El Economista - 70 años
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 23°C
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 23°C
Tendencias

IA y cómo la computación personal se adapta a los nuevos entornos de trabajo híbrido

La IA está favoreciendo una mejor experiencia de los colaboradores con sus sistemas de computación personal a través de cambios introducidas por los principales proveedores de la industria

IA y cómo la computación personal se adapta a los nuevos entornos de trabajo híbrido
Compartir

Siri, Alexa, Cortana y el "Ok Google" se han hecho parte de nuestro tratamiento cotidiano con teléfonos móviles, y otros dispositivos inteligentes en el hogar. Hoy, son pocos los conductores que pueden movilizarse en grandes ciudades sin la ayuda de Google Maps o Waze.

Desde la más elemental búsqueda de una regla gramatical en Google, pasando por los agregadores y buscadores de pólizas de seguros, vuelos y hoteles, hasta las aplicaciones de préstamos personales, los algoritmos en Internet no paran de alimentar procesos más complejos de análisis de datos, en tiempo real, que cimientan el aprendizaje automático de la inteligencia artificial.

Es la Inteligencia artificial la que adapta según tus preferencias los contenidos de tu plataforma de streaming favorita, basada en tu historial de visualizaciones. Una práctica efectiva, legado de la experiencia de compra desarrollada por Amazon. 

El impacto de la Inteligencia Artificial pica y se extiende por el mundo empresarial, desde la manufactura automatizada, la publicidad programática, los gemelos digitales, o el metaverso. Todo supone un cambio, una mejora efectiva en la experiencia de los usuarios a partir del aprendizaje automático de una plataforma de IA.

No en vano, 85% de las empresas del mundo adoptarán inteligencia artificial (IA) para 2026, según IDC. Por su parte, Gartner pronostica que el mercado de la IA alcanzará un valor de US$ 5.100 millones para 2025.

Trabajo híbrido demanda una nueva computación personal

La experiencia del trabajo remoto durante los períodos de confinamiento por la pandemia de Covid-19 puso en jaque los modelos de productividad laboral. En América Latina, hoy en día vemos como cada vez más las personas prefieren un modelo de trabajo alternativo al tradicional, que se mueve entre el teletrabajo o un modelo híbrido (presencial + remoto). 

La IA está favoreciendo una mejor experiencia de los colaboradores con sus sistemas de computación personal que elevan la experiencia del hardware para que sea más inteligente, más fácil y mejor, gracias a la implementación de IA integrada, que aprende del comportamiento del usuario final porque funciona en segundo plano y brinda experiencias de dispositivo mejoradas.

IA aplicada a la seguridad del usuario

En la medida que los empleados se mueven de un lugar a otro, más expuestos están sus dispositivos a las miradas de extraños que pueden hacer uso indebido de la información. La IA presente en un equipo puede aprender del comportamiento del usuario y detectar cuando deja sólo el laptop, por ejemplo, y difuminar la pantalla hasta no hacerla visible.  Esta detención de presencia y proximidad también puede bloquear el PC cuando queda inactivo, o activarlo apenas vuelva el usuario y antes de que Windows Hello inicie sesión.

IA para soportar una mejor colaboración

En la experiencia del usuario, la Inteligencia Artificial habilita conectividad personalizada, casi sin interrupciones, para soportar descargas de datos y videos mucho más rápidas. Para ello, analiza las conexiones de red disponibles y activa el mejor ancho de banda para ofrecer una conectividad rápida y confiable en cualquier lugar.

Ahora que las reuniones virtuales son la rutina de la colaboración empresarial, los usuarios requieren una experiencia de calidad para la conversación. Con un sistema de audio inteligente, se mejora la calidad del sonido y reduce los ruidos de fondo con sintonización automática y cancelación de ruido neuronal, para que el usuario pueda escuchar y ser escuchado durante sus reuniones en línea.

Inteligencia en nuestro ADN

Acabamos de pasearnos por un ejemplo de cómo una aplicación de software puede optimizar de forma inteligente el rendimiento de las computadoras personales para el trabajo híbrido aplicando IA y Machine Learning. Estas tecnologías priorizan las necesidades de los usuarios y optimizan el uso del PC para optimizar el ancho de banda en función del trabajo remoto, o gestiona el uso de las aplicaciones para brindar un mayor tiempo de uso de la batería.

A medida que cambian los entornos de trabajo, los usuarios deben ser productivos en cualquier momento y en cualquier lugar. Esto conduce a una mayor expectativa de las capacidades del dispositivo, y también de mayores responsabilidades para los usuarios que deben ser conscientes de la seguridad/privacidad de sus datos cuando se desplazan de un lugar a otro.

Esto es algo que como usuarios no debamos dejar al azar, asegurarnos que nuestros equipos incluyen y aplican tecnología de IA para mejorar nuestra experiencia y el comportamiento del equipo. Así seguiremos impulsando nuestra productividad y sacando el máximo provecho de las tecnologías disponibles.Porque la inteligencia está en nuestro ADN.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés