El Economista - 73 años
Versión digital

mar 16 Jul

BUE 14°C
Jornada

El pueblo manso sufre, pero la sangre no llega al río

Fue una semana durísima. Quiebre político en el Congreso, diluvio, precios que no frenan y la mayor caída de salarios en tres décadas. Sin embargo, el mercado financiero cerró muy tranquilo.

El blue no se movió, los financieros bajaron y los bonos cedieron, pero la Bolsa repuntó, con suba en bloque para los ADR argentinos.
El blue no se movió, los financieros bajaron y los bonos cedieron, pero la Bolsa repuntó, con suba en bloque para los ADR argentinos. EE
Luis Varela 09 febrero de 2024

Luego de una semana tremenda, con duro quiebre político en el Congreso, con un diluvio que inundó todo, con precios que siguen subiendo, con el salario de los trabajadores sufriendo la mayor caída mensual en al menos 30 años, el mercado financiero argentino terminó con una tranquilidad notable.

Con gente mansa haciendo colas interminables para hacer trámites que se podrían hacer con un toque en un instante a través de un celular, una familia constituida por dos padres y dos hijos debió tener que conseguir un ingreso por al menos $ 590.042 para superar la línea de pobreza, 261,1% por encima de los $163.339 que necesitó antes de que la administración anterior emitiera billetes sin fin y que la actual administración provocara una devaluación vertical.

Sin embargo, con tanta población sufriendo un momento histórico indecible, la sangre no llegó al río. Es más, todo lo contrario: el dólar blue ni se movió y los dólares financieros libres retrocedieron. En tanto que los bonos perdieron algo más, el riesgo país se acercó nuevamente a los 2.000 puntos. Y la Bolsa de Buenos Aires repuntó, con una particular suba en bloque en las ADR argentinos que operan en Nueva York.

Esta tensa calma argentina se da mientras los inversores globales miran con cierto recelo el estancamiento que se sigue profundizando en Europa y China, y como la economía de EE.UU. sigue muy firme, las tasas largas de EE.UU. siguen subiendo: se pagó 4,9% anual a 1 año de plazo, 4,2% a 5 años, 4,2% a 10 años y 4,4% a 30 años. Y con eso en el exterior el dólar global subió 0,5% en Chile, no cambió en Japón, pero bajó 0,7% en Brasil, 0,5% en México y 0,1% contra el euro, la libra y el yuan.

A nivel local, a punto de cumplirse dos meses con Javier Milei presidente, y cuando faltan al menos 40 días para que se empiece a cobrar la cosecha gruesa (que está siendo bendecida ahora por invaluables lluvias), el Banco Central sorprendió a todos y volvió a comprar divisas. 

Javier Milei en Israel.
Javier Milei en Israel.

Con el dólar exportador a $952,24, la autoridad monetaria pudo comprar US$ 167 millones en el mercado, y al final del día Reconquista 266 pudo sumar US$ 63 millones a las reservas.

Gracias a esa condición, la tranquilidad cambiaria se profundizó. El dólar blue se mantuvo sin cambios en $1.145, el Senebi bajó $6,79  hasta $1.243,88, el MEP cayó $21,62 hasta $1.173,36 y el contado con liquidación bajo $7,06 hasta $1.243,88. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue fue del 30% y la del CCL y el mayorista fue del 50%.

A los que no les fue demasiado bien fue a los bonos, que siguieron completamente fuera de la mira de los inversores. Con volumen medio, los títulos públicos argentinos perdieron otro 1% y el riesgo país subió otras 37 unidades hasta 1.993 puntos básicos, cada vez más lejos de los 800 puntos básicos que serían necesarios con urgencia para poder entrar en 2025 (año con muchos vencimientos) con acceso al crédito voluntario internacional.

En cuanto a papeles privados, el lento crecimiento de las tasas largas norteamericanas determinaron un cierre mixto en la Bolsa de Nueva York, con suba del 1,2% para el Nasdaq, avance del 0,6% para el S&P pero baja del 0,1% para el Dow. Y como China es un gigante que está en plena deflación, con los precios más bajos en 15 años, hay temor por las materias primas y en consecuencia hubo una baja del 0,1% en la Bolsa de San Pablo y del 0,7% en la de México.

En el mercado bursátil local, luego de una semana malísima, con $27.967 millones operados en acciones y $22.923 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió 1,1%. Y los ADR argentinos mostraron subas en bloque del 1% al 6,5% para Francés, Edenor, Bioceres, IRSA, Telecom, YPF, Supervielle, TGS, Galicia, Macro, Central Puerto, Pampa E y Mercado Libre; sin ni una sola baja para destacar.

La tensión geopolítica sigue manteniendo al crudo muy firme y a los inversores con inquietud. Por eso, hubo suba del 0,7% para el petróleo, los metales preciosos estuvieron débiles (vencidos por la tasa norteamericana), los metales básicos actuaron declinantes y en la bolsa de Chicago hubo un buen día para el trigo, pero la soja y el maíz -que es lo que Argentina tiene para vender- siguieron perdiendo valor. Y la inquietud general le puso la tapa al día: hubo un nuevo salto del 5% para el Bitcoin, con avances de hasta el 7% para el resto de las criptomonedas (muchos inversores huyen de acciones, de bonos y de monedas, ven venir tiempos complejos).

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés