El Economista - 70 años
Versión digital

mie 07 Dic

BUE 29°C
Versión digital

mie 07 Dic

BUE 29°C
En el “Bosque”

Otro hecho lamentable en el fútbol argentino: un hincha murió tras los incidentes en el partido entre Gimnasia y Boca

Además, fanáticos del “Lobo” resultaron heridos por balas de goma luego de la represión de la policía en las inmediaciones del estadio

Los hinchas de Gimnasia intentando entrar a la cancha. Foto: Marcelo Carroll
Los hinchas de Gimnasia intentando entrar a la cancha. Foto: Marcelo Carroll
07-10-2022
Compartir

Gimnasia de La Plata recibía a Boca Juniors en el Juan Carmelo Zerillo -más conocido como el “Bosque”- en lo que sería un encuentro trascendental del campeonato. Sin embargo, lo deportivo quedaría de lado.  Un hincha falleció en las inmediaciones del estadio, luego de los incidentes ocasionados por un enfrentamiento entre la Policía Bonaerense y los hinchas del equipo platense.

El fútbol argentino protagonizó otro hecho realmente lamentable. Cesar “Lolo” Regueirode 57 años, perdió la vida anoche en las afueras del estadio de Gimnasia de La Plata. Regueiro sufrió una descompensación producto de la atmósfera irrespirable por los gases lacrimógenos. Fue atendido en el lugar y trasladado en ambulancia privada al hospital San Martín, donde llegó sin vida, según el parte del Ministerio de Salud de la provincia.

Además, decenas de hinchas resultaron heridos por balas de goma tras la represión de la policía hacia una multitud que se encontraba en las afueras de la cancha con intención de ingresar.

ejurkkkz3_1256x620__1
Un hincha es atendido tras recibir una bala de goma. Foto: Marcelo Carroll

Una probable sobreventa de entradas provocó estos hechos cuando muchos hinchas y socios de Gimnasia, con sus localidades en la mano, pretendieron ingresar al estadio cuando sus instalaciones ya estaban colmadas.

Entonces las autoridades empezaron a cerrar las puertas de acceso -a las 20.45, faltando 45 minutos para el inicio del partido- y esto provocó la desesperación de los aficionados que querían entrar porque habían pagado sus entradas, por lo que la policía empezó a contenerlos con balas de goma y gases lacrimógenos.

En ese entonces, la policía empezó a reprimir a miles de parciales del conjunto platense que pugnaban por ingresar al estadio con sus entradas en la mano cuando ya se habían cerrado las puertas de acceso para presenciar el encuentro.

Esto se prolongó durante más de media hora y una niña aparentemente atacada por la policía provocó la reacción de los hinchas y socios que blandían sus carnets. Uno de ellos resultó herido con una bala de goma en el pómulo derecho, mientras que a un camarógrafo de TyC Sports le dispararon tres veces, indicaron desde el propio canal.

Fuente del video: TyC Sports

El partido fue suspendido a los 9 minutos cuando los gases lacrimógenos que arrojaron los policías en las afueras del estadio, ingresaron en forma de nube luminosa y blanca al campo de juego, atravesando la abigarrada multitud que inmediatamente empezó a sufrir las consecuencias de la humareda.

Primero fueron los hinchas y luego los integrantes de los bancos de suplentes quienes comenzaron a cubrirse los rostros y estas reacciones provocaron, por ejemplo, que el director técnico boquense, Hugo Ibarra fuera el primero en solicitarle al árbitro Mastrángelo que interrumpiera el encuentro porque el nivel de afectación que tenía en sus ojos le impedía la visión.

Esto llevó a que el entrenador de Gimnasia, Néstor Gorosito, hiciera lo propio, y estas acciones se fueron haciendo extensivas a los propios futbolistas.

Mastrángelo determinó entonces que los jugadores y sus cuerpos técnicos se fueran a los vestuarios, algo que hicieron inmediatamente, mientras, que simultáneamente la desesperación ganaba las tribunas.

Los hinchas en las tribunas, al estar las puertas de salida cerradas, encontraron en el campo de juego la única vía de escape posible y cientos de ellos saltaron al césped desde los alambrados perimetrales.

3
Los hinchas en el campo de juego

En ese momento se pudo observar al capitán boquense, Marcos Rojo, identificado con su clásico rival, Estudiantes, tratando de ayudar a muchos hinchas "triperos" a refugiarse en el propio túnel de acceso a los vestuarios.

Mientras tanto se seguían escuchando disparos desde afuera del estadio y la calma no llegaba, ni afuera ni adentro, hasta que las autoridades tuvieron la cordura de empezar a abrir las puertas para que los hinchas del interior pudieran salir de la cancha, ya que los del exterior finalmente habían sido dispersados.

Después de una hora de incertidumbre, desconcierto y violencia, las tribunas se vaciaron, un par de centenares de hinchas se quedaron atemorizados dentro del campo de juego, pero ya con más calma, y de a poco todo fue quedando vacío.

Tan vacío como el fútbol mismo (iban 0 a 0), como la violencia misma, y como la falta de organización provoca al haberse puesto en riesgo nada más y nada menos que la vida misma de todos quienes estuvieron en la cancha de Gimnasia.

cayexxr7szebpoprymhvrgqxhe
Una madre con sus hijos tapándose la cara para que no les ingrese el gas lacrimógeno

Los testimonios de Sergio Berni y Gabriel Pellegrino

"Lo que pasó fue lo de siempre cuando se venden entradas de más y después pasan estas cosas. Entonces somos nosotros quienes debemos tratar de controlar la situación. Por eso después abriremos una investigación para determinar qué fue lo sucedido", comentó Sergio Berni, ministro de Seguridad bonaerense, a TN.

Berni remarcó que la "responsabilidad de lo sucedido es toda del club organizador del espectáculo", mientras que el titular del Aprevide, Eduardo Aparicio, luego de afirmar que el "partido no volverá a jugarse por ahora", deslindó responsabilidades en el accionar policial "porque había como 10.000 personas en las afueras del estadio cuando las puertas ya se habían cerrado".

A la inversa, el presidente de Gimnasia de La Plata, Gabriel Pellegrino aseguró que tenía para demostrar que “el estadio estaba habilitado para 30.000 personas. Vendimos 3.224 entradas sobre 4.300 que nos enviaron ya que el resto eran socios y es la policía la que determina la cantidad de gente que entra".

"La gente quería entrar con los carnets en la mano y nosotros veíamos plateas vacías. Los que cerraron las puertas fueron los organismos de seguridad, la policía y el Aprevide", argumentó el titular gimnasista.

jugadores-de-gimnasia-de-la___kbcmjgkah_640x361__1
Los gases lacrimógenos ingresaron al campo de juego 

El intendente de La Plata, Julio Garro, apreció por su parte que Gimnasia "no tiene ninguna responsabilidad con lo sucedido", a la vez que verificó que "más de un centenar de personas fueron atendidas por las ambulancias del SAME".

En tanto el árbitro Mastrángelo afirmó que suspendió el partido "a instancias del Aprevide" y que "nunca había vivido una situación como esta".

Después llegaron las muestras de repudio de la AFA y las condolencias por la muerte del hincha gimnasista de parte de Boca Juniors, cuyo entrenador, Hugo Ibarra, lamentó que "la gente vino a ver un espectáculo y todo terminó de la peor manera".

gimnasia-boca-se-suspendio-a___jhfrsgmic_0x750__1
Los hinchas ingresando al campo de juego

Los testimonios de la familia de César “Lolo” Regueiro

Juliana Regueiro, hija de “Lolo”, lamentó la absurda pérdida de su padre, con quien había ido a "alentar al 'Lobo' en el partido con Boca Juniors por la Liga Profesional.

Vinimos a alentar al 'Lobo' y se me fue el 'Gordo'... Quiero avisar que acaba de fallecer mi papá, César Gustavo 'Lolo' Regueiro”, escribió en su cuenta de Facebook horas después de la tragedia.

Juliana y su padre se encontraban en la tribuna local del estadio del Bosque al momento de comenzar los incidentes entre la policía e hinchas que se encontraban afuera con la intención de ingresar, presuntamente sin entradas.

Jamás pensé pasar por esta locura, esta desgracia de perder a mí viejo yendo a ver una vez más a nuestro querido 'Lobo'. Tantos tablones compartidos de local, de visitante, y jamás pensé que por una maldita represión policial te me ibas a ir”, lamentó.

“Te Amo Gordo y que se haga justicia de allá arriba”, reclamó sobre una muerte que fue condenada en comunicados oficiales por Gimnasia, Boca y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), entre otros.

gimnasia-boca-se-suspendio-a___muphqrfwc_0x750__1
Un hincha mostrándole la entrada al policía para que lo deje entrar. Foto: Marcelo Carroll

"Estaba con sus nietos de 5 y 6 años en la popular cuando empezaron a tirar gases, los nenes le dijeron que no podían respirar y él se desesperó. Estaban a punto de salir, pero la policía volvió a tirar gases. Quiso irse, no pudo. Ahí se descompuso y cayó al piso", relató con dramatismo su hijo Sergio al día siguiente de los serios incidentes provocados por la represión policial.

"Nos criamos juntos, no puedo creer lo que pasó. Él se dedicaba a los hijos y nietos. No estaba enfermo, tenía un poco de exceso de peso, pero estaba 10 puntos", comentó su primo hermano a la prensa en la puerta de su casa en La Plata.

Juan Domingo, hermano menor de Regueiro, se encontraba con “Lolo” en el momento que ocurrió el trágico momento y se expresó al respecto: “A mi hermano me lo mató la policía. Yo estaba con mi hermano, estábamos pasando una noche ideal en el “Bosque”, era una fiesta. La policía empezó a reprimir afuera y empezaron a tirar gases para adentro de la cancha por debajo de los tablones. Le digo hermano se está muriendo la gente, vamonos. Quedate tranquilo, me dice, se está dispersando”.

Cuando estábamos logrando salir, abrieron los portones y nos masacraron a palazos. Nos tiraron con balas de goma y gases lacrimógenos. Mi hermano no se murió por un paro cardiaco, tiene una herida en la cabeza porque le dieron un garrotazo, un balazo. A mi hermano me lo mató la policía”, agregó entre lágrimas en medio del dolor por la absurda pérdida. 

“Cuando los médicos lo quisieron auxiliar, los reprimieron y los médicos salieron corriendo. Es más, a mi hermano le tiraron dos gases lacrimógenos para que termine de morir. A mi hermanito me lo mató la policía. Lo único que hizo fue huir del quilombo que era porque nos estábamos muriendo todos. Acá mataron a una persona inocente que fue con su nieto, su hija y conmigo a ver un partido de fútbol”, sentenció.

Fuente del video: C5N

Como primera medida concreta, el gobernador Axel Kicillof instruyó al ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, para que aparte de la fuerza al comisario Juan Corbarán, encargado del operativo de seguridad en el Bosque.

La decisión tiene por objeto facilitar la investigación del fiscal Martín Almirón, quien busca determinar las responsabilidades de los hechos, por los que además se registraron decenas de heridos (8 internados) a consecuencia de una persistente ráfaga de balas de goma y gases lacrimógenos.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés