El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 May

BUE 7°C
Congreso

El Gobierno apura el debate para llegar al Pacto de Mayo: qué puede pasar en el Senado

La Ley de Bases y el paquete fiscal continuarán su camino en el Senado, donde el peso de LLA es mucho menor: algunos artículos podrían caer y complicar la ajustada agenda del Gobierno.

El Honorable Congreso de la Nación.
El Honorable Congreso de la Nación.

El pasado martes 28 la administración de Javier Milei tuvo su primera victoria legislativa. La Cámara de Diputados dio media sanción a la Ley de Bases y el Acuerdo Fiscal, los dos proyectos del oficialismo que le darían al Ejecutivo las herramientas necesarias para continuar con su plan de Gobierno. 

Tras celebrar aquella aprobación, La Libertad Avanza ahora se enfoca en una misión más difícil: alcanzar la victoria en el Senado. En la Cámara Baja, el oficialismo cuenta con 7 legisladores. Sus aliados más cercanos son los 7 del PRO y los 3 del bloque Cambio Federal, de Juan Carlos Romero. 

Entre los 13 de la UCR se abre el debate sobre qué harán los radicales más críticos, tal como el jefe del espacio, Martín Lousteau. En Diputados los legisladores referenciados en él votaron a favor en general, pero en contra de varios capítulos. 

Con apenas 16 votos asegurados, quedan lejos de los 37 que se requieren para aprobar los proyectos. En tanto, el Frente de Todos, con 33 votos, necesitaría sumar 4 voluntades para rechazar el proyecto. 

Por eso, el Gobierno buscará tentar a los legisladores de la Unión Cívica Radical, de Unidad Federal y Cambio Federal. Pero cualquier modificación que se le haga al proyecto en el Senado para ayudar a sumar apoyos, obligará al texto a volver a Diputados para su ratificación.

Al mismo tiempo, el oficialismo buscaría acelerar el tratamiento de los proyectos para citar la comisión de ministros económicos de las provincias y así cerrar la letra chica del Pacto de Mayo, que se celebrará el 25 de ese mes en Córdoba. Con una agenda ajustada, el Ejecutivo quiere comenzar a tratar ambos proyectos en la Cámara Alta la semana del 8 de mayo para llegar al recinto el 15.

Negociaciones con los gobernadores

En el Senado, los mandatarios provinciales son clave, y el ministro del Interior, Guillermo Francos, es quien está a cargo de encabezar las conversaciones a fin de asegurar el éxito de las iniciativas. 

La Libertad Avanza busca apuntar a la influencia que tienen los gobernadores sobre senadores. Si bien están ligados de manera directa, la relación del Ejecutivo local con los legisladores no es determinante: los parlamentaristas responden a diversos partidos, que pueden tener una opinión adversa a la del mandatario. 

En el caso de Tucumán, por ejemplo, el gobernador Osvaldo Jaldo abrazó las ideas del Presidente y brindó su apoyo a los proyectos del Gobierno. Como consecuencia, sus tres diputados rompieron con Unión por la Patria y armaron un bloque propio que aportó sus votos positivos a la Ley de Bases y el paquete fiscal. 

Sin embargo, en la Cámara Alta uno de los dos senadores de Tucumán es el anterior gobernador, Juan Manzur, con quien Jaldo tiene una tensa relación y posee suficiente autonomía para tomar sus propias decisiones. Incluso, Manzur fue uno de los legisladores que firmó el pedido a la vicepresidenta, Victoria Villarruel, para que convoque a sesión especial para voltear el DNU 70/2023 y también dio su voto negativo para colaborar con el revés que sufrió el Gobierno.

Otro de los gobernadores peronistas que se plegaron a Milei es el mandatario de Catamarca Oscar Jalil, quien, luego de reunirse con el ministro de Economía, Luis Caputo, anticipó que apoyará a través de sus senadores la Ley de Bases.

El mandatario provincial sostuvo que sus pares de Jujuy y Salta, que se reúnen en torno a la denominada "mesa del litio" acordaron acompañar la iniciativa del Gobierno.

Los peronistas Jaldo y Jalil piden apoyar a Milei y abren la negociación para el Senado.
Los peronistas Jaldo y Jalil piden apoyar a Milei y abren la negociación para el Senado.

Batalla por Ganancias

El desafío más duro del oficialismo es el capítulo del paquete fiscal en el que se incluye la restitución del cuarto piso de Ganancias como una forma de compensación del ajuste al que están sometidas las provincias. Los gobernadores lo votarían a fin de resguardar sus gestiones a nivel local, aunque muchos tienen el antecedente de haber militado la quita el año pasado

Pero la negociación en torno a ese articulado no es homogénea en todos los distritos porque no tiene el mismo impacto per cápita en cada provincia.

La restitución es particularmente seguida de cerca por La Rioja, Catamarca, Misiones, Formosa, Salta, Jujuy, Santiago del Estero y San Juan. Como se trata de un impuesto coparticipable, los gobernadores del Norte Grande acompañan la medida, aunque en su mayoría lo hacen en silencio, ya que es una medida poco popular. 

En tanto, en las provincias patagónicas productoras de petróleo, la restitución sería rechazada. Es que a los altos salarios que paga la actividad se suman los pagos por zona desfavorable y otros extras que hacen que los trabajadores de las empresas petroleras vuelvan a perder una parte importante de sus ingresos con la reversión de la quita de Ganancias.

El problema es que esas provincias administran varios votos que amenazan la integridad de la reforma fiscal.

patagónicos.
Los gobernadores de las provincias patagónicas rechazarían la restitución del impuesto a las Ganancias.

En ese marco, el ministro Francos deberá trabajar para lograr que los proyectos no sufran alteraciones que los obliguen a volver a la Cámara Baja y así retrasar el proceso de sanción. Es muy probable que el oficialismo termine necesitando la ayuda de la bancada peronista, lo cual representa una difícil misión.

Agenda a contrarreloj

Las disidencias en el Senado pesan proporcionalmente mucho más que en Diputados y atentan contra la posibilidad de que la ley esté antes del Pacto de Mayo

En ese marco, el oficialismo acelerará el tratamiento de ambas iniciativas en el Senado e intentará tener los dictámenes de ambos proyectos lo más pronto posible. 

Desde el círculo de Villarruel aspiran a que la discusión en comisiones inicie la semana próxima, precisamente, el martes 7. Las comisiones involucradas serían las de Legislación General; Asuntos Constitucionales; Presupuesto y Hacienda.

Si La Libertad Avanza consigue el dictamen para el jueves 9, entonces podría llevar sus iniciativas al recinto recién el jueves 16, es decir, a nueve días del sábado 25 de mayo. De dificultarse la cuestión, la otra alternativa sería el jueves 23 de mayo, a muy pocas horas del encuentro que congregará a los gobernadores en Córdoba.  

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés