El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 May

BUE 9°C
Leyendas

Adiós a Ike Perlmutter, el empresario detrás de Marvel durante 30 años

Salvó a la empresa de la bancarrota y encabezó la venta a Disney para convertirse en el monstruo que es hoy en día

El empresario israelí Isaac "Ike" Perlmutter, artífice de la venta de Marvel Enterprises a Disney por US$ 4.000 millones
El empresario israelí Isaac "Ike" Perlmutter, artífice de la venta de Marvel Enterprises a Disney por US$ 4.000 millones
Sebastián Tabany 04 abril de 2023

Para Marvel, la década de los '90 fue una época de crisis al igual que para toda la industria del comic en general. Pero DC supo tener los éxitos de las películas de Batman de Tim Burton y en menor medida las siguientes dirigidas por Joel Schumacher. Marvel no supo lanzarse al camino de la pantalla grande y la empresa comenzó a perder dinero a raudales. DC con La Muerte de Superman pudo evitar la crisis editorial, pero Marvel no. 

Para mediados de los '90 comenzó a ofrecer sus personajes al mejor postor para evitar la bancarrota. Esas decisiones hacen eco al día de hoy. 

20th Century Fox se quedó con Los Cuatro Fantásticos y X-Men, Sony con Spider-Man y sus casi 1.000 personajes adyacentes, Universal con El Increíble Hulk y Namor, Paramount con Iron Man, Thor y El Capitan America. Otros estudios como New Line hicieron Blade con Wesley Snipes, por ejemplo. A pesar de licenciar los derechos a diferentes estudios de Hollywood, Marvel no pudo evitar el famoso Chapter 11 en 1996. 

El rescate vino de parte de unos de sus empresas afiliadas, la juguetera Toy Biz, cuyo dueño -el empresario israelí Isaac "Ike" Perlmutter- había adquirido unos años antes. Perlmutter, junto con el diseñador Avi Arad, tenían contrato en exclusividad con Marvel para la línea de juguetes de los superhéroes y si bien Marvel poseía 36% de acciones de la compañía, Perlmutter tuvo la idea de girar y comprar él a Marvel. 

La movida le salió perfecta. El empresario rescató a Marvel de la bancarrota, la fusionó con Toy Biz y la renombró Marvel Enterprises. Para el 2000 se estrenaba X-Men con un desconocido Hugh Jackman, dirigida por Bryan Singer y Marvel comenzó a levantar cabeza. En 2001 el nombre de Toy Biz fue licenciado a una empresa de Hong Kong y para 2006 Marvel firmó un acuerdo con Hasbro para que fabrique los juguetes, enterrando de facto el nombre de la empresa de juguetes. 

Durante la primera década del siglo Marvel fue creciendo como empresa cinematográfica gracias a un plan maestro pergeñado por el productor Kevin Feige que durante el segundo lustro puso en marcha el comienzo del MCU. 

El problema radicaba que Marvel tenía sus IP diseminadas por todo Hollywood. El Increíble Hulk y Iron Man, ambas de 2008, fueron el puntapié inicial para que Marvel comience a recuperar sus superhéroes bajo una misma empresa. 

El problema era que los estudios todavía retenían los derechos de algunos personajes. Al día de hoy Sony sigue teniendo Spider-Man y Universal Hulk y Namor, lo que le hace imposible a Marvel filmar películas con ellos como protagonistas. Si aparecen como secundarios, no hay problema. 

En 2009 Perlmutter fue el artífice de la venta de Marvel Enterprises a Disney por US$ 4.000 millones dejándole más de US$ 800 millones en efectivo al buen hombre y US$ 590 millones en acciones de la compañía. Disney renombró la compañía Marvel Entertainment y Perlmutter quedó como CEO de la empresa a cargo también de supervisar las películas. 

Entre la adquisición de Disney y el 2015, Perlmutter y Feige tuvieron varios encontronazos. El empresario era conocido por su frugalidad, por no decir otra cosa, al tratar a toda costa de evitar gastos que, según él, consideraba innecesarios. 

Por ejemplo, para la presentación a la prensa de Los Vengadores: La Edad de Ultron Marvel utilizó sus oficinas, ahorrándose gastos de hotel para hacer entrevistas y proveyó de sándwiches de Subway (de canje) para el almuerzo de los periodistas. 

Bob Iger, CEO de Disney

También surgieron rumores que Perlmutter no veía con buenos ojos que Marvel esté desarrollando las películas protagonizadas por superheroínas porque según él no funcionaban. 

En un email que se filtró en 2014, Perlmutter hizo una lista de las películas protagonizadas por mujeres comentando que ninguna había funcionado en la taquilla. En su libro de memorias, el CEO de Disney Bob Iger cuenta que tuvo que sortear varios obstáculos de Perlmutter, que no quería que se hagan Black Panther ni Captain Marvel. 

Finalmente en 2015, Iger lo desplazó al empresario de Marvel Films haciendo que Feige responda directamente al CEO. A Perlmutter le dejó Marvel Entertainment a cargo, que constaba de productos de consumo, comics y televisión, como las series que hizo Marvel para Netflix como Daredevil, Iron Fist, Jessica Jones y The Punisher. 

El año pasado Perlmutter se alió con Nelson Peltz, otro multimillonario con más de US$ 1.000 millones en acciones de Disney que pujaba por una asiento en el directorio, presionando a Iger para que recorte presupuesto de la empresa y acusándolo de haber gastado innecesariamente US$ 71.000 millones en la adquisición de 20th Century Fox en 2017. 

Esta proxy war se dio por terminada hace unas semanas cuando Peltz desistió y se retiró, lo que dejó a Perlmutter pedaleando en el aire. 

Las dos semanas anteriores ha pasado de todo en Disney. Iger echó a la argentina Victoria Alonso, a cargo de la supervisión de los VFX de Marvel, entre otros cargos. Los rumores de las causas fueron varios y hay versiones encontradas. Lo que sí se vio es que no fue un alejamiento prolijo. 

Unos días después el actor que interpreta a Kang El Conquistador en Ant-Man: Quantumania, y es el próximo villano de la Fase 5 y 6 del MCU fue arrestado en Nueva York por agredir físicamente a su novia. 

Y por último, unos días después Iger echó a Perlmutter, de 80 años, de Marvel disolviendo lo que quedaba de 30 años en la empresa. Marvel Entertainment será desdoblado en varias unidades de negocio que incluyen productos de consumo y comics. 

Una despedida sin honores para el que salvó a Marvel de la bancarrota y colaboró para que la empresa sea el monstruo multimedia que es hoy en día. 

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés