El Economista - 70 años
Versión digital

mar 28 May

BUE 9°C
Claves

¿Pueden seguir subiendo los bonos en dólares?

Los bonos podrían haber alcanzado un primer techo, y romperlo requerirá de señales macroeconómicas más positivas. La Ley Bases es clave.

Reducir la tasa de nuestros bonos, y por ende el riesgo país, será clave para volver a acceder a los mercados internacionales.
Reducir la tasa de nuestros bonos, y por ende el riesgo país, será clave para volver a acceder a los mercados internacionales. EE
Mauro Carrizo 14 mayo de 2024

Desde el resultado del balotaje del año pasado, los bonos soberanos argentinos en dólares, como el AL30, han pasado de cotizar desde un precio de US$ 26,5 a US$ 58,2 (precio de cierre del viernes 10 de mayo), lo que representa un aumento de casi el 120% en tan solo 6 meses. 

Ahora bien, la pregunta que surge es cómo evaluar la relación riesgo/retorno para estos bonos después de un incremento tan significativo, considerando lo que está por venir.

Un factor clave a tener en cuenta es el nivel de las reservas internacionales, que actúan como garantía para realizar los pagos de los bonos en tiempo y forma. 

El crecimiento de estas reservas aumenta la probabilidad de pago de los bonos y, por ende, su precio. Hasta el momento, hemos observado un notable aumento en el monto de las reservas. 

En términos de reservas netas líquidas, hemos pasado de alrededor de US$ -15.000 millones a un terreno casi positivo en tan solo unos meses. 

BCRA dólar
Un factor clave a tener en cuenta es el nivel de las reservas internacionales.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, históricamente, las reservas tienden a aumentar más durante el primer semestre debido a la mayor liquidación del agro.

Para evaluar el potencial upside de los bonos, consideremos dos casos específicos: el AL30 (bono ley local a 2030) y el GD35 (bono ley Nueva York a 2035). La tasa anual en dólares que devenga el AL30 es del 22%, mientras que la del GD35 es del 16,5%. 

Ahora bien, pensemos en dos escenarios: uno favorable, en el que las tasas de los bonos se reducen a alrededor del 14%, y otro muy favorable, en el que las tasas caen a cerca del 12%. En el primer escenario, los bonos podrían subir entre 15% y 22%, mientras que en el segundo escenario podrían aumentar en promedio alrededor del 30%. 

¿Por qué hemos elegido estas tasas como ejemplo? Porque son aproximadamente los rendimientos de bonos de países con una calificación crediticia similar a la de Argentina.

¿Cuál es el riesgo? La volatilidad. Argentina es un país caracterizado por su alta volatilidad, como lo hemos visto durante el 2023, con bonos que cayeron hasta los US$ 20, subieron a US$ 30 y luego volvieron a bajar a alrededor de los US$ 25. 

Si bien ya hemos presenciado una importante suba, creo que aún hay margen para crecer dentro de un escenario macroeconómico favorable.

En resumen, los bonos podrían haber alcanzado un primer techo, y romperlo requerirá de señales macroeconómicas más positivas. Las condiciones en las que se trate la Ley Bases en el Senado podrían ser una primera señal importante. Si esto sucede, los bonos aún tendrán un camino por recorrer. Reducir la tasa de nuestros bonos, y por ende el riesgo país, será clave para volver a acceder a los mercados internacionales.

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés