El Economista - 70 años
Versión digital

mar 18 Jun

BUE 17°C
Las acciones argentinas cedieron

Dólar flojo y bonos mejor, con deuda hasta el techo

Argentina tuvo de todo. El resultado financiero fue un dólar débil tanto afuera como adentro y bonos recuperando. Y acciones del mundo en alza, con papeles argentinos en baja

Los bonos tuvieron otro buen día, mientras que las acciones fueron en contramano al resto del mundo.
Los bonos tuvieron otro buen día, mientras que las acciones fueron en contramano al resto del mundo.
Luis Varela 30 marzo de 2022

Fue un día de locos, con tantos elementos en danza. El amanecer arrancó con un paro nacional de trenes, que luego fue levantado. Después hubo una reunión del Consejo Económico Social, donde en vez de hablar de cosas concretas sobre inflación, se habló de terapia de grupo y de censura a las redes sociales. Más tarde llegó una gigantesca colocación de deuda de Guzmán. Una fuerte absorción de depósitos a cambio de Leliq y Notaliq, de parte de un Banco Central que volvió a perder reservas por segundo día consecutivo. Y en medio de todo eso, se conoció que habrá cupo para exportar trigo y que se entregan sólo 15 litros de gasoil por auto, anticipando que se vendrá un invierno energéticamente complicado.

Ese mosaico de descalabros que vive Argentina vino acompañado, además, por un proyecto de los senadores del FdT que proponen buscar dinero negro que haya en el exterior para pagar la deuda del FMI, con ayuda de EE.UU., para ver si de alguna manera se puede evitar la auditoría que hará el organismo dentro de nueve semanas y media. Con una inesperada derrota para Cristina Kirchner, ya que no consiguió respaldo en el Senado (ni de senadores propios) para avanzar con su intención de modificar el Consejo de la Magistratura. Y hubo muchos otros temas más, pero por cuestión de espacio deberemos restringirlos para enfocarnos en lo estrictamente financiero.

Los mercados globales

Los mercados del mundo tuvieron una rueda de distensión porque hay un aparente acercamiento entre Rusia y Ucrania, que buena parte de Occidente no cree demasiado. Gran Bretaña manifestó que no creerá nada de lo que diga Rusia hasta que no retire a su ejército de territorio ucraniano. Y en la misma línea EE.UU. expresó que está lo que dice Rusia y lo que hace Rusia: "No se ven señales serias de Moscú, puede distraer y desviar la atención".

Sea como fuere, las conversaciones entre representantes de ambos países derivaron en una mayor tranquilidad para las materias primas, que parecen ir estacionándose en los niveles actuales o ir retrocediendo de los últimos máximos increíbles. Ayer el petróleo anotó una suba del 1,6%. Los metales preciosos estuvieron estáticos. Los metales básicos volvieron a marcar algún descenso. Los granos siguieron hacia abajo, tanto en Chicago, pero sobre todo en Rosario. Y las criptomonedas perdieron el hervor: el Bitcoin cedió apenas y el resto del panel acompañó.

La posibilidad de que el conflicto en Ucrania se apacigüe, más algunos buenos datos del Covid en China, también contribuyeron para que haya menos susto global, por lo que el precio del dólar internacional se desinfló apenas, aunque los bonos de la Fed siguen sostenidos, con la curva de rendimientos invertida, las tasas no tan largas más altas que los plazos a más de 10 años, algo que no se veía desde los días previos al crac mundial que hubo en 2008.

En definitiva, con todos los movimientos, en el exterior el dólar subió 0,2% en Chile, no cambió contra la libra y bajó 0,2% contra el real, 0,8% contra el yen y el mexicano y 0,9% contra el euro. Con rentas incomprensibles en los bonos norteamericanos: tasas a vencimiento del 2,5% anual a 5 años, 2,4% a 10 años y 2,5% a 30 años.

El dólar en Argentina

A nivel local, entre los proyectos para agarrar evasores y los gastos de fin de mes, los dólares libres estuvieron hacia abajo, y los dólares oficiales siguieron subiendo a un ritmo muy pequeño, mucho más lento que lo pedido por el FMI. Así, el dólar blue se mantuvo sin cambios en $200, al tiempo que el dólar MEP cayó $4,14 hasta $193 y el contado con liquidación cayó $5,16 hasta $192, por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 72% y la brecha entre el ccl y el mayorista fue del 73,2%, las más bajas del año.

Aunque detrás de esta pax cambiaria tan especial que llega cuatro días después del "sí" del FMI, llegó acompañada por circunstancias no tan tranquilizadoras. Ayer, por segundo día consecutivo, el BCRA perdió US$ 93 millones de las reservas, con gran presión de importadores. Y por si eso fuera poco, la autoridad monetaria chupó de los bancos $ 288.390 millones en Leliq cortas al 44,5% y $64.384 millones en Notaliq, en una reconversión de depósitos que ya está arañando una deuda de $4,8 billones en Reconquista 266.

Tanto la canasta de Lecer como la nueva X21A3 tuvieron una enorme demanda concentrando dos tercios del financiamiento.

Pero esa cuota de reservas que se van y deuda que se toma no fue la única. Guzmán realizó ayer una licitación de Lelites, Ledes, Lepase, Lecer, Boncer y canasta de Lecer, luego de que el Fondo le pidiera reiteradamente a Guzmán que coloque deuda a tasa de interés y no indexada, porque sumergirse en esa corriente con una inflación en alza es un camino muy peligroso.

Pero el ministro no le hizo caso, con 2.578 ofertas, Guzmán colocó deuda por $474.507 millones de pesos, de los cuales el 80% del dinero captado fue en papeles ajustados por inflación (CER), justamente en el tipo de papeles que específicamente desaconsejó el Fondo, que hará su primera auditoría a fines de mayo.

A la espera de la segunda vuelta, el primer trimestre estaría cerrando con un roll-over de 149% y financiamiento neto por $618.000, cifra que equivale al 0,9% del PIB.

El 39% del dinero captado fue en dos letras del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento en agosto de 2022 y enero de 2023 (x20e3 – reapertura). El 28% en una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 21 de abril de 2023 (x21a3 – nueva). El 10% en una Letra de Liquidez del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 29 de abril de 2022 (nueva). El 7% en un bono del Tesoro nacional en pesos con ajuste por CER 2,00% vencimiento 9 de noviembre de 2026 (boncer 2026 2,00%) (tx26 - reapertura). El 6% en un bono del Tesoro nacional en pesos ajustado por CER 1,55% vencimiento 26 de julio de 2024 (t2x4 - reapertura). El 5% en una letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 30 de septiembre de 2022 (s30s2 - nueva). El 2% en una letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 29 de julio de 2022 (s29l2 - reapertura). El 2% en una letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 31 de agosto de 2022 (s31g2 - reapertura). Y el 1% restante en una letra del Tesoro nacional en pesos a tasa variable más 14% con vencimiento 16 de agosto de 2022 (sg162 - reapertura). Y lo notable del día es que mientras el BCRA y el Tesoro se endeudan a cuatro manos, los bonos lograron tener un buen día, por lo que el riesgo país cedió 16 unidades hasta 1.730 puntos básicos.

La posible distensión en Ucrania provocó un día muy positivo en los mercados bursátiles del mundo, con subas importantes en las bolsas de Europa. Y también hubo sonrisas en las bolsas americanas: la Bolsa de Nueva York mejoró 1,4% promedio, la de San Pablo ganó 1,1% y la de México mejoró 0,8%. ¿Qué pasó en Buenos Aires? Se caminó a contramano: hubo pocos negocios y precios hacia abajo. Con $849 millones operados en acciones y $2.960 millones en Cedears, la Bolsa porteña bajó 1,85%. Mientras que los ADR argentinos en Nueva York estuvieron mixtos, con buen día para Mercado Libre y un día malo para Cresud y Pampa E.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés