El Economista - 73 años
Versión digital

mie 24 Jul

BUE 18°C
dolar milei
Panorama

Aumenta la tensión y el mercado se pone en contra

Los tenedores de pesos locales se sienten licuados y optan por buscar refugio en el dólar.

Luis Varela 09 enero de 2024

En un día que estuvo concentrado desde las primeras horas de la tarde en el inicio de la discusión de la Ley Ómnibus en la Cámara de Diputados, con discusiones ciertamente tensas, de parte fundamentalmente de representantes legislativos que sacaron muy pocos votos en las últimas elecciones, el final de una rueda bastante intrincada hizo que todo el mundo girara la cabeza hacia Ecuador.

Con toda esa situación en el escenario, los diputados se pasaron la tarde trabando todo el desarrollo para que avance la ley que envió el presidente Javier Milei al Congreso. Y a 48 horas de haber enviado el DNU a la comisión bicameral, esa combinación de senadores y diputados todavía no fue conformado. 

Y hubo reclamos rabiosos desde el Ejecutivo, porque hay legisladores que quieren seguir las discusiones en forma virtual "para no perderse las vacaciones". Con esas trabas, el diputado Ricardo López Murphy le recomendó al Gobierno que extienda las sesiones extraordinarias hasta fines de febrero, decisión que por el momento parece inamovible: terminarán dentro de tres semanas.

Así, en ese estado de convulsión, mientras el ministro de Economía bajó la tasa de interés de los plazos fijos tradicionales, con una inflación que está en la zona del 25% (este jueves el Indec dará a conocer el IPC de diciembre), además de haber alargado el plazo mínimo de los plazos fijos UVA (que evolucionan con la inflación) a un término mínimo de 180 días, los ahorristas consideraron que dejar los pesos medio año en el banco es una suerte de "corralón", por lo que los pesos son retirados de las cuentas y encuentran un único destino: el dólar.

De ese modo hoy se anotó una suba generalizada en los dólares libres, con un fuerte salto de $70 en el dólar blue, en un día en el que los bonos estuvieron nuevamente hacia abajo (a pesar de haberse pagado los cupones que surgieron del canje que hizo Martín Guzmán en agosto de 2020), con el BCRA comprando dólares en el mercado y sumando reservas. Y la situación de mercado en contra llegó a tal punto que ni la Bolsa, que venía como un tren, pudo aguantar, y anotó una fuerte caída, con baja en bloque para todas y cada uno de los ADR argentinos que cotizan en Nueva York.

Ante esta tensa situación, con mercado claramente en contra, pesimista, convencido de que la reforma se le hará muy cuesta arriba a Milei, los inversores internacionales van intuyendo que el 2024 puede ser un año peligroso para las inversiones de riesgo, y muchos ahorristas temerosos vuelven al dólar. 

De ese modo, siguieron sostenidas las tasas largas de EE.UU.: se pagó 4,8% anual a 1 año de plazo, 4% a 5 años, 4% a 10 años y 4,2% a 30 años. Y en el exterior el dólar subió 1,7% en Chile, 0,8% en México, 0,6% en Brasil, 0,4% contra la libra, 0,3% contra el euro y 0,2% en China, y solo bajó 0,1% en Japón.

En el mercado cambiario local, mientras tanto, con un dólar exportador de $926,54, el BCRA pudo comprar US$ 128 millones en el mercado. Y, tras el pago de cupones, la autoridad monetaria pudo sumar US$ 54 millones a las reservas (mientras Luis Caputo y Nicolás Posse siguen dialogando con el FMI para reflotar el acuerdo que había y conseguir dólares frescos). 

Pero los tenedores de pesos, superado ya el pago de los aguinaldos y jugados los fondos para vacaciones, volvieron a inclinarse de lleno por buscar refugio en el billete verde. Así, el dólar blue saltó $70 hasta $1.120, el dólar Senebi subió $5,70 hasta $1.198,74, el dólar MEP saltó $18,55 hasta $1.161,14 y el contado con liquidación subió 20 centavos hasta $1.196,69. 

Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue subió al 30% y la del CCL con el mayorista siguió en el 47%. 

Y el mercado está ahora aguardando qué impacto tendrá esta suba del dólar en los precios de la economía, percibiendo que en febrero se acelerará el crawling peg o se obligará a Caputo a realizar otra devaluación disruptiva.

Así, en un día en el que todos los títulos públicos debieron haber ganado precios porque se pagó sin problemas el cupón de los GL y AL que diseñó Guzmán hace tres años y medio, el panel de bonos de Argentina estuvo sin mucho volumen, y los precios perdieron otro 1,7%, hasta el nivel más bajo desde que Milei es Presidente, y el riesgo país subió 53 unidades hasta 2.102 puntos básicos, un nivel que no se veía desde fines de noviembre, cuando Massa emitía pesos sin parar para comprar votos y ver si lograba de ese modo a una Presidencia que se le escapó de las manos.

En cuando a los precios de los papeles privados, el mundo sigue debatiendo qué pasará con la economía. Hubo débiles datos de la actividad alemana: el gigante alemán de los grandes almacenes Galería Karstadt Kaufhof se declaró insolvente tras la quiebra de su matriz Signa, en plena crisis inmobiliaria en la región. 

Hubo también problemas con la farmacéutica española Grifols, que se desplomó en Wall Street. Y con todo eso hubo cierre mixto en la Bolsa de Nueva York, con bajas del 0,4% para el Dow y del 0,1% para el S&P, pero con suba del 0,1% para el Nasdaq. Mientras tanto, con lo que pasa en Ecuador en la mira, hubo baja del 0,7% en la Bolsa de San Pablo y caída del 1,9% en la de México.

Y a nivel local la euforia bursátil que se daba hasta ahora se frenó de golpe. Con $19.195 millones operados en acciones y $28.800 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires bajó 4%. Y las ADR argentinas en NY anotaron una baja en bloque del 1% al 5,5% para Francés, Galicia, Macro TGS, YPF, Pampa E, Supervielle, Telecom, Edenor, Cresud, IRSA, Despegar, Central Puerto, Loma Negra y Bioceres.

Y todo esto viene rodeado con variaciones extremas en las commodities. Hubo suba del 2,8% para el petróleo, metales preciosos sin fuerza, metales básicos mixtos, fuerte repunte para los granos tanto en Chicago como en Rosario (con una tormenta de nieve gigantesca castigando el centro de EE.UU.) y también se vio un día pálido en las criptomonedas, ya que hubo una baja del 0,9% para el Bitcoin con caídas de hasta el 6% en el resto de los valores de panel.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés