El Economista - 73 años
Versión digital

mie 24 Jul

BUE 18°C
Panorama

A sólo 6 ruedas de las PASO, la dolarización se profundiza

Tras las nuevas trabas de la CNV, los inversores se inquietaron más y los 15 dólares de Alberto volvieron a subir. El blue pegó un salto de $17 en un solo día. Los bonos y las acciones siguen retrocediendo. Hay viento en contra por las tasas en EE.UU. y petróleo más firme.

A sólo 6 ruedas de las PASO, la dolarización se profundiza
Luis Varela 04 agosto de 2023

Cuando faltan sólo nueve días para las PASO, apenas seis ruedas de negocios, la dolarización de los ahorristas e inversiones se intensifica. La presión fue tan grande que terminó obligando a la CNV a tomar más medidas, restringiendo plazos en operatoria de bonos para combatir los dólares financieros, en una decisión que no tuvo el menor éxito. 

Al contrario, esa decisión asustó aún más al mercado y provocó un nuevo salto en los 15 dólares de Alberto, a pleno, con un brinco de $17 en un día para el blue, con los bonos estancados, con riesgo país levemente en alza, y con la Bolsa de Buenos Aires y los ADR argentinos en Nueva York anotando otro día en baja, con un ambiente internacional claramente adverso, sobre todo por tasas norteamericanas más empinadas y un nuevo salto para el petróleo.

El escenario político

De fondo, a nivel político, además de las tensiones entre Larreta y Bullrich en JxC, se conoció que el embajador de EE.UU. fue a visitar a Juan Grabois, donde el tema de conversación principal fue el FMI. Eso inquietó mucho a un Massa que no pudo ir a La Matanza por temor a tensiones, y que terminó buscando refugio en escenarios favorables armados en las provincias. Y eso no fue todo, ya que Juan Grabois agregó una dura denuncia: aseguro que "la candidatura de Sergio Massa surgió de un golpe de palacio".

Al mismo tiempo, Massa, para ganar puntos, anunció la suba del mínimo imponible en el impuesto a las Ganancias, para contentar a los empleados en blanco con buenos sueldos, esto es la clase media con buenos ingresos, o los más acomodados de los gremios (de ahí las sonrisas en la CGT). Pero, demostrando que el BCRA se quedó sin una moneda, se anunció además que se irá contra los clubes de fútbol por las operaciones con dólares por los pases de los jugadores. Tanto que un operador comentó: "a tan pocas horas de la elección no lo creo mucho, pero si llegan a meterse con ese negocio turbio, en el que participan barras bravas, se pone en evidencia que la olla del BCRA está absolutamente sin nada por rascar".

Más compras del Central

banco-central-bcra
 

Con ese marco, con un crawling peg algo más acelerado, y con las importaciones doblemente bloqueadas, por el nuevo impuesto y por un trámite estancado en la AFIP, el BCRA logró comprar US$ 168 millones, no hubo operaciones con yuanes y hubo liquidación de dólar agro por US$ 208 millones, lo cual significa una emisión de $ 70.720 millones en un solo día, con fondos que irán a consumo (más inflación) o que buscarán refugiarse directamente en dólares. Pero al final del día, el BCRA informó que sumó US$ 142 millones a las reservas, con las importaciones con doble bloqueo, pero -inquietando a los ahorristas- chupó depósitos de los bancos por $ 1,4 billones en Leliq cortas.

Con todos esos números, con los plazos del MEP y el CCL trabados, hubo un salto de $17 para el blue hasta $577 pesos ($586 en el interior), al tiempo que hubo una suba de $2,38 en el dólar Qatar hasta $569,34, una suba de 10 centavos para el Senebi hasta $569,34, un alza de 47 centavos para el MEP hasta $513,99 y un salto de $8,11 para el contado con liquidación hasta $576,70. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue fue del 98% y la del CCL y el mayorista saltó hasta el 107%.

El dólar y la inflación

dolar
 

A la vez, la corrida cambiaria empuja los precios, con valores muy firmes ahora nuevamente en los alimentos, tanto que las consultoras hablan de algo más del 7% en julio, de una variación de entre 8% y 9% en agosto y de posibles dos dígitos de inflación mensual para diciembre o enero, generando gran incertidumbre.

La desconfianza llegó a tal punto, con muchos inversores intranquilos por sus depósitos en los bancos, que el BCRA tuvo que salir a emitir un comunicado titulado "Administración de las reservas", en el que negó haber vendido las reservas de oro para pagarle al FMI. En el mercado se afirma que la tenencia de oro se achicó 11% en la última semana, pero la autoridad monetaria salió a aclarar que mantiene la misma posición en el metal amarillo: "No es la primera vez que se intenta instalar la idea de que el BCRA se desprendió de la tenencia de oro. No ocurrió en el pasado ni ocurrió en esta oportunidad. Los pagos al FMI se hicieron como se comunicó, con créditos puentes de CAF y yuanes", se precisó desde Reconquista 266.

El marco externo 

Esta inquietante situación interna vino acompañada por dos focos de tensión externas, un salto en las tasas largas de EE.UU. y una suba fuerte del petróleo por decisión de Arabia Saudita de seguir con grifos cerrados, lo cual es claramente inflacionario, en un mundo que sigue moviendo tasas para poner los precios en situación estable. Y con tendencias contrarias: el Banco do Brasil bajó 50 puntos básicos su tasa Selic hasta 13,25% anual y el Banco de Inglaterra elevó su tasa al 5,25% anual, un valor máximo en quince años.

Muchos de estos movimientos son claramente inflacionarios, por lo que la movida externa va claramente en contra de lo que sea riesgo. Esto termina en un clásico vuelo hacia a la calidad, lo que es considerado refugio de valor: que son los bonos cortos de la Fed (que pagan más de 5% anual) o directamente posicionarse en efectivo, en dólares líquidos. Pero, atención: muchos inversores profesionales estuvieron comprando "puts", que son opciones de venta que le otorgan otorga a sus tenedores el derecho -pero no la obligación- a vender un activo a un precio predeterminado hasta una fecha concreta. Esto, obviamente, presiona más las tendencias a la baja, porque los brokers se tienen que posicionar para contrarrestar esa movida.

Todo este oleaje se produjo después de la baja de calificación que la agencia Fitch le otorgó a la deuda larga de EE.UU., desde AAA a AA+. Y después de eso, hubo mucha venta contado de bonos largos norteamericanos, por lo que sus tasas a vencimiento pegaron un salto y terminaron alterando todo. De hecho, ayer al cierre se invirtieron aún más las tasas largas estadounidense, ya que se pagó 5,4% anual a 1 año de plazo, 4,3% a 5 años, 4,2% a 10 años y 4,3% a 30 años. Y, detrás de eso, en el exterior el dólar subió 1,9% en Brasil, 1,6% en México y 0,3% en Chile, no cambió contra la libra, pero bajó 0,1% contra el euro, 0,4% en China y 0,6% en Japón. Debe aclararse además que la debilidad del real y del mexicano llega de dos fuentes diferentes, una es la baja de la tasa brasileña y otra es la emisión de dudas en las calificadoras sobre la solidez de la paridad de la moneda azteca.

Lo paradójico del caso, es que todo este movimiento mixto del dólar global se dio con varios semáforos buenos de la economía real de EE.UU. Salió el dato de solicitudes de ayuda por desempleo, y subió apenas de 225.000 a 227.000 casos, cuando se esperaban 221.000. Al mismo tiempo, el índice de productividad mejoró, de -2,1% pasó a 3,7%, cundo se esperaba 2,3%. Y el costo laboral también apuntó hacia abajó, de 4,2% bajó a 1,6%, cuando se esperaba 2,5%.

Caída de los bonos

mercados
 

Obviamente, con los bonos cortos norteamericanos pagando más de 5% anual en un contexto mundial tan incierto, se anotó una baja generalizada de bonos de todo tipo. En ese contexto, los bonos argentinos siguieron sin fuerza, por lo que el riesgo país volvió a subir 13 unidades, hasta 2.024 puntos básicos.

La tensión de tasas determinó, a la vez, una leve baja en la bolsa de Nueva York: el Nasdaq cedió 0,1%, el Dow achicó 0,2% y el S&P perdió 0,3%. Mientras que la Bolsa de San Pablo bajó 0,2% y la de México subió 0,3%. Al tiempo que, con $8.272 millones operados con acciones y $16.025 millones con Cedears, la Bolsa de Buenos Aires bajó otro 1%. Y los ADR argentinos en Nueva York mostraron un salto del 13,6% para Mercado libre y subas del 2% al 6% para Edenor y Loma Negra; con bajas del 1% al 3,5% para Pampa E, Cresud, IRSA, Central Puerto, Francés, YPF, Macro, Telecom y Bioceres.

Suba del petróleo 

Pero, más allá de todo lo ya mencionado, probablemente lo más complicado del día vino desde el lado de los commodities. Arabia Saudita decidió extender a setiembre su reducción de oferta y eso generó un salto del 2,4% para el petróleo. Y detrás de eso los metales preciosos actuaron débiles. Los metales básicos estuvieron firmes. En Chicago los granos estuvieron mixtos, al igual que en Rosario, con la soja sin operaciones ya que el mercado está convencido de que el 14 de agosto habrá una devaluación disruptiva. Por último, el Bitcoin pudo subir 0,2%, pero hubo panorama mixto para el resto de las criptomonedas, con algunas bajas de más de 2%.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés