El Economista - 73 años
Versión digital

vie 12 Jul

BUE 13°C
Tendencias

La Inteligencia Artificial generativa para potenciar la forma en la que trabajamos

La presencia y el uso de la Inteligencia Artificial en las empresas ha crecido de forma constante en los últimos años.

La Inteligencia Artificial generativa para potenciar la forma en la que trabajamos
Maximiliano Giacri 03 agosto de 2023

La presencia y el uso de la Inteligencia Artificial en las empresas ha crecido de forma constante en los últimos años. Hace tiempo que los algoritmos de IA funcionan como motor de muchas soluciones que utilizamos en nuestras tareas habituales, aunque a veces no lo notemos. 

En el último tiempo, han madurado algunas tecnologías alternativas, como la IA Generativa, que produjo un punto de inflexión. 

Mientras que hasta ahora la utilizamos como una herramienta complementaria a nuestras tareas habituales, hoy, con la irrupción de estas nuevas tecnologías, podremos transformar nuestra diaria de un modo disruptivo, poniendo a la Inteligencia Artificial en el core de nuestro negocio.  

La Inteligencia Artificial Generativa (IAG) es una rama de la inteligencia artificial que se centra en el desarrollo de modelos y algoritmos capaces de generar contenido nuevo y original. 

A través del aprendizaje automático y la optimización, estos sistemas pueden crear textos, imágenes, música y otros tipos de contenido de manera autónoma. 

La IAG utiliza técnicas, como las redes neuronales generativas adversarias (GAN) y los modelos de lenguaje basados en transformers, para producir resultados realistas y de alta calidad.

La IAG tiene la capacidad de adaptarse a las preferencias y necesidades específicas de los clientes. Al entrenar los modelos con datos relevantes, la inteligencia artificial puede generar contenido personalizado y relevante para cada usuario, mejorando la experiencia del cliente y aumentando la satisfacción.

Para poder incorporar en nuestro día a día será necesario transformar, no sólo la forma en la que pensamos los procesos sino, inclusive, cómo pensamos nuestras propias organizaciones.

El proceso de la IAG hasta llegar a un mensaje final

Se volvió inevitable e imparable el avance de la Inteligencia Artificial (IA) en los diferentes ámbitos empresariales. La aparición y el éxito de ChatGPT solo nos muestran la punta del iceberg de lo que puede ser la Inteligencia Artificial Generativa (IAG). Este tipo de tecnología presenta un nuevo escenario que hay que estudiar, investigar y aprovechar.

La IAG en realidad no escribe, sino que selecciona la palabra que tiene mayor probabilidad de continuar la frase dentro del vocabulario utilizado. Este proceso le permite a las máquinas entender el idioma, el lenguaje natural, y contestar simulando respuestas.

Pero no es magia, son datos. La clave de una buena IAG y un buen resultado es la información, los datos y algoritmos que posea. Las técnicas de machine learning y big data son fundamentales, ya que el resultado final depende exclusivamente de la información que la Inteligencia Artificial procese.

IAG, un elemento diferenciador para las empresas

Incorporar esta tecnología facilitará muchos procesos que llevarían mucho tiempo, en especial para las empresas más grandes. Ayudará a interactuar con el repositorio de documentos, haciendo preguntas en lenguaje natural.

Por ejemplo, si una empresa necesita los estados financieros del último trimestre, o si necesita generar contenido sobre una campaña nueva, la Inteligencia Artificial Generativa se transformará en el nexo entre esos datos complejos ya procesados y las necesidades en tiempo real del capital humano de la empresa. 

Esta inteligencia artificial es disruptiva porque genera contenido nuevo, diferente y rápido. Tiene el potencial de alcanzar todas las áreas y procesos de cualquier organización, incrementando la productividad.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés