El Economista - 73 años
Versión digital

mie 24 Jul

BUE 18°C
ENTRETENIMIENTO

5 series y películas para ver este fin de semana en Netflix, HBO Max, MUBI y Disney Plus

Una selección con las series y películas recomendadas para este fin de semana.

Las 5 mejores películas y series para ver este fin de semana.
Las 5 mejores películas y series para ver este fin de semana. El Economista
Oscar Mainieri 22 diciembre de 2023

Con tantas plataformas de streaming a nuestra disposición, puede parecer casi imposible decidirse por algo para ver durante el fin de semana

Por eso reunimos en una selección especial las mejores series y películas, que incluye también estrenos en salas de cine, para convertir ese menú interminable en un problema del pasado.

Estas son las series y películas para ver en el fin de semana en Netflix, MUBI, HBO Max y Disney Plus.

1. Película para ver en Netflix: Maestro

Hay varias razones para ver esta biografía melodramática de Leonard Bernstein, el afamado compositor y director de orquesta neoyorquino que alcanzó relevancia mundial por la música de Amor sin barreras y sus grabaciones de obras de Gustav Mahler en los años 60.

Una de esas razones está dada por la presencia de Carey Mulligan (Enseñanza de vida, Hermosa venganza), que compone a Felicia Montealegre, la esposa del compositor, la sangre de la que se alimenta para mantener su ego en alto, la compañera que reprime sus emociones cuando su marido toma la mano de un amante joven en su presencia, la mujer madura que desarrolla un cáncer, pero, así y todo, sigue amando y sosteniendo a su marido. Por más que le diga a su cuñada que lo suyo no es un sacrificio la realidad que narra el film la desmentirá.

Otra razón es la música: hay varias interpretaciones de composiciones de Bernstein y varias de sus actuaciones como director de orquesta, algunas muy bien utilizadas, como el tema de West Side Story que contrapuntea una escena de discordia marital. 

La película está muy bien "vestida"; no sólo en cuanto a ropajes se refiere, también en lo que hace a escenografías y reconstrucción de época (abarca cuatro décadas). Hay logros de montaje: de recibir una llamada telefónica definitoria para su carrera, Bernstein pasa directamente de su departamento al escenario en el que debe dirigir una orquesta reemplazando a un titular enfermo, sin ensayo previo. Esta proeza lo hizo famoso a los 25 años.

Pero existen razones para no verla: Bradley Cooper (que actúa y dirige, como en Nace una estrella, en donde se disfrazó de cowboy y reescribió la historia original para quedarse con el protagonismo que le correspondía al personaje interpretado por Lady Gaga) está más insoportable que de costumbre, llegando a lo grotesco en su caracterización de Bernstein. La fotografía en blanco y negro de un segmento de la película transforma su cabeza en un macetón cubista: en algunos planos hay que adivinar en donde se encuentran la nariz, los ojos, la boca.

Sus ansias de protagonismo están redobladas porque el director de orquesta ya era un personaje excesivo en la vida real; Cooper aquí es un pavo real cuya cola desplegada es tan amplia que amenaza con tapar todo lo que tiene alrededor.

Como director tiene la mala ocurrencia de filmar escenas en donde la pareja discute sotto voce a 10 metros de distancia, cuando debería mostrarnos sus expresiones faciales para comprometernos en lo que está contando. Siendo este un melodrama al estilo del viejo Hollywood es frío, distante.

Por suerte Cooper le deja espacio a Mulligan para que nos reconforte con sus expresiones de dulzura, celos, resignación y derrota. ¡Qué gran actriz!

2. Película para ver en MUBI: Los delincuentes

Un bancario (Daniel Elias) está hastiado de su vida gris y decide robar la institución en la que trabaja, eligiendo como cómplice a otro empleado (Esteban Bigliardi). De ahí en más, la trama llevará a estos dos hombres a una deriva tragicómica, con encuentros, desencuentros y más de una sorpresa.

El nuevo film de Rodrigo Moreno (El custodio) fue seleccionado para representar a nuestro país en los premios Oscar 2024 y ha recibido loas en distintas latitudes. Es un largometraje inusitado por su ambición y su duración (sobrepasa las 3 horas), por sus homenajes a la Nouvelle Vague -incluye un segmento de La felicidad, de Agnes Varda, y bastante de su banda sonora-, y la lectura de la poesía de Juan L. Ortiz. El director nunca pierde el control pese a la diversidad de materiales con los que se maneja y exhibe una libertad creativa llamativa en estas épocas.

Moreno muestra una Buenos Aires gris y rutinaria, como la vida de sus protagonistas mientras trabajan, y la contrasta con verdes y vitales parajes cordobeses, donde los dos hombres vivirán aventuras junto a dos hermanas lugareñas, una de ellas con un rol fundamental en la trama.

Muy interesante.

3. Película para ver en HBO Max: Barbie

Ya se puede ver en plataforma el mayor éxito de taquilla del año, calificación que no siempre coincide con lo que más amerita en calidad. El ultra promocionado film de Greta Gerwig (Lady Bird, Mujercitas) es un festival de citas y referencias a la cultura pop, glamoroso en sus imágenes, pero con un guion que arranca y se frena, levanta vuelo y decae, casi sistemáticamente cada 10 minutos.

El primer tercio del metraje es disfrutable: Barbie en su mundo. Barbieland está lleno de muñecas simpáticas y obedientes del rol tradicional de las mujeres. Los últimos dos tercios, cuando Barbie enfrenta el mundo "real", tienen tantas incrustaciones ideológicas que hacen que la narración se detenga ante cada lección feminista que el producto de Mattel (y la audiencia) debe incorporar para adaptarse a los gustos de las mujeres y niñas de hoy que, evidentemente, han dejado de comprarla. 

Margot Robbie luce despampanante y Ryan Gosling desaprovechado. Pero si uno mira las imágenes destellantes sin seguir los diálogos estará frente a un agradable diorama, ideal para atrapar el sueño en una noche de insomnio.

4. Miniserie para ver en Disney Plus: The Beatles: Get Back

Peter Jackson (El señor de los anillos) se tomó el arduo trabajo de organizar horas y horas de material en crudo, aquel de las famosas grabaciones de los ensayos en torno al álbum Déjalo ser, el último del famoso conjunto. Esas filmaciones iban a ser parte de un show televisivo que terminaría con un recital en la terraza del edificio de la productora Apple, en Londres.

Son 468 minutos organizados en 3 episodios que evidencian un minucioso trabajo de edición y remasterización, que permite ver el proceso creativo de los jóvenes de Liverpool durante el mes de enero de 1969, un año antes de su separación.

Es así como Jackson nos permite presenciar la frescura que emanan pese a que sus vínculos ya sufrían algún quebranto: Yoko Ono adosada a una costilla de Lennon durante casi todo el proceso provoca un estremecimiento (aunque no la veamos, ella siempre está). No ayuda tampoco para crear empatía el que siempre esté vestida de negro.

También se puede advertir el menosprecio de John y Paul hacia George, que quiere darle cabida a sus temas y encuentra una cierta oposición al respecto. Para no hablar de las sutiles manipulaciones de Paul, que se arroga el derecho del ser el capitán del barco de estos marineros sin brújula desde la muerte de su manager, Brian Epstein.

De hecho, una tarde George se retira ofendido del grupo, y conseguir que regrese lleva un par de días de negociaciones. Pero también hay destellos de alegría compartida cuando coinciden en el acorde para una canción o, cuando luego de varios intentos, dan con el sonido adecuado de un tema. Ver la creatividad en ejercicio, cómo se alimentan de otras influencias o interpretan temas de otros artistas para llegar a buen puerto con sus composiciones es muy estimulante.

También se la ve a Linda McCartney y a sus criaturas, jugando entre la maraña de peligrosos cables que pululan en el estudio. El vestuario cotidiano que utilizan, el fumar como descosidos, las distintas bebidas que circulan, nos retrotraen a una época donde todo parecía más libre y desprejuiciado, al menos para ellos.

El clímax del documento es el pequeño recital en la terraza de la productora, en el que interpretan un puñado de canciones -ésas que estuvieron modelando durante los días previos- y alteran a un Londres gris y frio con su batifondo, convocando multitudes sorprendidas en la calle, logrando la intervención de la policía que los quiere acallar. No siendo un fan del grupo, este escriba quedó cautivado ante el visionado del material. Muy recomendable.

5. Película para ver en Netflix: La memoria infinita

El cine de ficción abordó en varias ocasiones el tema del Alzheimer. Ahí están, con distintos enfoques, Lejos de ella (Sarah Polley, 2006) y El padre (Florian Zeller, 2020) que nos regalaron gloriosas actuaciones de Julie Christie y Anthony Hopkins, respectivamente.

Este documental chileno, dirigido por Maite Alberdi (El agente topo), recoge material grabado durante varios años que registra el deterioro de Augusto Góngora, un famoso periodista, asistido por su esposa, Paulina Urrutia, una actriz y ex ministra de Cultura durante el primer gobierno de Michelle Bachelet.

Pese a lo penoso del tema la devoción de Paulina hacia su marido ante la pérdida de conciencia, la tarea diaria de recordarle que están casados, tienen dos hijos en común, que fue un periodista importante, está mostrada con tal nivel de sensibilidad que emociona sin golpes bajos. 

En mucho contribuye el lazo de ternura que los une y que vuelve a reafirmarse cuando la demencia acecha, cuando él se pierde en un pasillo en su propia casa y ella corre a guiarlo hacia el dormitorio, o él percibe que alguien de noche le viene a hurtar los libros de la biblioteca.

Antes de la pandemia, Arturo podía salir en bicicleta y hacer varios ejercicios que lo mantenían tonificado. La prohibición de salir - Paulina siguió grabando- produjo una profundización del deterioro (falleció en mayo de 2023), tanto cognitivo como físico del hombre que, cuando reconoce a su esposa, se deshace en disculpas o expresiones de infinita ternura.

Ironías de la vida, Góngora había escrito un libro, Chile: la memoria prohibida, en donde contaba varios hechos ocurridos entre 1973 y 1975 sobre el accionar de la dictadura de Pinochet, a la que siempre se opuso.

Alberdi recoge mucho material de Góngora como periodista en plena dictadura, fragmentos de programas de televisión que buscan que la memoria de ese pasado luctuoso de su país no se pierda.

El film ganó el premio del jurado del Festival de Sundance. Se lo merece. 

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés