El blue alcanzó máximo histórico

Mercados patas arriba: Argentina la peor de todos

Tensión entre EE.UU. y China puso nerviosos a los mercados

La Bolsa de Buenos Aires tuvo el peor desempeño ayer.
Luis Varela Luis Varela 28-10-2021
Compartir

Mientras un anticiclón convirtió la primavera de Buenos Aires en verano, un ciclón con aspas múltiples terminó afectando la marcha de los mercados, poniendo muchísimo precios patas para arriba, en una jornada en la que a la Argentina no le fue nada bien, y en la que Martín Guzmán no pudo lograr uno de sus principales objetivos buscados. 

Con temperaturas superiores a 39° en algunos lugares del país, y con cortes de energía por el alto uso de los acondicionadores de aire, el sudor en la frente que tuvieron ayer muchos inversores no provino exclusivamente del calor, sino de las noticias que se fueron desarrollando durante todo el día. 

De mayor a menor, desde lo internacional a lo local, el elemento que provocó más ruido, y que terminó dando vuelta muchísimos precios fue la decisión de la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU. que le dio un plazo de sesenta días para que la filial norteamericana de China Telecom suspenda sus operaciones en territorio norteamericano, en una expulsión que según afirmaron es porque brindaba oportunidades de espionaje a Pekín. 

Activos para abajo  

Este movimiento se sumó a una rueda bursátil general que ya venía con rojos desde el amanecer asiático, y que no impactó de manera decisiva ni en la Bolsa de Nueva York, ni en el dólar global, pero que sí afectó, y mucho, a varios valores internacionales y de algunas empresas: cayeron el petróleo, las criptomonedas, los metales básicos y compañías como Twitter, Visa y Mastercard, con rojos importantes. 

Esta tensión entre gigantes profundizó el vuelo hacia la calidad de los inversores más conservadores, que aumentaron su compra de bonos del Tesoro de EE.UU., por lo que sus precios contado subieron y sus tasas largas cayeron fuerte hasta al 1,1% anual a 5 años, 1,5% a 10 años y 1,9% a 30 años. Y obviamente sufrió todo lo más riesgoso, entre lo que se destacaron las ADRs argentinas, que cayeron en bloque, hasta 7,7%. 

La defección de los activos argentinos no tuvo como epicentro justamente la tensión entre yankees y chinos, sino la escalada de pánico político (más que económico) en el que van ingresando los inversores: la decisión unilateral de congelar precios, con claro rechazo de las empresas, un gasto que no cesa por la campaña y una aceptación insuficiente de las propuestas de Guzmán provocaron una nueva suba del dólar, más debilidad en los bonos y una estocada en el rally que venía disfrutando la Bolsa porteña. 
El foco del movimiento local estuvo en la licitación de deuda que realizó el ministro de Economía. Necesitaba conseguir del mercado $265.000 millones para cubrir vencimientos cortos y, entregando papeles que pagan tasas de interés en pesos mucho más altas que las usadas hasta ahora e instrumentos atados al dólar, sólo pudo captar $218.000 millones, el 82% del dinero que necesitaba (por lo que hoy realizará una segunda vuelta, seguramente con más costo). 

Con 1.299 ofertas, 691 por instrumentos en pesos y 608 por instrumentos atados al dólar, el papel más colocado fue a tasa de interés porque Guzmán aceptó pagar una renta del 42,8% anual. Y conocido ese resultado, el dólar blue marcó un nuevo récord histórico, los bonos tuvieron la séptima rueda en baja de las últimas ocho, y la Bolsa de Buenos Aires se hundió 4% en pesos y 4,5% en dólares, cortando la racha de felicidad que venían gozando los que apuestan a que el Merval resucite. 

La colocación de Guzmán 

Mientras las criptomonedas bajaron ayer 5% (12% desde el ETF del bitcoin), los inversores revisaban en detalle los números de la enésima colocación de deuda de Guzmán. En la colocación de deuda de ayer, el 30% de lo captado fue en una letra del Tesoro en pesos a descuento con vencimiento 31 de marzo de 2022 (nueva) con la tasa de casi 43% anual, el 22% en un bono del Tesoro en pesos ajustado por CER 1,30% vencimiento 20 de septiembre de 2022 (t2x2 - reapertura), el 16% en una letra del Tesoro en pesos a descuento con vencimiento 28 de febrero de 2022 (s28f2 - reapertura), el 15% en un bono del Tesoro vinculado al dólar estadounidense 0,20% vencimiento 30 de noviembre de 2022 (t2v2d - reapertura), el 8% en un bono del Tesoro vinculado al dólar estadounidense 0,30% vencimiento 28 de abril de 2023 (tv23d - reapertura), el 6% en una letra de liquidez del Tesoro en pesos a descuento con vencimiento 23 de noviembre de 2021 (nueva y solamente para fondos comunes de inversión) y el 4% restante en un bono del Tesoro en pesos ajustado por CER 1,4% vencimiento 25 de marzo de 2023 (tx23 - reapertura). 

Presión cambiaria 

Conocido ese resultado, como los plazos fijos pagan seis puntos menos que lo pagado en la licitación de ayer, hubo más presión en el mercado cambiario, el blue llegó a otro máximo de nunca jamás de $197, por lo que la brecha cambiaria escaló hasta el 87,4% entre oficial y blue, su mayor nivel en 11 meses, una diferencia que complica mucho el comercio exterior, ya que con la elección a 400 horas se atrasan las exportaciones (por expectativa de devaluación) y obviamente los importadores hacen cola para traer todo lo que puedan. 

Mientras siguió una pelea interminable entre el secretario de Comercio, Roberto Feletti, con apoyo de los gobernadores oficialistas, y con un comentario de Horacio Rodríguez Larreta en contra de los monopolios, el titular de la Cámara de Comercio, Mario Grinman, salió a decir que hay temor que los militantes lleguen a los locales, ya que no tienen capacidad para hacer la tarea que les asignaron y por eso puede suceder alguna situación compleja". 

Con esa Argentina que nos supimos conseguir, los dólares siguieron bajo presión, llegaron a precios récord en todos los canales a media rueda, pero en la hora y media final el Gobierno usó bonos y reservas para bajar artificialmente todas las cotizaciones, y con costo estatal lo consiguió en casi todos los precios, salvo en el blue que subió otro escalón. 

Mientras el dólar global estuvo mixto pese a la tensión entre China y EE.UU. (subió 0,5% en México, 0,2% contra la libra y el chileno, no cambió contra el euro y bajó 0,3% contra el yen y 0,4% contra el real), en Buenos Aires marcó otra rueda con suba aplastada parcialmente.  

El dólar turista subió 13 centavos hasta $173,46, el oficial subió 8 centavos hasta $105,13 y el blue saltó $1 hasta $197 pesos. El dólar mayorista subió 9 centavos hasta $99,65 con el BCRA perdiendo US$ 30 millones de las reservas, hasta US$ 43.039 millones. Con el dólar Senebi cerrando sin cambios a $200. El dólar MEP también cerró sin cambios a $179,24 y el contado con liquidación se mantuvo en $180,16. Y la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 87,4% y la del CCL  y el mayorista fue del 80,8%. Mientras que medidos en pesos, el euro 18 centavos hasta $115,64, el real subió 8 centavos hasta $17,94 y la libra bajó 7 centavos hasta $136,93. Y, detrás de eso, los bonos, como dijimos, perdieron otro 0,3% y con eso el riesgo país subió tres unidades hasta 1.664 puntos básicos. 

Caídas en las bolsas  

Las cifras bursátiles estuvieron teñidas de rojo tanto en Asia como en Europa e incluso Nueva York terminó con debilidad: el Nasdaq no cambió, pero el S&P bajó 0,5% y el Dow cedió 0,7%. Al tiempo que la Bolsa de San Pablo cedió 0,1% y la de México bajó 0,9%, con la de Santiago retrocediendo algo más del 3%. 

Pero lo peor de todo el espinel bursátil estuvo en Buenos Aires. Con $1.707 millones operados en acciones y $3.456 millones en Cedears, la bolsa porteña se desplomó 4%, mientras que hubo caída en bloque de hasta el 7,7% para los ADR argentinos que cotizan en Nueva York, con Central Puerto, Francés, Galicia, Macro, Pampa Energía y Supervielle como las peores del día. 

Todo este movimiento fue coronado por variaciones impactantes en las commodities y en algunos valores clave. El petróleo se hundió 3%, los metales básicos tuvieron un derrumbe de hasta el 6%, los granos se salvaron tanto en Chicago como en Rosario, pero hubo un descenso del 5% para el bitcoin, con desplome de hasta el 10% en el resto de las criptomonedas, con Nigeria presentando su criptomoneda propia, haciendo que más millennials fueran a comprar ansiolíticos. 

¿Qué se ve por delante? Los economistas de todas las corrientes advierten que las cifras actuales de los mercados obedecen más a pánico político que económico. "La economía está mal y la basura debajo de la alfombra es enorme -afirman- pero lo peor de todo es que a pocos días de la elección nadie sabe quién va a ganar y, sobre todo, qué gobernabilidad quedará un día después, ya que nadie sabe qué posición tomará Cristina". Que, por otra parte, ayer festejó: ayer, con la velocidad de un rayo, Fernanda Raverta del Anses le aceptó el pedido, pasa a cobrar $2,5 millones por mes (lo que ganan 96 jubilados). A pesar de la diferencia, el dirigente Juan Grabois se disculpó por sus dichos sobre la riqueza de la familia Kirchner, mientras otros expertos señalaban que en los países desarrollados, la gente que acepta ingresar a la función pública lo hace para ayudar, no para enriquecerse, y pierde dinero respecto del ingreso privado. En la Argentina parece que no es así. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés