El Economista - 73 años
Versión digital

mar 23 Jul

BUE 11°C
Mercado distorsionado

¿Por qué en septiembre no deben tomarse como referencia los precios "oficiales" de los autos usados?

La cámara que agrupa los concesionarios de usados alertó sobre los efectos posdevaluación y sugirió esperar algunos días a que se normalicen las listas, íntimamente ligadas al valor de los 0 KM

El mercado de autos usados se paralizó parcialmente a causa de la inflación y la devaluación.
El mercado de autos usados se paralizó parcialmente a causa de la inflación y la devaluación.
Sergio Cutuli 03 septiembre de 2023

El sector de los autos usados es uno más de los afectados por la devaluación que decidió el Ministerio de Economía tras las elecciones primarias del domingo 13 de agosto pasado. 

¿Por qué? En primer lugar porque como el de cualquier bien o producto, los precios variaron desde el lunes 14 y en segundo lugar por una cuestión técnica-logística a la que se debe estar atento.

"El viernes previo a las PASO un auto usado que valía $7,5 millones pasó a valer el el lunes a la tarde $10,5 millones y el que estaba por comprar, decidió no hacerlo", señala Alejandro Lamas, secretario de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), que agrupa a las agencias de autos de segunda mano.

El directivo, con 35 años de experiencia, remarca que -a raíz de esto- las consultas y las operaciones cayeron un 70% y que "si bien el mercado no está totalmente paralizado, hay un freno importante. "Hasta la devaluación veníamos más o menos bien", dice y advierte que habrá que esperar un par de semanas a que todo se normalice.

"Se dio un cóctel explosivo: primero hubo una devaluación sorpresa y segundo un esquema de valores de 0 KM que topea los precios como para que no sean alcanzados por los impuestos internos, lo que hace que valga lo mismo el modelo intermedio que el más equipado", aclara.

¿Por qué no deben tomarse como referencia los precios "oficiales"?

Mes a mes, la Cámara del Comercio Automotor edita la revista Cámara Val en la que se publican los precios de los modelos usados que se usan como referencia en distintos ámbitos. 

La particularidad de la edición de septiembre que ya está en la calle es que por los tiempos de cierre, impresión y distribución, el número cerró sin contemplar lo que fue la devaluación del lunes 14 de agosto, por lo tanto hay una distorsión de precios que no se ve reflejada.

"Con nuestra revista somos referentes de múltiples sectores y actividades, tanto la prensa como las aseguradores y el Poder Judicial toman los precios de nuestra publicación, las cuales por cuestiones de tiempos se mandaron a imprenta con valores que quedaron desactualizados y nos interesa conservar la credibilidad que tenemos como referentes", puntualiza Lamas.

Ahora bien, el interrogante sobre cuándo y cuáles serán los precios referenciales actualizados de los usados no tiene respuesta. ¿Por qué? Porque sencillamente faltan definir distintas cuestiones: el ajuste mensual por inflación de las listas de precios de 0km y la entrada en vigencia de nuevo esquema de impuestos internos decidido por el Gobierno, que venció el 31 de agosto y que aún no fue publicado en el Boletín Oficial.

Una vez que esto se comunique, las listas de usados serán reajustadas en consecuencia y el mercado deberá reacomodarse para salir de esta virtual paralización.

"Si un amigo me pregunta qué hacer le digo que espere hasta después del 15 de septiembre que es cuando el panorama debería estar un poco más claro", sostiene Lamas y enfatiza que a causa de estas recientes distorsiones es que "hoy hay diferencias de hasta un 100% en un auto del mismo modelo y año".

Cabe recordar que en los primeros siete meses del año se habían vendido 952.297 autos usados en nuestro país, cifra que representaba una suba del 2,55% en relación a igual período de año pasado, y recién la semana próxima se conocerán los números de agosto y hay expectativa en el sector.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés