El Economista - 70 años
Versión digital

dom 21 Abr

BUE 18°C
ENTRETENIMIENTO

5 series y películas para ver este fin de semana en Netflix, Prime Video, Universal Plus y MUBI

Una selección con las series y películas recomendadas para este fin de semana.

Las 5 mejores películas y series para ver este fin de semana.
Las 5 mejores películas y series para ver este fin de semana. El Economista
Oscar Mainieri 22 septiembre de 2023

Con tantas plataformas de streaming a nuestra disposición, puede parecer casi imposible decidirse por algo para ver durante el fin de semana

Por eso reunimos en una selección especial las mejores series y películas, que incluye también estrenos en salas de cine, para convertir ese menú interminable en un problema del pasado.

Estas son las series y películas para ver en el fin de semana en Netflix, Prime Video, Universal Plus y MUBI.

1. Serie para ver en Universal Plus: Poker Face.

Quizás uno de los mejores productos de este año, creado por Rian Johnson (Entre navajas y secretos), retoma la estructura de los viejos seriales como Columbo o La reportera del crimen, en donde se presentaba un caso criminal a resolver por episodio con alguna estrella invitada.

Aquí no están ni Peter Falk ni Angela Lansbury pero sí Natasha Lyonne (Muñeca rusa), una actriz muy entrenada para seducir al espectador con su carisma excéntrico. Ganadora imbatible en las mesas de póker, su personaje tiene la habilidad de intuir fuertemente cuando alguien le miente. 

Como atraviesa el país huyendo de algo que sucede en el primer episodio, aquella característica la lleva a inmiscuirse en cuestiones criminales que muchas veces pasan inadvertidas para la policía de la localidad en que esté parando y que ella resuelve con una singular disposición.

Así es como se puede topar con el dueño de un casino de Las Vegas (Adrian Brody) que esconde más que lo que muestra, o dos ancianitas internadas en un asilo con prontuario frondoso, o una cantante (Cloe Sevigny) que busca revitalizar su carrera haciendo trampa...

Con el particular encanto que posee Charlie Cale -así se llama el personaje- para detectar mentiras y deshacer entuertos, los diez episodios de 45 minutos de esta temporada se ven de un tirón. El entretenimiento está asegurado.

2. Película para ver en Netflix: Un día y medio

Este potente drama de origen sueco dirigido e interpretado por Fares Fares galvaniza al espectador y lo mantiene pegado a la pantalla a lo largo de 90 minutos, tanto por la calidad de los intérpretes como por la tensión y el suspenso crecientes.

Un inmigrante (Alexej Manvelov) secuestra a su ex esposa porque no deja que vea a su hija. La violenta situación se da en un centro médico en donde trabaja la mujer. El policía (Fares Fares) que media entre ellos se ve obligado a punta de pistola a trasladarlos por media Suecia, seguido y custodiado por 4 patrulleros.

De ahí en más la historia se irá desovillando para mostrar que no todo es lo que parece, que cada personaje oculta en su equipaje emocional mucho más de lo que puede soportar, ya sea por el racismo imperante en la sociedad, la enfermedad mental o la lujuria.

El film recuerda a Loca evasión (1973), en donde el trío protagónico realizaba una larga travesía a través de los Estados Unidos perseguido por una caravana interminable de patrulleros. Pero no hay nada más lejano al universo de Steven Spielberg que esta pequeña joya sueca, en donde se privilegian las relaciones entre los personajes por encima de la espectacularidad de la acciones. Muy recomendable.

3. Serie para ver en Prime Video: Falso

Dos hermanos de la vida, ambos huérfanos por diversas circunstancias, se unen para pagar la deuda que el tío de uno de ellos tiene con unos prestamistas que financiaron su revista, plena de buenas intenciones para cambiar el mundo. 

Uno de los muchachos es un artista del dibujo; el otro, un emprendedor. Muy limitados en cuanto a recursos económicos, deciden falsificar billetes de la moneda nacional. Y logran hacerlo con un altísimo margen de fidelidad al original.

Esta serie hindú (8 episodios de una hora), narrada con habilidad por Krishna D.K y Raj Nidimoru, plantea cuestiones éticas porque el abuelo tiene una moral muy rígida y el nieto es más afín a relativizarlo todo con tal de obtener el dinero para pagar la deuda y llevar a su novia -una chica de clase alta- a la más sofisticada de las fiestas. Pero Falso no es un drama moralista, sino un entretenimiento que alterna lo cómico y lo dramático con poderosas secuencias de acción.

Es que, una vez que el dinero falso comienza a circular, una banda de criminales que importaba dinero del extranjero y es jaqueada por un policía obsesionado con mantener limpia la economía del país, traba conocimiento de los muchachos y trata de forzarlos con métodos violentos a que generen ingentes cantidades para ellos.

El jefe de la banda es más que malo; su perversidad no reconoce límites. El policía posee dosis excesivas de terquedad y heroísmo. ¿Están los muchachos preparados para lidiar con ellos?

Hay espacio para diversas situaciones de alta tensión y también para la ternura: la relación entre el joven artista y su abuelo es de gran ternura. Las locaciones varían entre lo fabril donde se imprime el dinero y espectaculares vistas urbanas que exhiben el alto grado de modernidad que ha alcanzado India. El montaje es de gran dinamismo y recuerda al utilizado por Danny Boyle en su ¿Quién quiere ser millonario?. Exótica y entretenida.

4. Película para ver en MUBI: Rotting in the Sun

Éste es un estreno de alto voltaje por la numerosa cantidad de excesos que muestra de manera liviana: muchas escenas de sexo gay, jóvenes drogándose con variadas sustancias tanto para evadirse del mundo como para actividades recreativas, perros que comen lo que no deben en lugares públicos, crímenes que podrían no ser más que accidentes, etc.

El film de Sebastián Silva es una comedia disparatada que involucra a un conjunto de personajes que atraviesan la vida de manera muy pulsional en la ciudad de México, enredándose en situaciones que los sobrepasan. 

En este universo desbordado colisionan un influencer millonario que distorsiona la realidad de manera delirante (Jordan Firstman), un hombre anómico que podría dirigirle un programa (el mismo Silva), atravesado por una pulsión de muerte que en cualquier momento puede encontrar su cauce mientras lee al filósofo checo Cioran. Un hombre casado (Mateo Riestra) cuyo único objetivo parece ser la reforma del edificio en el que transcurre gran parte de la acción. Su mucama (la genial Catalina Saavedra), una mujer que vive en permanente estado de estupefacción y se involucra en una trama criminal que podría no existir y que permite que la comedia alterne con el thriller.

La crítica del chileno Silva, responsable de la recordada La nana, protagonizada encomiablemente por Saavedra, es multitarget: la vida acelerada y superficial del influencer, la deshumanización de los lazos afectivos por el recurso a las drogas y el sexo anónimo, la culpa auto generada en los que menos tienen ante situaciones que no acaban de comprender por falta de educación, etc. 

Pero, de última, quizás este film obsesionado por mostrar y reírse de lo que pueda parecer chocante para algunos sea mucho más conservador de lo que pretende. Silva propone su creación como una experiencia para el espectador, y todo es materia opinable.

5. Película para ver en Netflix: El conde

El nuevo film de Pablo Larraín ha sido producido por Netflix y bienvenido sea por sus dosis de creatividad: muestra al dictador Pinochet como un vampiro que atraviesa la noche en busca de corazones jóvenes que lo revitalicen y que no puede confiar en ninguno de los que lo rodean. 

Su esposa, de permanente vaporosa y sentimientos feroces, podría engañarlo con el servil lacayo, al que también el dictador podría haberle chupado la sangre. Los hijos -como cuervos- esperan ansiosamente que el monstruoso progenitor sucumba de una vez por todas para hacerse de sus bienes. Una joven monjita viene al desolado paraje con afán de exorcizarlo. 

Quien narra la historia es nada menos que Margaret Thatcher, con la que el Conde -así le gusta que lo llamen- mantiene relaciones incestuosas desde pequeño. El entorno gótico creado por el realizador se completa con atmósferas alucinantes, escenografías que alternan entre lo decrepito y lo ascético, unos parajes yermos propios de las hermanas Brontë, algunos toques gore sabiamente distribuidos, etc.

Larraín es un buen director, quizás el mejor entre los chilenos, pero siempre le faltan 5 para el peso. Una excepción en su obra podría ser El club (2015), en donde aborda el tema de los curas abusadores de una manera original y el film luce redondo, perfecto..

En El conde el guion tiene una laguna pantanosa en el segundo acto, en lo relativo a la monjita -que recuerda visualmente a la Falconetti de La pasión de Juana de Arco (Carl Theodor Dreyer, 1929)- que puede llegar a provocar bostezos. 

Pero el relato vuelve a repuntar en el último tercio, donde una vez más el tratamiento gótico de un figura como la de Augusto Pinochet alcanza cumbres imaginativas poco frecuentes entre los directores latinoamericanos. La fotografía en blanco y negro roza la excelencia y el elenco realiza una tarea irreprochable. Merece ser vista.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés