El Economista - 70 años
Versión digital

mie 28 Feb

BUE 23°C
Se anuncia el jueves

Nobel de Literatura 2022: Houellebecq, Salman Rushdie, Ngugi wa Thiong'o o alguna pluma no consagrada

Entre los conocidos, hay tres favoritos. Pero nadie descarta que la Academia Sueca apueste por un autor o autora hasta entonces desconocido.

El Premio Nobel se ha enfrentado en los últimos años a una crisis de identidad
El Premio Nobel se ha enfrentado en los últimos años a una crisis de identidad
05 octubre de 2022

Mientras un trío masculino encabeza las apuestas sobre quién será favorecido con el próximo Premio Nobel de Literatura -pican en punta los nombres de Michel Houellebecq, Salman Rushdie y Ngugi wa Thiong'o- la gran intriga hoy pasa por anticipar si la Academia Sueca dará un giro decisivo distinguiendo a un escritor por un motivo adicional al de una literatura de incuestionable valor -como ocurriría si recae sobre el autor de "Los versos satánicos" tras el reciente atentado contra su vida- o si seguirá apostando como en muchas ocasiones por un autor o autora hasta entonces desconocido.

En las últimas dos ediciones, con la elección de la poeta estadounidense Louise Glück (2020) y el novelista de origen tanzano Abdulrazak Gurnah (2021), los integrantes del jurado hicieron recaer el veredicto del galardón literario a autores poco traducidos y desconocidos por el gran público y también por parte del mundo editorial.

"Después del año pasado, me parece que es aún más difícil adivinar", admitió Lina Kalmteg, encargada de Literatura en la radio nacional de Suecia, según cita AFP, en alusión a la "sorpresa total" cuando se anunció el nombre de Gurnah.

"Creo que se busca un nombre más conocido este año por la sorpresa del año pasado", pronosticó por su parte Björn Wiman, jefe de la sección de Cultura del diario sueco Dagens Nyheter.

Los favoritos

El Nobel de Literatura se entregará el jueves a las 8, hora argentina. Hasta entonces, los pronósticos y las apuestas seguirán su marcha ascendente en materia de expectativas: hoy los mayores favoritismos están del lado del francés Houellebecq, que con su última novela "Aniquilación", publicada en la Argentina hace unas semanas, no experimentó el éxito esperado. No obstante, sigue siendo el autor francés vivo más leído del mundo y su genio visionario no puede ser ignorado por los académicos suecos.

Como segunda opción aparece Rushdie, gravemente herido tras un ataque con arma blanca el pasado mes de agosto mientras dictaba una conferencia y en tercer lugar el escritor keniano Ngugi wa Thiong'o, quien ya figuraba con chances en años anteriores.

633c9a8a79523_900
El escritor keniano Ngugi wa Thiong'o

"No puedo imaginar a otro escritor que tenga la audacia, hoy, de merecerlo más que él. La campaña empieza ahora", suplicaba en agosto en una columna dominical el intelectual francés Bernard-Henri Levy a favor de Rushdie. La coronación del escritor estaría en cualquier caso desvinculada de la agresión de la que fue víctima ya que la terna de los cinco finalistas está detenida por la Academia Sueca desde mayo.

Crisis

Acosado por la controversia, los gustos siempre cambiantes y las críticas cada vez más copiosas en las redes sociales, el Premio Nobel, se ha enfrentado en los últimos años a una crisis de identidad

El resultado ha sido una serie de ganadores que plantean interrogantes sobre la naturaleza del premio en sí: ¿la historia oral constituye literatura? ¿Las canciones de Bob Dylan constituyen literatura? ¿Existe siquiera Abdulrazak Gurnah, o es un experimento puesto en marcha por la Academia para determinar cuántas personas fingirían haber leído a un autor del que obviamente nunca habían oído hablar?

Por otro lado, la Academia se recupera de una larga crisis, después del escándalo #MeToo en 2018 y de la atribución el año siguiente del premio al austríaco Peter Handke, una elección que generó polémica por sus posiciones a favor del exdictador serbio Slobodan Milosevic.

"Ahora la academia evidentemente está preocupada de su imagen, tanto en lo referente a la diversidad como a la representación de géneros, de una forma completamente diferente que antes del escándalo de 2017-2018", explicó Björn Wiman a AFP.

Tras los sobresaltos del escándalo de Jean-Claude Arnault, esposo de una académica que fue acusado de violación, la institución tuvo que posponer en 2018 la atribución del premio.

Desde entonces el galardón recayó en dos mujeres: Glück y la polaca Tokarczuk y en un hombre. Y ante las críticas por la falta de diversidad en la elección de galardonados, la Academia Sueca integró en 2020 a un grupo de expertos externos de diferentes zonas lingüísticas.

Esto puede ser considerado un buen augurio para la estadounidense Joyce Carol Oates, las francesas Annie Ernaux, la guadalupeña Maryse Condé, la poeta canadiense Anne Carson o para la canadiense Margaret Atwood, consideradas en las quinielas, así como la rusa Ludmila Oulitskaïa, en cierta ventaja por su posición en el conflicto bélico que su país mantiene con Ucrania.

"Esto generaría una reacción", afirma Wiman, que destaca que es a la vez una autora opuesta al Kremlin y también saca a relucir la cultura rusa en un contexto de guerra en Ucrania.

Sin embargo, a todos los pronósticos hay que observarlos con cautela: el escritor tanzano Abdulrazak Gurnah estaba ausente del radar y los dos anteriores, la poeta estadounidense Louise Glück en 2020 o el escritor alemán Peter Handke en 2019 estaban lejos de serlo en las apuestas.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés