal vez no sea el mejor film. Pero sí es la mejor película realizada. No hay 'mejor' que Tiburón". 

Quien dijo esta sentencia terminante no fue un fanático de Steven Spielberg. Tampoco un profesor de teoría de la imagen en medio de una clase. Las palabras salieron de la boca de Quentin Tarantino. Y lo dijo el año pasado en un podcast para promocionar...su nuevo podcast. La situación tuvo lugar en el marco de un episodio de ReelBlend, un podcast especializado en novedades de cine, series y la industria en general con jugosos comentarios y datos. Tarantino y su viejo amigo y socio, Roger Avary (guionista y coescritor de Pulp Fiction) fueron invitados e hicieron lo que más saben hacer: hablar de cine. Y aprovecharon para anunciar su inminente proyecto denominado "Video Archives Podcast" donde la idea es recuperar el espíritu que los unió hace más de 30 años cuando llevaban adelante un videoclub en Los Ángeles y hablaban de cine todo el tiempo. Así de simple. Casi todo como una gran reunión de amigos de la que pueden participar miles de seguidores en todo el mundo. Y quizás, por qué no, interactuar con algunos mensajes.

El hecho es ilustrativo de una situación que se repite cada vez más en sentido expansivo. Al igual que con las redes sociales (particularmente con Twitter e Instagram) las estrellas de diferentes rincones del planeta utilizan la variable del podcast, propio o ajeno, como un canal oficial de difusión. Por supuesto los podcast irrumpieron en el mercado de Internet y de las redes hace años. En general nacieron como proyectos independientes, con una clara tendencia temática y fuertemente segmentados. Grupos de seguidores, "fans" de algunos escritores, de un tipo de serie o de una disciplina en particular se reúnen periódicamente alrededor de un micrófono, a dialogar, sin límite alguno. Con el tiempo se fueron perfeccionando, encontrando alternativas, géneros y demás.

En los últimos años son vehículos de comunicación que parten de iniciativas de figuras reconocidas. Uno de los mejores ejemplos es Unqualified, el podcast que lleva adelante desde hace años la actriz Anna Faris (Scary Movie, la serie Mom). No solo es un espacio para que ella mantenga una comunicación directa con sus seguidores sino un lugar de entrevistas e intercambio con sus pares y, también, con referentes de otras disciplinas. A las extensas charlas se sumaron Alanis Morrissette, Aubrey Plaza, Mayim Bialik, Billy Eichner o Cameron Díaz que contó, por ejemplo y con lujo de detalles, cómo fueron los primeros encuentros con su actual marido, Benji Madden. Es un magazine clásico, se podría decir (o una sección extendida de un magazine radiofónico), que nació bajo el disfraz de una suerte de consultoría sentimental.

Una de las características de este tipo de podcasts es la posibilidad de llegar a conocer flancos de los y las artistas muy difíciles de abordar desde el periodismo. Frente a los reparos que suponen los diálogos con periodistas, muchas veces motorizados por los mismos agentes de prensa, la conversación con el par parece posibilitar el salto de esas barreras. Por eso en el marco del albor del movimiento #MeToo fueron los canales elegidos para narrar las experiencias de abuso en Hollywood. La mismísima Faris comentó en su espacio cómo sufrió abuso psicológico por parte del director Ivan Reitman (Los Cazafantasmas) mientras rodaba My Super Ex-Girlfriend. En el último episodio de Unqualified, Faris entrevista a Zelina Vega, luchadora profesional y estrella de la WWE (World Wrestling Entertainment) que cuenta desde detalles y pormenores de su trabajo hasta cómo transitó la muerte de su padre, víctima del atentado del 9/11 en el World Trade Center.

Ya sea para la promoción de un nuevo producto, como Tarantino y Avary con su charla de cine temática, o para acercar una mirada diferente o contar anécdotas de rodaje que habían quedado en la bóveda de los recuerdos, los podcast de personalidades se imponen en la agenda de las opciones de este tipo de streaming.

Un negocio que trata de encontrar sus espacios

Al igual que todos los servicios ligados al streaming y la tecnología, los podcast se encuentran en un estado de transición y se ha detenido la expansión de los últimos dos años. 

Uno de los factores principales de su crecimiento tuvo lugar en el marco de la demanda de fuentes de contenido. En 2021 la actriz Reese Witherspoon vendió su productora Hello Sunshine en 900 millones de dólares. Entre varias cosas de diferentes características, uno de los activos principales era la cuenta de Instagram y el proyecto integral Reese's Book Club, donde la actriz recomienda mes a mes sus libros favoritos. 

Lo interesante es que acá se cruzan los caminos. Además de los podcast de estrellas están los podcast con estrellas. Y ahí es donde fue clave el trabajo para generar contenido. Una de las empresas pioneras en 2018 fue Gimlet Media, empresa de Laurene Powell Jobs (viuda de Steve Jobs) que convocó a diferentes celebridades para llevar adelante contenidos de ficción. Algo muy cercano al viejo radioteatro. Una de las series que surgieron de ese proyecto fue Homecoming, derechos adquiridos por Amazon y que se convirtió en la primera serie protagonizada por Julia Roberts, nada más y nada menos. 

Todas las experiencias de historias del género true crime (podcasts documentales acerca de crímenes reales), además de su éxito de llegada a un público ávido de esas historias, siguieron por el mismo camino: base de contenido para relato audiovisual para plataformas. Todo un gran negocio que se retroalimenta. 

Respecto de los "podcast de estrellas", una de las primeras empresas que decidió tomar el toro por las astas y adelantarse a los proyectos independientes fue nada menos que Apple, que decidió crear un podcast para cada una de sus figuras y trabajar sobre la fidelización con sus suscriptores. Los primeros nombres en firmar los contratos fueron desde el cantante Drake hasta el director J. J. Abrams pasando por Amy Adams. 

Un último punto para analizar es la variedad o, mejor dicho, ¿la variedad? Es que la oferta es claramente amplia cuantitativamente. Pero en términos temáticos, algo monótona. Está claro que las distintas celebridades atraviesan, poco más, poco menos, los mismos tópicos: bienestar, salud, vida sexual y anécdotas personales. Y el atractivo, quizás, resida ahí: escuchar (y ver, porque en muchos casos se suma imagen) a las estrellas comentar cosas de todos los días. 

Uno de los últimos de buena proyección mundial fue Highlow con EmRata, el de Emily Ratajkowski, la actriz y modelo, que inició el pasado noviembre. La base temática surca conversaciones sobre feminismo, cultura pop, autoimagen, relaciones y momentos culturales.

Si buscamos una figura femenina con un peso diferente vale citar el podcast de Michelle Obama. No obstante, las temáticas, encontrarán puntos en común: familia, relaciones, cambios culturales y conversaciones con diferentes invitados. La diferencia, claro está, radica en las personas conductoras y sus enfoques.

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés