El Economista - 73 años
Versión digital

mie 24 Jul

BUE 17°C
Panorama

Con salto vertical del dólar, aconsejan posición defensiva

Los ahorristas no se sienten seducidos por la tasa de interés. Los pesos se van de los bancos y los depósitos en dólares también. Los dólares libres saltaron 45 pesos en un solo día.

Los bonos bajaron más, el riesgo subió al mayor nivel en dos meses. La Bolsa aguantó un poco mejor.
Los bonos bajaron más, el riesgo subió al mayor nivel en dos meses. La Bolsa aguantó un poco mejor.
Luis Varela 16 agosto de 2023

El mercado argentino volvió a sufrir ayer otro día de duro impacto, con un violento salto para los dólares libres, con nueva pérdida de valor para los bonos argentinos, con el mayor riesgo país en dos meses, aunque con una situación apenas negativa para la Bolsa local, que subió mucho en pesos, pero cedió en dólares, con mayoría de bajas en los ADR argentinos que cotizan en Nueva York.

El cimbronazo cambiario, con un brinco de $45 en un día para los dólares libres, llega dos días después de la incertidumbre que dejó el resultado de las PASO, con un virtual empate técnico entre tres candidatos: Milei con el 30% de los votos, JxC con el 28,3% y UxP con el 27,3%, con una dificultad agregada: no se sabe si Bullrich mantendrá todos los votos de Cambiemos ni tampoco se conoce si Massa retendrá a todos los votantes kirchneristas duros.

Más incertidumbre

milei massa bullrich
 

La incertidumbre es absoluta, faltan 50 días para la elección presidencial de octubre. Milei, Bullrich y Massa salen de pesca, a seducir votantes, tratando de que los 12 millones de ausentes en las urnas se acerquen a votar. Y en medio de esta puja aparecen las propuestas dolarizadoras de Milei, intermedias de Bullrich y la devaluación con suba de tasas que realiza Massa, con la esperanza de que el board del FMI confirme que enviará los DEG demorados. Si esa autorización no se concreta, habrá dificultades por los créditos otorgados por la CAF, por Qatar y con el swap chino, por lo que las reservas de oro entregadas en garantía están en el aire.

Massa necesita vitalmente del oxígeno del FMI para no entrar en default con el organismo y que se produzca un vaciamiento completo del BCRA. Ayer, tras la devaluación del 22% realizada el lunes, el Central logró comprar US$ 125 millones en el mercado, pero al final del día Reconquista 266 heló la sangre de los analistas al informar que a pesar de la devaluación perdió ayer en un solo día reservas por US$ 95 millones y que además chupó de los bancos depósitos por $1,8 billones en Leliq cortas.

Menos depósitos en dólares

dolar
 

Y el clima es aún más inquietante porque se está comprobando que la tasa del 118% anual planteada para que los pesos no se vayan de los bancos no está logrando mantener a los ahorristas. Y se precisó, además, que los depósitos en dólares siguen bajando: el último día oficial con datos entregados es el jueves de la semana pasada. Y debe consignarse que el martes el stock total bajó en apenas US$ 6 millones, el miércoles se fueron US$ 71 millones y el jueves US$ 101 millones. Y se registraron el lunes y ayer más solicitudes de aperturas de cajas de seguridad, un indicador que muestra que la búsqueda de protección fuera de las garras del Estado quebrado continúa.

Las señales externas

Esta inquietante situación local fue acompañada por dos semáforos negativos encendidos en el exterior. Muy temprano se conocieron más datos de desaceleración de la economía china, con el Banco Central de ese país ampliando el crédito a tasas muy bajas y devaluando aún más el yuan, lo cual desactiva al gigante asiático como fuerte comprador de materias primas internacionales. Y, por otra parte, horas más tarde se conoció que las ventas minoristas de EE.UU. subieron 0,7% en julio y que mejoran los pronósticos, lo cual plantea el riesgo de que la Fed suba un nuevo escalón su tasa base, con recalentamiento de la tasa a 10 años. Y, por si eso fuera poco, la agencia calificadora Fitch, que hace poco le bajó la nota a la deuda de largo plazo de EE.UU., avisó que le va a bajar la nota a varios bancos en EE.UU., lo cual generó inquietud y advirtió a los inversores que el colapso bancario quizás tenga por delante más dificultades.

Tasas más quietas

Frente a esto, se siguieron aplanando las tasas largas de EE.UU.: se pagó 5,4% anual a 1 año de plazo, 4,4% a 5 años, 4,2% a 10 años y 4,3% a 30 años. Y con esto en el exterior el dólar subió 0,8% en Chile, 0,5% en Brasil, 0,4% en México y 0,3% en China, no cambió contra el euro y el yen y bajó 0,1% contra la libra.

Este dólar global firme con tasa norteamericana larga tan alta, más China frenando, entregó un mal día para las commodities, que fundamentan la solidez o debilidad de los mercados emergentes. De hecho, con todos estos números, el petróleo cayó ayer 1,9%, los metales preciosos estuvieron sin fuerza y los metales básicos actuaron débiles. Al mismo tiempo, como la tasa de la Fed parece imbatible, el Bitcoin bajó 0,6%, y hubo caídas de hasta el 6% en el resto de las criptomonedas. Pero probablemente la peor noticia para Argentina vino del lado de los granos: en Chicago hubo una caída del 2% al 3% para trigo, maíz y soja, y en Rosario los precios estuvieron poco operados pero débiles, a pesar de la reciente devaluación y de la promesa de no moverlo hasta que se vote.

La huida del peso

Pesos
 

Toda esta condición promovió un escenario en el que los ahorristas siguieron huyendo del peso. Los comercios no saben con qué valores podrán reponer sus productos, por lo que en varios centros de venta prácticamente no se operó, todo es incierto. Así, el dólar blue saltó ayer en un solo día nada menos que $45 hasta un récord nominal histórico absoluto de $730, con el dólar Qatar anotando una suba de 90 centavos hasta $733,26, mientras que el dólar Senebi saltó $30,63 hasta $690, el MEP subió $25,24 hasta $667,17 y el contado con liquidación saltó $48,83 hasta $705,16. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue subió al 99% y la del CCL y el mayorista fue del 101%.

Este cimbronazo cambiario sigue confirmando las estimaciones de varios bancos de inversión internacionales, que advierten que Argentina va hacia otro default o reestructuración de la deuda. Por lo que ayer los títulos públicos anotaron una nueva caída promedio del 2,6%, por lo que el riesgo país volvió a saltar 258 unidades, hasta 2.172 puntos básicos, el nivel más alto en dos meses. Frente a esto los operadores confirmaron: no estamos con una destrucción negra como en la PASO de 2019, pero la pérdida de valor es significativa.

Caída en Wall Street

La debilidad china más la posibilidad de que la Fed eleve su tasa en otro escalón de 25 puntos básicos en septiembre o en diciembre volvió a promover una salida de los activos de riesgo, impulsando un vuelo hacia los activos seguros de calidad. Así hubo otra baja consistente en la Bolsa de Nueva York: el Dow cedió 1% y el S&P y el Nasdaq perdieron 1,1%. Al tiempo que la bolsa de San Pablo bajó 0,6% y la de México subió 0,6%.

En el mercado bursátil local, mientras tanto, hubo otro día en el que se vivió una ilusión. Con $18.115 millones operados en acciones y $22.000 millones en Cedears, hubo un salto del 6,2% en pesos en la Bolsa de Buenos Aires. Pero el S&P Merval medido en dólares anotó una merma del 0,3%. Y los ADR argentinos que operan en Nueva York estuvieron mixtos, con subas del 1% al 2,6% para Pampa E y TGS; y bajas del 1% al 4% para Supervielle, Bioceres, Francés, Telecom, Loma Negra, Despegar, Cresud, IRSA, Macro e YPF.

Los datos de inflación

indec
 

Ayer el INDEC informó el IPC de julio, un dato que pareció prehistórico por los días vertiginosos que se están viviendo. Según Marco Lavagna, la inflación de julio fue de 6,3% y en los 12 últimos meses acumuló 113,4%. Y criticando claramente las mediciones que se hacen sobre la marcha de los precios en la economía argentina, no de ahora sino de siempre, el economista Emilio Ocampo, que se está reuniendo con Milei por su particular idea de dolarización advirtió que "si se mide lo ocurrido desde 2002 hasta hoy la inflación en dólares es prácticamente cero; y estamos en una situación en la que la gente se hartó del peso, y llegamos a un punto en el que el Gobierno no puede controlar esa reacción".

También ayer, de manera demorada, por un pedido especial de Massa para ver si podía lograr algún puntito más en las PASO, se dio a conocer el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que organiza el BCRA en una treintena de consultoras, y los analistas estimaron una inflación mensual de 7,9% para agosto y una variación para todo este año del 140,7%. Pero con todo lo ocurrido desde el domingo, se ve claramente que el salto del dólar provocó un congelamiento en la actividad comercial, empujando remarcaciones que pueden determinar un IPC de dos dígitos en agosto.

Cuidar el cero

Hay una gran rotación de papeles. Los inversores altamente especulativos salen de los bonos dollar linked y se sumergen en los bonos ajustados por CER. Y la afirmación casi única parece decir que hoy Argentina tiene un escenario de balotaje asegurado, con indefinición absoluta, por lo que estamos todos navegando a ciegas, y tenemos por delante nada menos que cuatro meses de sufrimiento para que haya una definición, que quizás tampoco entregue ninguna solución al abismo en el que hemos caído. Así, los consejeros repiten: todo puede pasar, pero lo más recomendable es tomar posiciones defensivas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés