El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 13°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 13°C

Los subsidios energéticos le ganaron al IPC

03-03-2017
Compartir

La suba de las tarifas de energía eléctrica y gas enmarcada en el proceso de normalización lanzado por el Ministerio de Energía y Minería no alcanzó para achicar la masa de subsidios energéticos durante el año pasado, según reveló un informe publicado ayer por el Instituto Argentino de Energía (IAE) “General Mosconi”. De acuerdo el reporte, las transferencias corrientes aumentaron 53% interanual en 2016, contra una inflación acumulada en el mismo período que rondó el 40%. En términos nominales, fueron $ 73.200 M más con respecto a 2015.

La principal explicación del aumento provino de Cammesa, una de las empresas con mayor participación en los subsidios energéticos. La compañía responsable del Mercado Eléctrico Mayorista recibió fondos por 58,4% más de lo que había percibido el año anterior. Luego, le siguió en importancia la partida destinada a financiar el Plan Gas, que creció 262,2% (aunque sobre una participación marginal en el total). Por el contrario, la estatal gasífera Enarsa ?al igual que Cammesa, una de las principales receptoras de subsidios? recibió 44,8% menos.

“Los demás han aumentado aunque menos que la inflación acumulada del periodo con lo cual los subsidios a estos se han reducido en términos reales”, completa el informe del instituto que preside Jorge Lapeña, ex secretario de Energía y director de Enarsa.

En cambio, lo que cayeron en términos reales fueron las transferencias para gastos de capital. Según el IAE Mosconi, se redujeron 31,7%. En términos nominales, una contracción de $ 10.000 M.

Algunos de los items como organismos provinciales, Yacimientos Carboníferos Rio Turbio, ENARSA y otros beneficiarios sin determinar, han tenido transferencias menores en su cálculo acumulado (57,9%, 26,9%, 14,4% y 62,7% respectivamente), completa el informe, mientras que señala que Nucleoeléctrica ?administradora de las centrales Atucha I, Atucha II y Embalse?, por el contrario, tuvo un leve incremento (13,6%).

Situación energética

Por otra parte, el informe brinda números sobre la evolución de la demanda y oferta energética en el primer mes de este año. Según IAE, en la demanda total de energía eléctrica fue 0,8% mayor a la del mismo mes del año anterior, mientras que se incrementó 0,2% en la medición de año móvil, principalmente explicada por un aumento en el consumo comercial de 4,5% y en menor medida, del comercial en 0,4%, mientras que la demanda industrial cayó 2,4%. Adicionalmente, las estadísticas referentes a la variación del año móvil son positivas tanto para la demanda residencial como comercial (1,8% y 3,2% respectivamente), pero negativas (4,8%) para la demanda industrial.

A su vez, hubo un aumento en la oferta tanto en términos interanuales de 1%, como en el cálculo de la media móvil de los últimos doce meses, de 0,5%. En este sentido, la generación neta de energía fue de 12.927GWh para enero, mientras que la demanda fue de 12.442 Gwh.

En lo referido a la oferta neta de energía, el desagregado arroja una evolución interanual positiva principalmente en la generación nuclear (14,8%), térmica (4,3%) y en la hidráulica renovable (8,7%), y caídas en biogas (35%), hidráulica (9,8%), biomasa (7,8%) y solar (6,1%), y en la importación de energía (14%).

La buena noticia, en tanto, es que la balanza comercial energética tuvo una mejora. En este sentido, el rojo comercial energético se redujo en 29%, pasando de U$$ 78 M a U$$ 55 M en enero, explicado por un mayor aumento de las exportaciones de combustible y energía (en 35,8%) respecto del incremento de las importaciones (en 13,5%).

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés