El Economista - 73 años
Versión digital

mar 23 Jul

BUE 11°C
Estados Unidos

Para Wall Street, Biden se baja, pero en Washington dudan

Las encuestas sobre intención de voto posteriores al debate son contundentes

Joe Biden.
Joe Biden.
03 julio de 2024

La posibilidad de que Joe Biden desista de sus candidatura ya se discute abiertamente en todos los ámbitos, desde los políticos en Washington hasta los financieros en Wall Street.

El origen está en la desastrosa presentación de Biden en el debate con Donald Trump en la CNN. De inmediato, los demócratas entraron en pánico que siguió en los días posteriores.  Porque como tituló un portal: "No se puede no ver lo que se vió".  

Medios de comunicación con influencia en el electorado demócrata, entre ellos The New York Times, le pidieron a Biden que dé un paso al costado. Pronto podrían sumarse a esa demanda algunas figuras  partidarias.

Las primeras lecturas pos debate comenzaron a ser ratificadas por los sondeo de intención de voto. Una reciente encuesta de NYT/ Siena College muestra que la ventaja de Trump se ensanchó. Antes del debate era de 3 puntos, y ahora es de 6 entre los posibles votantes.  El 74%  considera al Presidente demasiado viejo para gobernar efectivamente en los próximos años y el debate amplificó las preferencias previas de los votantes.  También presenta números similares una  encuesta de The Wall Street Journal con una intención de voto de 48% para Trump y de 42% para Biden.  

Si el análisis se centra en los estados considerados decisivos porque en ellos las preferencias pueden modificarse de una elección a otra, la ventaja de Trump es aún más amplia.

Algunos estrategas demócratas ya están evaluando a otros posibles candidatos aunque saben que tendrá un costo político dejar de impulsar la reelección del Presidente y más aún luego del ciclo de primarias. A la hora de pensar en otro candidato, pica en punta la vicepresidenta Kamala Harris a pesar de que no  es una figura muy popular. 

De todas maneras, los demócratas tienen un dato a favor y es la resistencia que genera en muchos sectores la figura de Trump.  Es un candidato al que creen que le puede ganar si se encuentran el rival adecuado.  Biden no puede demorar mucho su decisión y no hay consenso sobre cuál será finalmente aunque sus allegados afirme que sigue firme en la carrera. El propio Presidente afirmó que "nadie lo va a correr de la competencia".

También Wall Street  toman nota del nuevo escenario político. Los analistas sostienen que en el mercado se irá ajustando las inversiones descontando el triunfo de Trump en noviembre.  Eso se expresará en mayores rendimientos de los bonos del Tesoro, un  valor más alto del dólar frente a otras monedas  y subas de las acciones. Claro que en ese terreno, además de los candidatos presidenciales,  juega Jerome Powell que puede modificar el rumbo de las cotizaciones si finalmente impulsa un recorte de la tasa de interés en la reunión de la Fed de septiembre, poco antes de las elecciones presidenciales.         

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés