El Economista - 73 años
Versión digital

dom 14 Jul

BUE 12°C
La Inteligencia Artificial no es arte reza el cartel
Crisis

Huelga en Hollywood: pese al reclamo, los estudios redoblan la apuesta a la IA

Los estudios, en vez de dar el brazo a torcer, buscan candidatos para sus departamentos de Inteligencia Artificial.

Sebastián Tabany 30 julio de 2023

En 2003, hace veinte años, se estrenó la continuación de Matrix, la película de las Hnas. Wachowski que significó un cambio cinematográfico radical en cuanto a la acción en el cine y el legado que desde ese momento comenzó en la cultura en general (términos como píldora roja y píldora azul, por ejemplo). Matrix Recargado y la tercera Matrix Revoluciones fueron filmadas juntas y en ellas hacía su aparición un nuevo personaje, Seraph, interpretado por Collin Chou, el guardián del Oráculo. 

Originalmente ese rol iba a ser para Jet Li, el astro marcial chino, y cuando se supo la noticia los fanáticos estallaron de alegría. Sin embargo, el actor se bajó de la película sin dar demasiados detalles del porqué. 

En 2002 en una entrevista deslizó que quería concentrarse en Hero, otra película, pero fue en 2018 cuando Li, en una entrevista para la periodista Chen Luyu en Weibo (el YouTube chino), reveló sus razones. Y están relacionadas, veinte años antes, a lo que está pasando ahora con la doble huelga en Hollywood. 

"Fue un conflicto comercial para mí", Li comentó. "La producción quería que filme por tres meses, pero estar nueve con el equipo técnico. Y durante seis meses ellos querían grabar y subir mis movimientos a una biblioteca digital. Para cuando terminemos, el derecho de esos movimientos serían de ellos". Y agregó: "He estado entrenando toda mi vida. Y los artistas marciales solo podemos envejecer pero aún así ellos podrían ser dueños de mis movimientos como una propiedad intelectual para siempre. Entonces dije, no puedo hacer eso". 

Los derechos de imagen y su uso post mortem siempre han sido un tema de disputa legal en Hollywood como con Rudolf Valentino, James Dean, Humphrey Bogart y otros que han aparecido en avisos de gaseosas o productos ya sea por ser dominio público y con un arreglo con los herederos. 

La huelga actual en Hollywood de los actores busca una compensación en cuanto a los derechos del contenido en streaming. Pero el uso de la IA (Inteligencia Artificial) ha ido ganando terreno en la disputa y pasado a primer plano. Si Jet Li hace veinte años veía venir el futuro, ahora los actores ya se encuentran frente a frente a esa disyuntiva. 

En un discurso vehemente el 25 de julio en Times Square de New York, el actor Bryan Cranston tomó la palabra y apuntó a los estudios: "Tenemos un mensaje para el Sr. Iger (Bob Iger, CEO de Disney): Sé, señor, que usted ve las cosas con un lente diferente. No esperamos que entienda quiénes somos. Pero le pedimos que nos escuche, y más aún que nos escuche cuando le decimos que nuestros trabajos no van a ser quitados y entregados a robots". 

Los actores, con razón, temen que los estudios tomen su semblante o voces y los usen una y otra vez con poco o nada de compensación económica. El año pasado en la serie Obi Wan Kenobi de Disney+, la voz de Darth Vader fue generada por un programa de IA ucraniano. 

No es la voz del actor James Earl Jones de 92 años que se escucha aunque sí figura en los créditos. Los guionistas temen que la IA usen lo que se llama Large Lenguage Models (LLM), programas como ChatGPT para escribir o reescribir guiones enteros dañando su sustento. Los estudios, agrupados en la AMPTP, aclararon que el uso de la IA debería tener "un acercamiento basado en el uso cuidado, no una prohibición". 

Para unir acción a la palabra, los estudios y las plataformas han comenzado una búsqueda laborar relacionada con la IA y cómo podría implementarse para sus productos. 

Si bien Disney redujo sus empleados y echó a 7.000 personas en todo el mundo, ha abierto puestos de trabajos para varios departamentos. 

.
La Inteligencia Artificial no es arte, reza el cartel

Según el Hollywood Reporter, varios de esos puestos forman parte de "Imagineering", responsables de los parques Disneyland y Walt Disney World. Un puesto es para un R&D Imagineer enfocado en IA generativa que "tenga la ambición de extender los limites de lo que las herramientas de IA pueden crear y entender la diferencia entre un aporte artificial y uno de un diseñador, escritor o artista". El trabajo promete un salario de US$ 180.000 anual más bono y compensaciones. 

Otro empleo busca un ingeniero en machine learning para la división Disney Streaming Advanced Research, responsable de crear "soluciones para Disney+, Star+ y ESPN+" que usará la IA para "trabajar en personalización avanzada con avatares digitales". 

La semana pasada se filtró que Netflix buscaba un AI Product Manager que prometía un sueldo anual de hasta US$ 900.000. Netlix también busca gente para las áreas de video juegos, R&D, y experiencia del consumidor. También Amazon y Apple, lógicamente, tiene abierta la búsqueda laboral que se extiende a análisis de datos, procesamiento con IA y temas similares. 

Y Sony tiene su división Sony AI America que está buscando un ingeniero para "ética de la IA". "Nuestro objetivo es avanzar la IA para que aumente y trabaje en armonía con humanos en beneficio de la sociedad", reza el anuncio como si fuera redactado por Skynet, la IA poderosa que cobra conciencia en la saga de Terminator. 

bob-iger-sneak-peek-beatles-doc-gettyimages-1236668881-h-2023
Bob Iger, el villano du jour frente a un huelga masiva que al día de hoy no tiene solución. 

Claro que todavía nadie sabe bien qué hacer con la IA. Recién está en etapa formativa y quizás llegue a límites insospechados, se utilice como una herramienta más o sea verdaderamente una amenaza para la creatividad de los artistas. Lo cierto es que los estudios, pese a que han reducido ostensiblemente sus empleados, parecen estar abiertos a contratar nuevos enfocados en el tema IA. "Nada va a detener el avance de la tecnología", decía Iger en noviembre en una reunión de empleados. Y agregó: "Es algo que en algún futuro la empresa va a adoptar". Lo que no sabía Iger era que unos meses después él se iba a convertir en el villano du jour frente a un huelga masiva que al día de hoy no tiene solución. 

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés