El Economista - 70 años
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 16°C
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 16°C
Los bonos mejoraron

Con claroscuros, el BCRA sumó reservas, pero el dólar subió

El cepo a las importaciones (considerado discrecional por el empresariado) le permitió al BCRA juntar ayer la mayor cantidad de reservas del mandato de Fernández

Otro de los costados que vio el gobierno como gran triunfo de este round de "vamos viendo" fue el resultado obtenido por los bonos.
Otro de los costados que vio el gobierno como gran triunfo de este round de "vamos viendo" fue el resultado obtenido por los bonos. Archivo.
Luis Varela Luis Varela 30-06-2022
Compartir

La extrema medida del cierre a las importaciones decidida esta semana por el Gobierno, como directa sugerencia de Cristina Kirchner, le permitió ayer empatar por puntos el round financiero: pudo sumar reservas en el Banco Central, logró sostener el precio de los bonos y bajó el riesgo país, pero los dólares financieros libres siguieron subiendo.  

Además, si se quiere, la foto que mejor reflejó el resultado del día fue un cierre sin cambios en la bolsa de Buenos Aires, pero una baja en bloque en las ADR argentinas que operan en Nueva York, con un agregado durísimo: la cotización de la empresa estatal argentina por excelencia YPF cayó a la cotización más baja de toda su historia. La petrolera nacional, llegó a cotizar a US$ 69 cuando Néstor Kirchner inició su periplo en 2005, fue expropiada en 2012, ahora está por llegar un doble juicio por aquel procedimiento y ayer cerró a US$ 3,34, 95% por debajo del precio que tuvo hace 17 años.

Es altamente probable que a lo largo de julio se conozca para qué lado va el pulgar judicial en los juicios contra YPF (y contra Argentina), pero lo concreto de ayer, tras casi dos meses de corrida cambiaria imparable, la barrera a la importación decidida por el Gobierno logró que el dólar blue se mantenga en un récord histórico de $239, pero los dólares financieros libres (MEP, CCL y Senebi) escalaron aún más, ubicándose entre $245 y $252,40. 

La decisión del Gobierno, de ser mucho más estricto con los productos que deja pasar permitió que el BCRA lograra reunir la mayor cantidad de reservas para un solo día desde que Alberto es Presidente: en el mercado consiguió una suma mayor, pero al final de la jornada oficialmente Reconquista 266 informó que las reservas subieron en US$ 332 millones, lo que da aire para esperar que los cupones de los bonos que vencen el 9 de julio próximo tienen altas chances de ser pagados.

Como contraparte de este Estado que sigue poniéndole cepos a los privados para seguir manteniendo las clavijas bajo control, sin bajar el gasto público, y con un rojo fiscal que preocupa cada vez más, despertó gran preocupación y muchas quejas en empresarios y en usuarios en general, ya que se vienen meses con escasez de productos importados, no solo insumos de las industrias (que pueden verse en aprietos para producir), sino desabastecimiento de determinados productos, muchos de los cuales pueden ser absolutamente prescindibles, como perfumes o autos de lujo, pero habrá dificultades para conseguir algunos medicamentos y por ejemplo neumáticos o partes de autos que están en la calle, y si sufren algún desperfecto pueden encontrarse en un complicado problema.

Repunte en bonos

Sea como fuere, con más reservas, con el blue frenado, y con los dólares libres aún subiendo, otro de los costados que vio el gobierno como gran triunfo de este round de "vamos viendo" fue el resultado obtenido por los bonos. Luego de una caída casi vertical, ayer hubo un mercado más equilibrado, incluso con repuntes, con compras de manos amigas aunque también se detectaron algunos inversores que vieron que los papeles tenían cotización ciertamente basura, positiva incluso si llega a darse una reestructuración agresiva. De ese modo, los bonos anotaron una suba promedio del 0,8% y con eso el riesgo país cedió en 49 unidades, hasta 2.459 puntos básicos.

En lo que hace a papeles privados, el mundo entero está como en una especie de "animación suspendida". Las tensiones entre la OTAN, el G7 y Rusia, las renovadas amenazas de Powell y ahora también del Banco Central Europeo, con más subas de tasas si la inflación no frena, siguen agregando incógnita sobre la economía global que viene. Algunos analistas afirmaron que "la recesión ya está aquí", y las commodities actuaron en consecuencia. 
Con todas las miradas en la reunión que realizará hoy la Opep+, para definir si abre más los grifos a partir de agosto, ayer hubo una baja del 2% para el petróleo, lo cual generó alguna tranquilidad. Y detrás de eso los metales básicos (insumos de las industrias) estuvieron mixtos. Los refugios frente a toda esta incertidumbre mostraron debilidad, con metales preciosos y criptomonedas hacia abajo (con el Bitcoin testeando un piso considerado crítico).

Y lo mejor del día, sobre todo para Argentina, estuvo con los granos, que anotaron subas tanto en la Bolsa de Chicago como en la Bolsa de Rosario, que sigue sufriendo problemas de gasoil, tanto que la Mesa de Enlace convocó a un paro nacional del campo para el próximo 13 de julio.

Mientras el país político está concentrado en los discursos que se darán mañana viernes por la conmemoración por la muerte del expresidente Juan Perón, con actos separados de Cristina y Alberto, y con el Presidente juntando a los gremialistas de la CGT para que lo acompañen bajo presión, la comidilla del día se enfocó en las ausencias que hubo en la reunión de gabinete que organizó Juan Manzur (no estuvo Guzmán por ejemplo, entre otros) y en el sorpresivo viaje de Alberto a Jujuy para visitar a Milagro Sala, que está internada por una complicación de salud: "Sigue evadiendo los grandes problemas que sufrimos, viajando hacia donde sea con tal de no poner la cara y tomar decisiones", se criticó desde todo el arco político opositor.

Cambios en las bolsas

La cuestión es que con todo el mundo tratando de saber si la recesión ya llegó, o no, y si se vienen mayores aumentos de tasas de interés, o no, las bolsas del mundo iniciaron el día con rojos preocupantes, pero de peor a mejor fueron terminando la rueda con resultados no tan graves. 

Hubo cierre mixto en la Bolsa de Nueva York, con diferencias mínimas, con una baja del 1% en la de San Pablo y un descenso del 0,8% en la de México. Mientras que en el mercado bursátil local, con $1.019 millones operados en acciones y $2.856 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires bajó 0,1%, pero los ADR argentinos que cotizan en Nueva York anotaron una baja en bloque del 1 al 3% para TGS, YPF, Edenor, IRSA, Central Puerto, Cresud, Loma Negra, Telecom y Banco Macro, sin ningún aumento para destacar.

Finalmente, el último dato financiero que cerró el día fue la licitación revancha que realizó Martín Guzmán para colocar más Ledes y Lecer entre los denominados formadores de mercado, que son en general instituciones que están bastante encerradas en pesos, y que se mantienen muy vigiladas por la AFIP, por lo que no pueden huir de la moneda local, ni aunque lo quieran hacer. Con esa condición, con apenas 10 ofertas, Guzmán logró captar otros $7.009 millones en la segunda vuelta de la licitación de Ledes y Lecer con formadores de mercado, con el 58% de lo captado en títulos que ajustan por tasa de interés y el 42% restante por títulos que ajustan por CER, un poco más en línea con lo que pide el FMI.

La colocación de Guzmán

El 55% del dinero captado fue en una letra del tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 31 de octubre de 2022 (s31o2 - reapertura), el 20% en una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento vencimiento 16 de diciembre de 2022 (x16d2 - reapertura), el 12% en una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento vencimiento 21 de octubre de 2022 (x21o2 - reapertura), el 11% en una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento vencimiento 23 de noviembre de 2022 (x23n2 - nueva) y el 3% restante en una letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 31 de agosto de 2022 (s31g2 - reapertura).

En suma, con el FMI apretando clavijas para que Guzmán junte más reservas, y cumpliendo con esa meta, los analistas de mercado ponen la mirada en el segundo semestre. Cuando se miran los contratos futuros de dólar para reservarse divisas para el período julio-diciembre, aparecen algunos ojos asombrados. Y considerando lo que viene, un experto del tamaño de Juan Nápoli, presidente del Banco de Valores, lanzó un duro pronóstico: “Estamos camino a un 80% de inflación, se viene menos actividad, menos abastecimiento y menos empleo".
 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés