El fin de la temporada festiva

Qué se celebra en Reyes Magos

Cada 6 de enero los más chicos esperan despertar con sus zapatos llenos de regalos, ya sin el pasto y el agua tras el paso de los camellos por el hogar

Reyes magos historia y datos
05-01-2022
Compartir

El último de los tantos festejos, que comienzan en diciembre, se da en la mañana del 6 de enero, con la llegada de los Reyes Magos a los hogares. 

Esta celebración tiene lugar en muchas ciudades del mundo y se festeja, principalmente, entre los más chicos que, con gran ilusión, esperan sus regalos.

Sin embargo, a pesar de su popularidad, muchas personas desconocen su origen o su real significado e, incluso, se les escapan algunos datos curiosos sobre la historia y las tradiciones, que a continuación se detallan.

¿Cómo es la historia y qué se celebra?

Esta tradición conmemora el momento de adoración al niño Jesús por parte de los tres Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltasar. 

Jesús había nacido hacía pocos días, en Navidad, y es por eso que le llevaban regalos -de allí que los niños reciben también-.

Para llegar hasta allí, según la Biblia, los Reyes siguieron una estrella muy brillante que los guió hasta el “Rey de los Judíos recién nacido”, como se lo conocía por esos tiempos, del boca en boca. 

Al llegar, le rindieron homenaje ofreciéndole sus regalos. 

  • Oro, el material digno de los reyes y señal de la majestuosidad;
  • Incienso, una ofrenda básica a los dioses y señal de la sacralidad.
  • Mirra, material que se usaba para embalsamar los cuerpos muertos y que representaba la perpetuación ante la muerte.

Todo esto se dio, según la religión católica, el 6 de enero ya que ese día se cumplen 13 desde el nacimiento de Jesús, lo que marca el inicio de la epifanía (manifestación del hijo de Dios al mundo).

En esta oportunidad, los tres Reyes habían sido enviados por el rey Herodes, quien deseaba saber quién era este recién nacido que se autoproclamaba “rey de los judíos” y amenazaba su poder. Sin embargo, nunca logró acceder a esta información, por lo que ordenó la matanza de muchos bebés.

Datos curiosos de los Reyes Magos

En primer lugar, no, no eran reyes. El Evangelio de Mateo deja bien en claro que se trata de “unos sabios de Oriente”. Posteriormente, en algunos escritos se hace referencia a “magos” pero siempre desde el sentido de personas sabias.

Segundo, tampoco eran tres. En realidad, en este Evangelio nunca se relata la cantidad de personas que se emprendieron en este viaje. Lo que sí se menciona es que, al llegar, presentaron 3 ofrendas. De aquí surge la duda: ¿habrán sido realmente 3 o la idea nace de una conveniencia gráfica a la hora de representar la situación, con un personaje para cada regalo?

Por último, y para no romper más ilusiones, no se llamaban Melchor, Gaspar y Baltasar. Ni Mateo ni los evangelios apócrifos los dicen. La primera documentación con estos tres nombres se dio en un mosaico de la basílica de San Apolinar el Nuevo, en Rávena, Italia. Sin embargo, otros creen que el nombre pudo surgir de Beda el Venerable, La realidad es que no hay certeza alguna sobre este punto.

Los regalos y los zapatos

El paso de los Reyes por los hogares es en la madrugada del 6 de enero. Por eso, los niños deben dejar, en la noche del 5 de enero, sus zapatos junto a un bowl de agua y otro de pasto, para los hambrientos camellos que llegan cansados de tantos kilómetros. Muchos niños también dejan unas galletitas para los Reyes.

Generalmente, todo se suele poner cerca de una puerta, ventana o patio y, algunos, también lo colocan cerca del arbolito.

A su vez, en los días previos, los chicos deben escribir sus cartas y dejarlas allí para que los pajes reales las busquen y se las den a los Reyes.

¿De dónde nace la tradición de los zapatos?

La teoría más fuerte sobre su origen se remonta a los Países Bajos en el Siglo XV (Holanda en aquel entonces). En ese momento existía una tradición de “poner un zapato” por la que los sectores más populares llevaban su calzado a la Iglesia para que, durante una noche, los ricos dejaran allí sus limosnas. Luego, por la mañana, se repartían estos “regalos” entre las familias.

Otras teorías del origen

Esta celebración tiene lugar en todo el mundo por lo que, con los años, han surgido variantes a esta teoría.

Por ejemplo, en México hay una leyenda que sostiene que la explicación de los zapatos y que se coloquen cerca del pesebre es que allí es donde los Reyes se acercan con las ofrendas.

Otros afirman que la importancia recae en que, así, los Reyes pueden saber cuántos integrantes hay en la familia y sus edades.

Por último, una hipótesis planteada por la rama tradicional de la Sociedad Artística Sinaloense cuenta que como Jesús andaba siempre descalzo, un grupo de chicos allegados a él decidió regalarle un par de zapatos. Lo dejaron por la noche en la ventana de su casa y, como recompensa por la buena acción, los Reyes Magos les habrían dejado caramelos y regalos en sus propios zapatos.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés