El Economista - 70 años
Versión digital

vie 21 Jun

BUE 16°C
Estudios jurídicos en el metaverso: ¿realidad virtual y aumentada o estrategia d
Dilemas del futuro

Estudios jurídicos en el metaverso: ¿realidad virtual y aumentada o estrategia de marketing?

Hay una “uberización” de la abogacía y, así como la gente ha preferido recurrir al transporte no tradicional, lo mismo está sucediendo con las apps legales

Luciano Galmarini 06 marzo de 2022

Si bien el origen del metaverso no es nuevo, ya que dicho concepto se utilizó hace 30 años en la novela “Snow Crash” de Neal Stephenson, cobró auge en el mundo empresarial y tecnológico cuando Facebook anunció que se convertiría en Meta. ¿Pero qué es el metaverso?

Para ello tendríamos que entender que hablamos de un universo totalmente virtual, en el cual las personas desarrollan su vida social en una especie de realidad aumentada y simulada a través de clones o avatares digitales, como lo que sucede en algunos videojuegos donde los usuarios tienen un “otro yo digital”, y que incluso realizan transacciones tales como adquisición de activos digitales, promoción de marcas, uso de criptos y tokens no fungibles (NFT).

Desde las décadas del '80 y '90, el mundo jurídico comenzó a valerse de herramientas informáticas de archivo y tratamiento electrónico de documentación jurídica, como de gestión a través de sistemas informáticos, para optimizar la actividad de estudios jurídicos y juzgados.

En tiempos más recientes surgieron las técnicas de inteligencia artificial, en las cuales un algoritmo no solo puede predecir qué resultado tendrá un caso litigioso en los tribunales, sino también evacuar consultas de todo tipo, redactar demandas y contratos, registrar marcas, diseños o intangibles de propiedad intelectual, etcétera.

Según Andrés Oppenheimer, hay una “uberización” de la abogacía, y así como la gente ha preferido recurrir al transporte no tradicional, lo mismo está sucediendo con las apps legales.

  • Es claro que en la pandemia hubo una transformación digital en diversos ámbitos como la educación, salud y la actividad pública y privada -entre ellos tribunales y estudios jurídicos-, y a través de videoconferencias se intentaron recrear los diversos entornos reales.

Sin embargo, de esto a insertarse en el metaverso hay un gran paso, ya que desde lo técnico se requiere una fuerte inversión en hardware, software, servidores en línea inteligentes 24/7, plataformas virtuales, economía digital y publicidad virtual para atraer clientes.

A ello debemos sumar los reparos jurídicos. La primera apreciación se centra en la identidad digital de quienes intervengan en el metaverso, que será a través de avatares u hologramas, que incluso pueden reproducir nuestros gestos, lo que implica recolección de datos personales y biométricos. 

  • Asimismo, habrá conflictos de propiedad intelectual respecto de los desarrollos, aplicaciones, creaciones y diseños; como se instrumentará la celebración de los diversos actos jurídicos; lo atinente al uso de las criptomonedas y, también, si podrá aplicarse el Código Penal a las conductas realizadas en el metaverso que encuadren en delitos.

Claramente se requiere elaborar un nuevo marco legal que regule estas interacciones virtuales en esta dimensión digital, máxime cuando aún determinadas cuestiones como la responsabilidad civil de los buscadores, el derecho al olvido en Internet o el derecho a la imagen y las thumbnails, solo cuentan con precedentes judiciales.

Internet, las redes sociales y aplicaciones móviles han contribuyeron para la prestación de los servicios jurídicos en el mundo real. El desafío yace en si se podrán abrir espacios jurídicos en un mundo virtual con la misma eficacia y validez legal en el futuro. Es probable que así suceda. 

Por ahora, sería tal vez una buena estrategia de marketing para generar nuevos canales digitales, más aún para aquellos estudios especializados en las nuevas tecnologías disruptivas como Big Data, Cloud Computing, Blockchain, o Inteligencia Artificial, entre otras. 

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés