El Economista - 73 años
Versión digital

mie 17 Jul

BUE 16°C
Copa Sudamericana

Batalla campal en Universitario vs Gimnasia: la brutal patada voladora de José Carvallo a Agustín Ramírez

El arquero del conjunto peruano agredió al futbolista argentino, quien se encontraba de espaldas, en un escandaloso final por Copa Sudamericana

29 junio de 2023

Gimnasia de La Plata se convirtió en el segundo equipo argentino junto con Huracán en quedar eliminado de la Copa Sudamericana al finalizar último en el Grupo G luego de caer por 1-0 en su visita a Universitario, de Perú, en el estado Monumental, de Lima, por la sexta y última fecha de la fase de grupos, donde al concluir el encuentro se registró un enfrentamiento a golpes entre futbolistas de ambos conjuntos.

Piero Quispe a los 40 minutos del primer tiempo logró el gol de la victoria del equipo peruano, que es dirigido por el uruguayo Jorge Fossati y contó como titulares con tres argentinos: el defensor Matías Di Benedetto, el volante Martín Pérez Guedes y el delantero Emanuel Herrera.

Salvo esporádicos y no muy profundos intentos de los limeños, alentados por una multitud que colmó las graderías del estadio capitalino, siempre Gimnasia pareció y evidenció ser el más animoso a la hora de buscar una victoria que se volvía indispensable, sobre todo porque además dependía de un triunfo del brasileño Goiás en su visita al colombiano Independiente Santa Fe.

En el transcurso del partido, los caminos empezaron a cerrársele a los dirigidos por Sebastián Romero, y en medio de una creciente impotencia fue cuando el promisorio volante del seleccionado Sub-20, Ignacio Miramón, perdió un balón en la mitad de la cancha y en su afán por recuperarlo cometió una infracción que mereció la tarjeta roja del árbitro uruguayo Esteban Ostojich.

Pero cuando estaba en su mejor momento en el primer tiempo, sobre los 40 minutos apareció Quispe con un remate bajo contra el palo izquierdo del arco de Tomás Durso para otorgarle la inmerecida pero muy celebrada ventaja a los dueños de casa.

Esto, y las noticias simultáneas de que Independiente Santa Fe había empatado en Colombia con gol del inextinguible Hugo Rodallega provocaron un efecto contagioso en los locales, que ahora sabían que convirtiendo dos tantos más podían terminar primeros en la zona y por consecuencia clasificados a octavos.

Pero como Gimnasia fue pura dignidad y decidió vender cara la eliminación, a Universitario le costó imponer su superioridad numérica en procura de una clasificación directa que tenía más que nunca al alcance de la mano.

Y aunque el local tuvo algunas aproximaciones de relativo peligro, siempre conjuradas por el buen arquero Durso, su falta de atrevimiento y su manifiesto conformismo, esperando un triunfo de Independiente Santa Fe que nunca llegó, sino que por el contrario los brasileños terminaron imponiéndose 2-1 con un gol postrero de Matheus Santos, los dejó segundos y a la espera de que tercero le tocará en suerte en el repechaje para alcanzar esos ansiados octavos de final.

De esta manera, el Grupo G se cerró con Goiás primero y clasificado a octavos de final con 12 puntos, seguido por Universitario con 10, mientras que Independiente Santa Fe concluyó con 7 y Gimnasia con 4.

Piero Quispe le dio el triunfo a Universitario
Piero Quispe le dio el triunfo a Universitario

Escándalo al final del partido entre Universitario y Gimnasia

Cuando todo parecía terminado y en el descuento recibiera Franco Torres, de Gimnasia, también la tarjeta roja, tras el pitazo final del árbitro Ostojich, que amonestó a Erik Ramírez con el cotejo finalizado, se desató una pelea entre algunos jugadores visitantes con otros del conjunto local, observándose entre los más enconados a Leonardo Morales del "Lobo" y a Andy Polo de los anfitriones.

En ese momento, el arquero de Universitario, José Carvallo, se metió en la trifulca para intentar calmar los ánimos, pero los terminó empeorando. El futbolista de 37 años vio que desde el equipo argentino buscaron agredir a Quispe y a un miembro del cuerpo técnico peruano y eso desató su furia, que rápidamente salió corriendo y terminó pegándole una patada voladora a Agustín Ramírez, quien se encontraba de espaldas. Luego, entre Erik Ramírez, Cristian Tarragona y otros jugadores le respondieron con sendos golpes y la batalla campal siguió agravándose aún más. 

El desencadenante de la pelea del final fue que algunos jugadores del elenco crema "cargaron" a los de Gimnasia y ahí comenzaron las corridas, los empujones y las agresiones.

Después de los golpes y empellones entre futbolistas de ambos bandos y también de los visitantes con las fuerzas de seguridad, algo que se trasladó posteriormente a la zona de acceso a los vestuarios, derivó también en que el público local lanzara proyectiles contra los jugadores del equipo platense.

Luego del escandaloso final, el juez uruguayo Ostojich informó a seis futbolistas y a un integrante del cuerpo técnico de Gimnasia. Entre ellos se encuentran los futbolistas Tarragona, Morales, Durso, Nelson Insfrán, Eric Ramírez y Agustín Ramírez, más Emanuel Trípodi, integrante del cuerpo técnico.

Además de las multas económicas que aplica la Conmebol en estos casos, también recibirán sanciones disciplinarias a cumplir en próximos compromisos internacionales.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés