El Economista - 73 años
Versión digital

dom 14 Jul

BUE 11°C
Tendencias

El vinilo se impone, ¿al rescate de la industria?

Taylor Swift no sólo bate récords en estadios sino también en venta de discos en vinilo. Otro año más de crecimiento de la industria que intenta recuperar el glamour de antaño. Y, además, interesantes relaciones entre fans, streaming, ediciones especiales, redes y coleccionismo.

El vinilo se impone, ¿al rescate de la industria?
Pablo Manzotti 20 noviembre de 2023

"Pero sigo navegando, no puedo parar, no dejaré de moverme. Es como si tuviera esta música en mi mente, diciendo que todo va a estar bien", dispara con firmeza Taylor Swift desde uno de sus temas más populares, Shake It Off.

Y sí: todo va a estar bien, Taylor. No solo enamoró a las y los swifties de Buenos Aires, no solo se metió entre los artistas con mayor rango de streaming mundial sino que, además, fue por el físico. El disco 1989 (Taylor's Version) de la cantante vendió más de 1,1 millones de copias en los EE.UU. en sus primeros seis días de lanzamiento (del 27 de octubre al 1 de noviembre).

De esa suma, las ventas de vinilo representan 580.000, lo que marca la más alta semana de ventas para un álbum de vinilo desde 1991. Swift rompe su propio récord de ventas de vinilos de la era moderna, establecido por el debut de Midnights, que vendió 575.000 copias en su semana de salida.

Este dato surge de un completo informe de la consultora Lunminate, una de las más reconocidas en el campo de registrar las tendencias en los hábitos del consumo cultural. Según sus estudios, las ventas de vinilos en EE.UU. aumentaron 21,7% en el primer semestre de 2023 con respecto al mismo período del año pasado.

Como se viene desarrollando periódicamente en esta sección, el resurgimiento del vinilo no es nuevo: el 2022 marcó el decimoséptimo año consecutivo en que las ventas de discos de vinilo aumentaron. Pero hay mejores noticias: la tasa de crecimiento del presente año ha asegurado a los expertos que el mercado del vinilo no se estancó naturalmente. ¿Por qué había temor de que eso sucediese?

Por el pico pandémico, que generó espejismos en toda la industria cultural y sus objetos de consumo, con un aumento de 108% en 2021. La consultora también descubrió que otros formatos, además de los vinilos, incluidos los discos compactos, no experimentaron una caída en las ventas con respecto al año anterior.

drake-award-9fe5a0ddd54046f4a616ea217ef22135
Drake

El informe también incluye cifras sobre el consumo de música en idiomas distintos del inglés por parte de los estadounidenses. Esto es interesante porque, hasta la década del noventa era algo impensado en el mercado. La globalización y los servicios de streaming acercaron sonidos diferentes a todos los usuarios y uno de los mayores mercados del mundo como el americano determinó la tendencia: el 40% de los melómanos estadounidenses tienen música no inglesa en sus hábitos. Por supuesto nada de esto se acerca un poco siquiera a las cifras del streaming, que no tiene un techo de crecimiento a la vista. Las cifras de transmisión de audio y vídeo bajo demanda aumentaron un 15% en los EE.UU. y se duplicaron a nivel internacional en un 30,8%.

Hablando de Taylor Swift, es la segunda artista con mayor rango de streaming a nivel histórico: más de 113 mil millones de reproducciones. ¿Quién es el primero?

Veamos el cuadro del top ten elaborado por el sitio especializado chartmasters.org:

  • Drake 134,006,959,824
  • Taylor Swift 113,640,756,268
  • Bad Bunny 89,088,945,480
  • The Weeknd 83,117,939,812
  • Ed Sheeran 73,027,893,790
  • BTS 71,365,408,302
  • Post Malone 69,312,232,022
  • Ariana Grande 68,503,654,575
  • Justin Bieber 68,416,255,914
  • Eminem 65,203,642,920

En 2023 el mercado internacional con mayor crecimiento en streaming fue Asia, con un aumento del 107% en audio y vídeo respecto al mismo periodo del año pasado. América Latina aumentó 70%, mientras que Europa aumentó 57%. Números altamente favorables.

Volviendo al vinilo, le siguen en el top de ventas en lo que va de 2023: Lana Del Rey, el grupo Boygenius y Melanie Martinez. Se filtran clásicos en el top como Fleetwood Mac (Rumours ha vendido 103.000 copias este año) y Michael Jackson. En el plano del CD Los 10 títulos más vendidos fueron todos grupos de K-pop con la excepción de Midnights, que llegó al puesto número 6, con 176.000 unidades vendidas.

Esto demuestra la supremacía de Taylor Swift por un lado (mantiene posiciones de liderazgo en todas las áreas: vinilo, cd y streaming) y el fenómeno del K-Pop como símbolo de época.

Más allá de las cuevas y el negocio de la nostalgia

El rito de comprar el vinilo está ligado a las disquerías, a su entorno, a la posibilidad de hurgar entre las bateas. Pero, dado que cada vez quedan menos de estos espacios y que se impone el cambio de época con el e-commerce, hay datos para revisar.

El trabajo del informe descubrió que las ventas directas al consumidor aumentaron más que las de vinilo solamente (entre un 26% y un 21,7%) y esto determina un fenómeno súper interesante: los seguidores compran de forma directa en la web de los artistas. Es por eso que las bandas ponen mucho trabajo desde sus sitios en establecer ese vínculo de "compra directa" ofreciendo ediciones especiales solo conseguibles en la plataforma o elementos de memorabilia que se suman a la placa en sí.

Otro punto destacable en el ascendente y marcado universo del vinilo es el coleccionismo. En la última edición del "record store day" se presentaron más de 400 reediciones de lujo de títulos clásicos.

Un dato interesante es que el período "retro" se acorta cada vez más: antes había reediciones aniversario de discos editados varios años atrás; ahora ya alcanzan a las producciones de hace cinco años. Es que la fidelización del artista para con su fan pasa por el objeto. Y ahí entra, antes que nada, el vinilo. Ediciones a color acompañadas de libros son altamente buscadas. Y hay otra lectura que se suma desde la industria: paradójicamente, las plataformas y apps de streaming fomentan a toda una corriente de melómanos a adquirir en formato físico aquellas músicas que descubrieron en digital. 

Según especialistas, el contingente más joven de fanáticos está rivalizando con los audiófilos y con los DJs como un mercado importante para el vinilo.

Esto se da gracias a artistas pop como Taylor Swift y Lana Del Rey, que convierten sus álbumes en artículos coleccionables exclusivos mediante el lanzamiento de múltiples portadas de discos o vinilos de colores alternativos. Y las redes, claro: #VinylTok, un hashtag de TikTok que los creadores usan para mostrar sus colecciones y obsesionarse con las ediciones especiales que sus seguidores, obviamente, quieren tener.

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés