El Economista - 70 años
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 25°C
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 25°C
Día Mundial de la Ciberseguridad

Seguridad en la nube: ¿cómo construir un sistema de inmunidad digital?

Tres estrategias en la nube que las organizaciones pueden aplicar para modernizar, ampliar y mejorar en este aspecto

Las tecnologías de la nube pueden facilitar la implementación de un sistema de inmunidad digital
Las tecnologías de la nube pueden facilitar la implementación de un sistema de inmunidad digital
Carolina Golia Carolina Golia 30-11-2022
Compartir

La ciberseguridad es una problemática de gran relevancia actualmente y las empresas no están ajenas a eso. Al día de hoy ninguna organización, cualquiera sea su tamaño, es inmune al impacto de las ciberamenazas. 

  • En América Latina, según el Reporte de Seguridad 2022 elaborado por ESET, 36% de los líderes en Tecnología de la Información encuestados afirmó que el presupuesto asignado al área de ciberseguridad aumentó con respecto al año anterior, sin embargo más de la mitad (63%) considera que no es suficiente. Además, el 48% de los profesionales afirmó haber sufrido algún incidente de ciberseguridad. Entonces, ¿qué podemos hacer al respecto?

Las tecnologías de la nube pueden facilitar la implementación de un sistema de inmunidad digital, con el fin de mantener protegidas las áreas críticas de cualquier compañía. La economía de escala que proporcionan los proveedores de servicios en la nube está transformando las estrategias de seguridad ante el panorama actual de amenazas. De hecho, están acelerando cada vez más el ritmo de las mejoras de seguridad en la nube y el alcance de sus soluciones avanzadas.

Para abordar de forma general este enfoque podemos destacar tres estrategias en la nube que las organizaciones pueden aplicar para modernizar, ampliar y mejorar en este aspecto.

Adoptar un entorno de trabajo híbrido seguro

Los entornos de trabajo híbridos expandieron la ubicación de los empleados y los activos de las empresas, aumentando la superficie de ataque y redefiniendo los perímetros de seguridad tradicionales. Los múltiples dispositivos conectados a través de redes personales y privadas hacen que el correo electrónico, las reuniones, la mensajería y las herramientas de colaboración sean blanco fácil para los ciberataques.

La respuesta a este desafío es implementar un enfoque de confianza cero que permita a las empresas maximizar la agilidad y flexibilidad de sus empleados sin sacrificar la seguridad. Este enfoque elimina la presunción de proximidad a un edificio y una red corporativos, de modo que los trabajadores pueden trabajar seguros desde cualquier lugar, ya sea la sala de conferencias de la oficina o desde su casa.

Al mismo tiempo, la tecnología en la nube es un gran aliado porque tiene incorporada la actualización constante en seguridad y permite mitigar o reducir eficazmente el impacto de las ciberamenazas en los entornos de trabajo de este tipo. Así, las empresas pueden aprovechar las protecciones por defecto que proporcionan seguridad en todo el ecosistema y a lo largo de todo el ciclo de vida del procesamiento de la información. Por ejemplo, la aplicación de parches está automatizada y puede haber una supervisión general para asegurarse de que las cosas funcionan bien, independientemente de la ubicación de los empleados.

Incorporar tecnologías en la nube

Todas las organizaciones se plantean una inversión considerable en ciberseguridad para garantizar la seguridad, la resistencia y la agilidad en el futuro. Los proveedores de servicios en la nube pueden ofrecer a las organizaciones un medio rentable para abordar estas necesidades a escala. Esto marca la diferencia porque el proveedor contempla la evolución, la orientación estratégica y la experiencia requerida para mantener una estrategia de seguridad integral. Además, cuenta con una constante observación y actualización de las megatendencias del sector y continuamente mejora la seguridad por diseño, superando así la que puede alcanzar la infraestructura local.

Para garantizar un entorno empresarial seguro, es recomendable que los líderes distribuyan la propiedad de las prácticas de seguridad para integrar la disciplina en toda la empresa. Así, los equipos internos se pueden centrar en sus propios proyectos estratégicos, mientras que la seguridad, los controles y la capacidad de recuperación queda en manos del proveedor de nube.

Mantenerse actualizado sobre el panorama global de las amenazas

Los proveedores de servicios en la nube tienen una visión profunda del panorama global en esta problemática y pueden aplicar su conocimiento sobre los actores de las amenazas y las tácticas en evolución no solo para impulsar mitigaciones y protecciones específicas, sino también para ayudar a eliminar distintas clases de amenazas que se dirigen a las empresas.

La ciberseguridad es una capacidad evolutiva que debe incluirse dentro de la cultura organizativa y que debe contemplar todas las áreas de la organización: una visión de seguridad por capas, la visibilidad del comportamiento de los usuarios remotos y proteger la fuerza de trabajo extendida permite cubrir los aspectos más relevantes para minimizar el impacto de vulnerabilidades.  

A medida que la ciberdelincuencia amenaza con superar a los equipos de seguridad y sus presupuestos, los proveedores de nube introducen un sistema inmunológico digital resistente, aprovechando los circuitos de retroalimentación acelerados para protegerlos mejor. 

Por eso, adoptar estas tecnologías como parte de una estrategia de ciberseguridad más amplia es clave para construir una red confiable para todos los actores del ecosistema y ayudar a las empresas a estar mejor preparadas al momento de gestionar riesgos y acceder a soluciones de seguridad. 

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés