El Economista - 73 años
Versión digital

vie 19 Jul

BUE 12°C
Panorama

Dólar vertical: temen que la estanflación se profundice

A cuatro ruedas de las PASO, ahorristas e inversores huyen de todo lo que esté colocado en pesos, y tratan de poner los dólares lejos de las manos del Gobierno.

Los bonos aguantaron, pero las acciones argentinas perdieron valor.
Los bonos aguantaron, pero las acciones argentinas perdieron valor.
Luis Varela 08 agosto de 2023

La última semana previa a las PASO del próximo domingo arrancó ayer de manera frenética. La gente teme por lo que pueda venir y la corrida hacia el dolar es vertical, y si ahora todo es un "sálvese quien pueda", y los analistas más serios del mercado afirman que la semana próxima llegar a ser un manicomio.

La presión llegó a tal punto que en un solo día el dólar blue pegó un insólito salto de $22, con brinco también para los dólares fuga (CCL y Senebi), por lo que los tipos de cambio libres quedaron a las puertas de los $600. Al tiempo que los bonos aguantaron, el riesgo país no se movió y las acciones argentinas siguieron perdiendo valor en dólares, con los ADR en Nueva York con mayoría de bajas.

Menos actividad

industria ola de calor
 

Al realizar una recorrida por representantes de distintos sectores, no solo el área financiera, sino también el comercio, la construcción, el automotriz, el agropecuario, la palabra que más se repite es "incertidumbre". Según datos comerciales, las deudas con tarjeta de crédito llegaron a máximos y según una encuesta realizada por CAME entre miles de pymes asociadas, las ventas minoristas caen: de los últimos doce meses solo diciembre dio en alza.

En este momento, muy en línea con economistas que plantean para el PIB argentino de este año con una caída del 3,5 al 4% anual, en CAME afirman que las ventas minoristas muestran un derrumbe del 3,6% anual, en una situación muy particular, ya que no se vende, pero los costos suben (alquileres y otros gastos), por lo que hay riesgo de que el país pase de la estanflación que sufre desde abril a una probable depresión.

Ayer, mientras el Presidente hacía declaraciones vía Instagram, mientras jugaba con su perro Dylan, el ministro candidato Sergio Massa realizó todo tipo de promesas para después de las PASO, como la creación de un "monotributo productivo" o una suba fija para los salarios argentinos. Dijo que lo haría por decreto, cuando los decretos los debe firmar Alberto, frente a gente que se preguntaba "por qué no lo hace ahora, y lo hará después de que votemos".

El contexto externo

Con este complicadísimo contexto argentino, el valor del dólar subió aquí, allá y en todas partes. En EE.UU. se conocerán este jueves los datos de inflación minorista y el viernes los datos de inflación mayorista, y después de que la agencia Fitch le bajó la deuda a los bonos norteamericanos, las tasas largas de EE.UU. empiezan a aplanarse: se pagó 5,3% anual a 1 año de plazo, 4,1% a 5 años, 4,1% a 10 años y 4,2% a 30 años. Con eso, en el exterior el dólar subió 0,8% en Chile, 0,7% en Brasil, 0,6% en Japón, 0,3% en China y 0,1% contra el euro, no cambió en México y bajó 0,2% contra la libra.

Y a nivel local, más que suba del dólar, lo que hubo fue una huída a todo vapor del peso. La Ciudad de Buenos Aires anuncio que la inflación de julio fue del 7,3%, después de que el BCRA suspendió el viernes la publicación del REM para que no influyera en las PASO. Y con el Indec también postergando la publicación de la encuesta de hogares. Todo eso, por supuesto, contribuyó a que los ahorristas entendieran que el barco está a pique, y todos decidieron salir de la moneda local.

Compras del BCRA

banco-central-bcra
 

En este contexto, el BCRA anunció que compró US$ 21 millones en el mercado, sin realizar operaciones con yuanes, al tiempo que hubo una liquidación por dólar agro por US$ 132 millones. Al final del día, sin embargo, se comprobó que Reconquista 266 había perdido otros US$ 95 millones en las reservas, en un momento en el que el gobierno está pagando $ 340 por dólar agro.

Con esta situación, hubo dos variaciones cambiarias. Por un lado el Gobierno aceleró el crawling peg, la micro devaluación diaria, en lo que supuestamente estaría en línea con los pedidos del FMI para que el board del Fondo vote a mediados de mes para liberar los DEG por US$ 7.500 millones, y que con eso se puedan cubrir los créditos con el Fondo, la CAF y Qatar, y que de ese modo no se pierdan las reservas de oro entregadas como garantía.

El dólar en Argentina

dolar
 

Así, ayer hubo subas entre $3 y $ 6 en los dólares oficiales, pero lo que más alteró al mercado fue un salto de $22 para el dólar blue, que alcanzó un récord nominal histórico de $596, mientras que el dólar Qatar saltó $6,10 hasta $590,50, el Senebi brincó $10,43 hasta $594,83, el MEP sigue aplastado (subió $1,66 hasta $516,70) y el contado con liquidación voló $12,32 hasta $597,63. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue fue del 102% y la del CCL y el mayorista fue del 111%.

Debe destacarse, de igual modo, que hubo alargamiento en todo tipo de transacciones financieras como transferencias normales, que se hacían de modo inmediato, y ahora quedan en el aire con retrasos de 48 horas, sin que nadie explique nada en ningún banco. Y los ahorristas que tenían pesos en sus cuentas y pretendían comprar dólar MEP, que es el más barato del mercado (casi $80 más barato que el blue), recibían en sus pedidos postergaciones de todo tipo. Al punto que un operador, bromeando, detalló que "ya hay una grabación interminable diciendo que si usted hizo tal o cual cosa no tiene acceso al MEP, y que luego de todo tiene que presentar la partida de nacimiento de su bisabuelo".

Incertidumbre política

Elecciones 2023 dolar
 

Por supuesto, toda esta complicación se está desarrollando porque hay gran incertidumbre por cómo pueden ser los resultados de las PASO del domingo. Y hubo especialistas que advirtieron que "hay riesgos a dos puntas, ya que si Massa sale primero con cierta ventaja, el mercado caerá como un piano, y si Massa saca muy poco, también habrá derrumbe porque el kirchnerismo se preparará para una fuerte reacción social contra el Gobierno que viene".

Mirando a futuro, con el país endeudado en valores nominales y absolutos mucho menos que otros países, esperando que en 2024 el país tenga una cosecha mejor, que el gasoducto esté terminado y que la provincias se lancen finalmente a explotar sus riquezas mineras (medio siglo después de lo realizado en Chile), muchos inversores siguen creyendo que los bonos tienen posibilidades. De ahí que ayer tuvieron una suba en pesos pero el riesgo país se mantuvo sin cambios en 2.020 puntos básicos.

Donde las cosas no se vieron bien fue en el precio de las acciones. Mientras la Bolsa de Nueva York volvió a subir (el Dow ganó 1,2%, el S&P aumentó 0,9% y el Nasdaq mejoró 0,6%, la Bolsa de San Pablo bajó apenas 0,1% y la de México pudo sostenerse con una suba del 0,1%. En el mercado local los precios se sostuvieron en pesos pero se hundieron en dólares. Con $6.313 millones operados en pesos y $12.399 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió 0,6% en pesos, al tiempo que los ADR argentinos que se transan en Nueva York tuvieron una suba del 4,8% para Mercado Libre y bajas del 1 al 3,5% para Edenor, Despegar, Telecom, Central Puerto, Galicia y Supervielle.

Commodities para abajo

En commodities, la fortaleza del dólar global volvió a acostar casi todos los precios. Hubo una baja del 0,5% para el petróleo. Los metales preciosos también estuvieron en descenso, al igual que los metales básicos que mostraron gran debilidad. En granos hubo precios mixtos tanto en Chicago como en Rosario, con grandes variaciones hacia arriba y hacia abajo. Y hubo un repunte del 0,3% para el bitcoin, pero con precios a la baja para el resto de las criptomonedas.

Otra licitación

A partir de ahora quedan cuatro ruedas operativas para las PASO del domingo. Además de los índices de precios norteamericanos, que pueden provocar un fuerte estruendo, a nivel local el jueves se desarrollará una nueva licitación de bonos en pesos, con revancha el viernes, en condiciones de gran presión. Por eso, ayer, enfrentando una huida generalizada de todos los sectores económicos, el Banco Central volvió a estar muy activo en el mercado de futuros del dólar en el Rofex, donde se juega mucha presión para fin de agosto, y otro tanto para octubre, noviembre y diciembre. Gane quien gane, se vienen 17 semanas para el recambio presidencial de diciembre que parecerán más largas que un siglo y medio.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés