El Economista - 73 años
Versión digital

lun 15 Jul

BUE 14°C
Francia

Macron le embarra la cancha a Agrupación Nacional

El mandatario se prepara para un hipotético triunfo de la extrema derecha en las elecciones legislativas

Macron le embarra la cancha a Agrupación Nacional
02 julio de 2024

Implementada la ya conocida estrategia del "frente republicano", este martes, decenas de candidatos de centro e izquierda se han bajado de la segunda vuelta de las elecciones legislativas pautadas en Francia para el próximo 7 de julio.

El pasado domingo, el partido de extrema derecha Agrupación Nacional (RN) obtuvo un contundente triunfo en la primera ronda de los comicios, lo que parecía acercarlo a formar gobierno.

Por ello, intentando evitar que RN alcance la mayoría, más de 200 candidatos han confirmado que no se presentarán a la segunda vuelta del domingo para el Parlamento nacional de 577 escaños de Francia.

En total, RN debería alcanzar los 289 escaños para tener mayoría propia, algo que no estaba asegurado ni siquiera tras la primera ronda de las elecciones.

Por ello, ahora, muchos esperan que, con esta medida, RN realmente no cumpla su objetivo, aunque la histórica estrategia se enfrenta a un importante desafío: aún no está claro si los aliados de Emmanuel Macron se retirarían de las contiendas locales en favor de candidatos rivales mejor ubicados si estos son de la extrema izquierda Francia Insumisa (LFI), de Jean-Luc Mélenchon.

Sin embargo, el lunes, Macron dijo, en una reunión a puerta cerrada en el Palacio del Eliseo, que la principal prioridad era bloquear a RN y que los candidatos de LFI podrían ser respaldados si fuera necesario.

El "frente republicano" ha funcionado antes, como en 2002, cuando votantes de todas las tendencias respaldaron a Jacques Chirac para derrotar al padre de Marine Le Pen, Jean-Marie, en una contienda presidencial.

Además, el propio Macron recurrió a esta estrategia en el balotaje de 2022, en el cual justamente derrotó a la propia Marine Le Pen, aunque en esta oportunidad la propia líder de RN está suavizando la imagen de su partido para intentar evitar esto. 

Este martes, Le Pen insistió con que el RN no intentaría formar gobierno si no tuviera una mayoría viable en el Parlamento: "No podemos ponernos de acuerdo para formar un gobierno si no podemos actuar. Esa sería la peor de las traiciones a nuestros votantes".

Según los sondeos, actualmente, la posibilidad más cierta es que ningún partido alcance la mayoría, lo que derivaría en un Parlamento paralizado.

Pero, por otro lado, en el caso de que RN finalmente logre formar gobierno, la gran cuestión será la cohabitación con Macron, quien tiene mandato hasta 2027.

Justamente, Le Pen acusó al mandatario de apresurarse a nombrar a altos funcionarios en lo que considera que es "una especie de golpe de Estado administrativo".

De acuerdo con diversos informes de prensa, previendo una posible derrota, Macron está apresurando varios nombramientos clave de alto rango dentro de la administración pública del país, incluidos altos cargos de la Unión Europea.

"Cuando quieres contrarrestar el voto del electorado, los resultados de las elecciones, nombrando a personas propias, para que te impidan dentro del Estado poder llevar a cabo la política que quieren los franceses... Yo llamo a eso un golpe de Estado administrativo", dijo Le Pen.

Por su parte, el Eliseo emitió un comunicado en el que instó a Le Pen a ejercer la "compostura" y la "moderación".

"Durante los últimos 66 años, ha habido nombramientos y cambios semanales, particularmente en el verano, independientemente de los tiempos políticos en los que se encuentren nuestras instituciones", aclara el comunicado. 

Esta no es la primera disputa entre Le Pen y Macron respecto de cómo podría llevarse a cabo una futura cohabitación con Jordan Bardella como primer ministro: aunque la Constitución francesa, redactada por Charles de Gaulle, otorga mucho poder al presidente, los abogados describen al jefe de Estado como un "coloso con pies de barro".

Para la Carta Magna, es el presidente quien debería manejar las cuestiones de defensa y relaciones exteriores. Sin embargo, es el primer ministro quien tiene potestad sobre el presupuesto, una herramienta que Bardella podría utilizar para complicar los planes de Macron en defensa. 

Por cierto, antes de la primera ronda de elecciones, Le Pen declaró que el cargo de "jefe de las Fuerzas Armadas" conferido por la Constitución no era más que un "título honorífico".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés