Expertos de EE.UU. denuncian a AstraZeneca por publicar datos desactualizados

23 de marzo, 2021

Expertos de EE.UU. denuncian a AstraZeneca por publicar datos desactualizados

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID, por sus siglas en inglés) dijo en la madrugada del martes que está “preocupado” de que AstraZeneca “haya incluido información obsoleta” de un ensayo de su vacuna Covid-19 que “puede haber proporcionado una visión incompleta de los datos de eficacia”.

La declaración se produce después de que la compañía anunciara que la vacuna que desarrolló con la Universidad de Oxford resultó ser 79% efectiva para prevenir el Covid-19 sintomático y 100% efectiva contra enfermedades graves y hospitalizaciones en un ensayo de fase III.

El Instituto estadounidense agregó que está pidiendo a AstraZeneca a trabajar con su junta de monitoreo “para revisar los datos de eficacia y garantizar que los datos de eficacia más precisos y actualizados se hagan públicos lo más rápido posible”.

La vacuna viene luchando por ganarse la confianza pública generalizada luego de una pausa en los ensayos clínicos en septiembre pasado. Algunos países europeos detuvieron la vacuna por temor a que los pacientes que la recibían experimentaran coágulos de sangre.

La Organización Mundial de la Salud y más de 50 gobiernos ya han aprobado la vacuna, pero todavía no ha recibido la autorización de EE.UU.

La respuesta de AstraZeneca

AstraZeneca reconoció hoy que un comunicado de prensa sobre su ensayo de vacuna contra el coronavirus en EE.UU. se basó en datos hasta el 17 de febrero y prometió publicar resultados más completos que sean “consistentes” con los datos provisionales en las próximas 48 horas.

La compañía farmacéutica británico-sueca se comprometió en su declaración a “trabajar de inmediato en el monitoreo” con el NIAID para compartir su análisis principal, que dijo es “consistente con el análisis intermedio”.

Anthony Fauci, quien se desempeña como director del NIAID, calificó el posible uso de información desactualizada por AstraZeneca como un “error no forzado”, enfatizando el martes que “esta es muy probablemente una muy buena vacuna”.

“Así que tenemos que seguir esencialmente esforzándonos tanto como podamos para que la gente entienda que existen salvaguardas. Y creo que la Junta de Monitoreo de Datos y Seguridad que detectó esta discrepancia fue un ejemplo de salvaguarda”, continuó.

“Y al final del día, todo esto lo decidirá la FDA. Ellos revisarán de forma independiente todos los datos y no dependerán de ninguna interpretación de nadie, incluida la empresa”.