Acuerdo con el Club de París no mejoró al mercado local

A pesar del anuncio del acuerdo con el Club de París, el mercado local no mostró grandes mejoras.

24 de junio, 2021

Acuerdo con el Club de París no mejoró al mercado local

Por Luis Varela

Con la certeza de que se sigue barriendo todo debajo de la alfombra, para crear una ilusión de relativa estabilidad pre electoral, el acuerdo con el Club de París para pagar una parte del vencimiento que cae el 31 de julio no alcanzó para que el mercado argentino se pusiera en positivo.

Tan poco impacto tuvo el anuncio en los negocios que el siempre ingenioso  economista Carlos Melconian llegó a decir que realizar un pago parcial es como “tirarle margaritas a los chanchos”, ya que así como con el canje con los bonistas privados no se logró nada, postergar el pago a un acuerdo con el FMI a febrero próximo tampoco servirá para dar vuelta la crisis.

La definición de Melconian tiene que ver con que, en marzo, Argentina tiene que hacer un pago muy fuerte con el FMI, todos los compromisos con el Club de París están atados a eso, y el FMI ya le repitió seiscientas veces a Alberto que no habrá un plan a más de diez años y que para conseguir un acuerdo, aunque sea blando, deberá presentar sí o sí un plan creíble, que garantice sustentabilidad: crecimiento de la inversión y del empleo privado.

El ritmo de los activos

Y los números del mercado muestran que hay mucha música, pero pocas efectividades: ayer volvió a subir el precio del dólar, los bonos argentinos siguieron flojos, el riesgo país continuó en las alturas, la Bolsa de Buenos Aires tuvo una suba en pesos pero una baja en dólares, con triple volumen en acciones extranjeras que en papeles nacionales, y los ADR argentinos que cotizan en Nueva York mostraron un resultado mixto.

Para peor, estos números de una rueda floja aparecieron en otro día de luto por el Covid 19. Con sólo el 9% de la población vacunada con las 2 dosis, en las últimas 24 horas Argentina tuvo 706 muertes y 27.319 nuevos casos. Por lo que en lo que va de la pandemia el país ya tiene 90.986 muertos, por lo que está al límite de superar a Alemania (con el doble de población), por lo que escalamos un lugar, alcanzando el puesto 11 del mundo con más muertos del mundo entre 180 países.

Y sin que lleguen todavía las vacunas de los laboratorios norteamericanos, Rusia adelantó que habrá retrasos en la entrega de la segunda dosis de la Sputnik V, porque privilegiará a su propia población en la vacunación, además de tener dificultades para conseguir insumos y seguir elaborando la vacuna.

Y si al vaso le faltaba una gota para que los ánimos se pusieran más caldeados, ayer también se conoció que se le acorta la pena al exsecretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, hoy encarcelado por la tragedia de Once, gracias a que tomó, entre otras cosas, clases de ukelele.

Con todo ese combo, a pesar de seguir usando bonos para aplacar la presión de la demanda, la gente que va cobrando el aguinaldo y tiene pesos sobrantes se los sigue sacando de encima y forma demanda sobre el mercado blue del dólar, tanto que el valor informal de la divisa alcanzó ayer el valor más alto del año, alcanzando al precio del dólar ahorro, algo que no pasaba desde hace meses.

Ayer el dólar estuvo mixto en el exterior

: subió 0,3% contra el yen y 0,1% contra el euro y el real, pero bajó 0,1% contra la libra y cayó 0,7% en México y Chile. Mientras que en la Argentina sigue mostrando tensión, sin que el BCRA mueva en absoluto las tasas en pesos (se pagó 38% por las Leliq y 37% por los plazos fijos), además de rechazarse la versión que decía que vienen billetes con denominaciones más altas. 

Ayer, el dólar turista subió 33 centavos hasta $166,47, el oficial subió 20 centavos hasta $100,89, el blue subió $1 hasta $166 y el mayorista subió 4 centavos hasta $95,53, con el BCRA sumando US$ 26 millones a las reservas. Mientras que el dólar MEP subió 29 centavos hasta $160,92 y el contado con liquidación bajó un centavo hasta $163,97. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue subió al 64,5% y la del CCL con el mayorista fue del 71,6%. Y, medidos en pesos, la libra subió 23 centavos hasta $133,35, el real subió 1 centavo hasta $19,25 y el euro bajó 2 centavos hasta $113,91.

París pasó de largo

Como si el acuerdo con el Club de París no hubiera existido, los bonos argentinos tuvieron ayer una leve declinación, por lo que el riesgo país siguió colocado invariable en las alturas, en 1.534 puntos, nueves veces más alto que el riesgo que muestra la mayor parte de los países vecinos de la región. Y, por si eso fuera poco, hoy el MSCI definirá si Argentina sigue en el grupo de mercados emergentes o si es pasada al grupo de países de frontera. 

Los mercados internacionales, mientras tanto, estuvieron casi planos, tratando de adivinar qué pasará con los movimientos de la Fed, ya que la inflación estadounidense sigue mostrando tensión, y el empleo ya no muestra tanto vigor, así como tampoco hay buen número de nacimientos, ya que se informó ayer que Estados Unidos tiene en este momento la menor cantidad de nacimientos desde 1973.

Con todo ese panorama, la Bolsa de Nueva York tuvo un cierre mixto, con el Nasdaq apenas arriba, y con el S&P y el Dow Jones apenas abajo, mientras que se vio un día también apático en las bolsas latinoamericanas, con una mínima suba en la Bolsa de México y un aumento mínimo en la de San Pablo.

Y la Bolsa de Buenos Aires no fue la excepción, y con un dato ciertamente preocupante. Las subas de los precios fueron mínimos, pero los inversores están utilizando la compra de Cedears para dolarizarse y para fugar divisas al exterior, ya que ese tipo de papeles se pueden vender en dólares en cuentas del extranjero.

Con números concretos, ayer hubo un verdadero salto de inversión en empresas extranjeras: hubo $1.225 millones en acciones y $3.108 millones en Cedears, por lo que el índice Merval de la bolsa de Buenos Aires subió 0,3%, con un clima mixto entre las ADRs argentinas en NY, con muy buen día para Bioceres y Telecom, y un mal resultado para YPF y el banco Macro.

Finalmente, las commodities siguen mostrando que la debilidad del dolar los sigue empujando. El petróleo volvió a subir (e YPF fue castigada). Los metales básicos estuvieron muy firmes, con subas promedio de casi 2%. Los granos estuvieron mixtos en Chicago, con buen día para el trigo y el maíz, pero mala performance para la soja. Y entre las posiciones de reserva, los metales preciosos estuvieron mixtos y las criptomonedas tuvieron un ida y vuelta, con mejor precio a media rueda pero con cierra apenas positivo.

El viernes el FMI votará para definir de cuánto será el aumento de capital, desde donde surgirá la cantidad de dólares que se repartirán entre los países en problemas en Derechos Especiales de Giro (DEG), algo que el ala kirchnerista del Gobierno quiere utilizar para aumentar la cantidad de pesos que se ponga en el mercado, e impulsar el consumo en medio de la campaña lectoral.

Pero debemos entender que continuamos en un mundo que sigue sumergido en una crisis incierta. Ayer Israel, que venía con vacunación casi plena, empezó a tomar medidas porque registra nuevos contagios. Y, en paralelo, esta crisis está cambiando muchas cosas. Por ejemplo, si se mide el costo de vida y la debilidad global del dólar, la ciudad de Nueva York dejó de estar entre las diez ciudades más caras del mundo. Montevideo cayó 44 posiciones (al puesto 132) en el ranking de ciudades más caras y Santiago de Chile subió 26 posiciones (al puesto 108). Y Buenos Aires bajó 15 posiciones (al puesto 168), colocándose a la cola de las dos capitales vecinas.