El Economista - 70 años
Versión digital

sab 18 May

BUE 8°C
Ícono

Megalopolis: la nueva película de Francis Ford Coppola soñada hace más de 40 años y financiada por él mismo

No ajeno a capear los temporales de la industria, el director de El Padrino se animó a poner US$ 120 millones de su bolsillo y filmar su proyecto soñado. El resultado está por verse en una semanas, pero el camino fue arduo y las primeras reacciones no del todo satisfactorias.

Megalopolis, según lo contó el mismo Coppola varias veces, es un proyecto que data de 1979 cuando filmaba Apocalypse Now.
Megalopolis, según lo contó el mismo Coppola varias veces, es un proyecto que data de 1979 cuando filmaba Apocalypse Now. .
Sebastián Tabany 30 abril de 2024

El 28 de marzo a la mañana en las salas del shopping a cielo abierto Universal City Wall, adyacente a los estudios Universal, al norte de Los Angeles, varios pesos pesados de la industria se congregaron para ver la proyección de Megalopolis, el proyecto personal y autofinanciado de Francis Ford Coppola. 

Donna Langley, la cabeza de NBCUniversar estaba ahí, al igual que su colega de Sony, Tom Rothman. También Pam Abdy de Warner Bros.; David Greenbaum, el jefe de las películas live action de Disney; Ted Sarandos de Netflix y Marc Weinstock de Paramount. El sobrino del director, Nicolas Cage, su hermana Talia Shire y su ex yerno, el director Spike Jonze. Al Pacino y Shia La Beuf fueron de la partida además. 

Coppola viene alejado de Hollywood durante todo el Siglo XXI. Sus últimas películas son Youth Without Youth (2007), Tetro (2009, filmada en Argentina) y Twixt (2012) y fueron financiadas lejos de los estudios con diversos aportes privados y no tuvieron alto presupuesto. 

Pero Coppola tiene un historial de producciones arriesgadas. Si no vean la serie The Offer en Paramount+ donde se cuenta en detalle el origen de El Padrino. Para Apocalypse Now de 1979, Coppola puso US$ 30 millones de su propio bolsillo y tuvo incontables inconvenientes que van desde que el protagonista Martin Sheen tuviera un paro cardíaco (quien además había reemplazado a último momento a Harvey Keitel) hasta la destrucción total de varios sets construidos en Filipinas. Toda esa aventura está brillantemente contada en el documental de 1991 Hearts of Darkness: A Filmmaker´s Apocalypse con material provisto por Eleanor, la esposa del director, fallecida hace unas pocas semanas. 

Pero Apocalypse Now fue un éxito y es considerada, junto a El Padrino, una de sus mejores películas. No así One from the Heart el musical de 1982 filmada completamente en estudios recreando la Strip, la calle principal de Las Vegas. También financiada por Coppola fue un fracaso al igual que Cotton Club con Richard Gere en 1984 con una puerta giratoria de financistas que atentaban contra la producción. 

El éxito de Dracula de 1992 no impidió que trascendiera que durante la filmación el director hubiera echado todo el equipo de efectos visuales porque no podían satisfacer sus demandas (no usar efectos digitales sino especiales, a la vieja escuela). Lo reemplazó su hijo Roman Coppola. En Drácula también echó a Dante Ferreti, el diseñador de producción.

A mitad de 2021 se conoció la noticia que Coppola iba a financiar él mismo su próxima película con un presupuesto de US$ 120 millones El director tendrá muchos problemas en sus proyectos cinematográficos pero lo que empezó como un emprendimiento familiar en el Napa Valley, en California, se transformó en un imperio más allá de la bodega y los vinos Coppola. El emprendimiento terminó siendo uno de los productores y distribuidores vitivinícolas más grandes de la costa oeste. En junio de 2021 Coppola vendió parte de su empresa por una suma no informada pero que oscilaría entre los U$S 500 millones y US$ 1.000 millones. 

Megalopolis, según lo contó el mismo Coppola varias veces, es un proyecto que data de 1979 cuando filmaba Apocalypse Now. En 1983 escribió un guion de más de 400 páginas con anotaciones varias. Basada libremente en el hecho histórico conocido como La Conjuración de Catilina cuando el político romano quiso tomar la República en el 63 a.e.c., Megalopolis está situada en un futuro cercano. 

Megalopolis, según lo contó el mismo Coppola varias veces, es un proyecto que data de 1979 cuando filmaba Apocalypse Now.
Megalopolis, según lo contó el mismo Coppola varias veces, es un proyecto que data de 1979 cuando filmaba Apocalypse Now.

Con una duración de dos horas y 15 minutos, la película sigue la reconstrucción de una metrópoli después de su destrucción accidental, con dos visiones contrapuestas, una de un arquitecto idealista (Adam Driver), la otra de su alcalde pragmático (Giancarlo Esposito), que chocan en el proceso. El reparto se completa con Nathalie Emmanuel, Forest Whitaker, Laurence Fishburne, Jon Voight, Talia Shire, Shia LaBeouf, Jason Schwartzman y Dustin Hoffman.

El rodaje de 90 días comenzó a fines de 2022 en Atlanta y Coppola utilizó la técnica llamada El Volumen (o Stagecraft) presentada en la serie The Mandalorian: una serie de pantallas LED que proyectan el fondo pero que además se puede mover de acuerdo al ángulo de cámara. El 9 de diciembre el director echó al supervisor de efectos visuales Mark Rusell (de El Lobo de Wall Street) y a todo su equipo. 

Después de la interrupción de Navidad y Año Nuevo, Coppola echó a la diseñadora de producción Beth Mickle y el supervisor de arte David Scott. El 10 de enero de 2023 Coppola le dijo a Deadline: "Amo a mi elenco, amo lo que recibo cada día, cumplo con el cronograma y el presupuesto, y eso es lo importante para mí", refutando los rumores del caos de la filmación. 

Y terminó: "Estoy muy contento con lo que se ve y con el cronograma previsto. Estos rumores nunca dicen quiénes son estas fuentes, les digo, ja, ja, simplemente esperen y verán. El elenco es tan genial. Nunca había disfrutado trabajar con un elenco que es tan trabajador y está tan dispuesto a buscar lo poco convencional, a encontrar soluciones ocultas. Es emocionante trabajar con estos actores". 

En la misma nota Adam Driver negó el caos pero sí admitió el cambio en el equipo: "Sí, es cierto que despidieron director de arte y VFX. No todos los departamentos encuentran cohesión en las películas y, en lugar de sufrir y tomar decisiones que dejen una impresión duradera en la película, la gente renuncia, es despedida o se separa. Nadie firmó para esta película esperando que el proceso fuera convencional. Esperábamos lo contrario en la búsqueda de hacer algo único. La única locura que he observado es que no se permite que más producciones sean creativamente salvajes y enfocadas experimentalmente, precisamente porque alguien más está pagando por esto. Es un esfuerzo y un riesgo de Francis que creo que debería ser aplaudido, no mal caracterizado públicamente como problemático".

Megalopolis, según lo contó el mismo Coppola varias veces, es un proyecto que data de 1979 cuando filmaba Apocalypse Now.
Megalopolis, según lo contó el mismo Coppola varias veces, es un proyecto que data de 1979 cuando filmaba Apocalypse Now.

Con la película terminada este año y sin un contrato de distribución previo, Coppola empezó a mostrar Megalopolis a los estudios como el 28 el marzo la mañana. Había habido una primera proyección anterior en un IMAX ya que si bien la película no está filmada con esas cámaras en particular, Coppola contrató dos personas que le aconsejaron cómo filmarla para poder hacer la transición a ese formato. 

Después de la proyección en Universal nadie emitió públicamente su opinión. Según algunos off the record nadie aplaudió al final y la mayoría sintieron que era una película muy difícil de vender considerando que si un estudio grande la toma tendría que gastar entre U$S 40 millones en Estados Unidos y US$ 80 a US$ 100 millones en el mundo para costear marketing, copias y distribución. 

Unos días después, Coppola anunció que Megalopolis va a competir para la Palma de Oro en Cannes estrenándose en el festival el 17 de mayo, apoyado por Delegado General Thierry Fremaux quien dijo que el director "es parte de la familia" al haber ganado por La Conversación en 1974 y Apocalypse Now en 1979. 

Aún sin distribución, el empuje que le da el mercado de Cannes a Megalopolis podría significar que se fuera de Francia con un contrato de distribución firmado. Ya casi excluidos los estudios, quizás alguna plataforma se anime a comprarla. 

O también por qué no, quizás Coppola quiera poner US$ 120 millones de nuevo y distribuirla él mismo. ¿Por qué no?

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés