El Economista - 70 años
Versión digital

jue 29 Feb

BUE 25°C
Entrevista

Lucas Mirvois, presidente de BACA: "Arriesgar es una palabra que no es muy común en nuestra industria"

La semana pasada se realizó Nexos 2023, la segunda edición del encuentro de negocios organizado por BACA (Buenos Aires Cluster Audiovisual) que acerca artistas audiovisuales con productoras.

Lucas Mirvois, presidente de BACA.
Lucas Mirvois, presidente de BACA.
Sebastián Tabany 28 noviembre de 2023

Lucas Mirvois, socio fundador de la empresa audiovisual La Maldita y presidente de BACA, describe con optimismo este encuentro que reúne a creadores independientes de todo el país con productoras como Paramount, Flow, Artear, La Maldita, Kapow, 100 Bares, Kuarzo, Haddock Films, StoryLab, Untref Media, Torneos, Flixxo, Metrovision, Sinapsis, Yellow Kingdom, entre otras. 

Para aquellas personas que se preguntan cómo llegar a mostrar sus proyectos y que lamentablemente los contactos de las productoras no se hallan en la guía de teléfonos o a veces se consideran inexpugnables, Nexos propuso durante dos días en el Centro Cultural Recoleta sesiones de pitching y charlas sobre la actualidad audiovisual que está pasando por un momento crítico internacionalmente y caótico nacionalmente. 

"El cluster es una asociación sin fines de lucro que agrupa empresas que supuestamente compiten cuyo objetivo es unirnos y generar acciones para la industria", cuenta Mirvois que vive en España y vino especialmente para Nexos. "Yo entré al cluster con La Maldita, que es mi productora, hace ya 8 años. Crée Según Roxi para YouTube que luego pasó a televisión y libros y teatro. Ahí me invitaron al cluster a dar una charla sobre contenido digital y como crear un IP, un proyecto que pueda escalar de una forma no tradicional. Ahí me ofrecieron a formar parte del cluster y me asocié. En ese tiempo yo empecé a hacer acciones y a colaborar. Empujé el concurso de desarrollo de proyectos que ya lleva 4 años con fondos de Mecenazgo. Dimos casi 40 premios por más de $30 millones. Y el año pasado creamos Nexos".

Lo que parecía que después de la pandemia iba a explotar, lo hizo pero en sentido negativo. Las plataformas están perdiendo plata y achicaron los proyectos. ¿Cómo repercute eso en nuestra industria audiovisual? 

La reactivación pospandemia fue lenta. Se acomodaron los jugadores que pudieron seguir vivos y bajaron los cupos. Se hizo mucho más difícil entrar para los nuevos y es un gran problema que haya menos proyectos y menos presupuestos. Yo le veo el lado positivo que haya explotado la burbuja porque está volviendo el modelo de antes pero renovado. Antes teníamos coproducciones con distintos países donde las series tomaron ese modelo. 

Pero cuando empezó el boom de originals de las plataformas, eso se convirtió en un monopolio donde dominaban el mercado. Ellas son las que tenían el presupuesto y todos tenían que atacar ahí. De a poco, empezó a volverse un arma de doble filo porque la competencia es mucha con todos peleando por los mismos clientes para encima los que llegan comenzar un proceso largo de 3 o 4 años. Una idea muy buena, fresca original de hoy va a terminar viéndose en 3 o 4 años. 

Ese proyecto después pierde vigencia, la temática pasó de moda, se estrenó un proyecto similar o pasó algo en 3 o 4 años que hace que esa idea terminando no funcionando, no sirviendo o sin sentido. El modelo originals sirve para tener presupuestos altos y llegar a nivel global, lo cual es un montón de beneficios. 

También tiene sus contras. Ahora está comenzando a volver el modelo anterior pero recargado 3.0 que es retomar coproducciones de distintos territorios pero con un nuevo jugador que son las plataformas que entran como uno más, no como el cliente dueño de todo con la exclusividad para todo el planeta. En ese sentido es muy bueno porque nos permite generar alianzas, retener IP a las productoras y que las plataformas sean uno más, necesaria para completar la financiación, pero solamente eso. La plataforma tiene un contenido que le cuesta menos y limita su ventana en tiempo o territorios. 

¿Cómo ves a Argentina en cuanto a generador de contenido exportable?

Es completamente posible. Hay algunos ejemplos como series que se ven en España. Pero estoy seguro que se puede superar. Acá tenemos poco cupo, la economía afecta, las plataformas no invierten mucho en países donde no pueden generar usuarios porque no tienen retorno de inversión. 

Nuestra manera de ganar cupo es generar esos contenidos que si bien son 100% argentinos generen intereses en otros territorios y las plataformas vean ese retorno de inversión en otra moneda en otros países. Es una linda idea pero hay que demostrarla y para demostrarla hay que hacerla y para hacerla hay que arriesgar. 

Hay que invertir primero en Argentina y ver después si ven nuestro contenido en otros países. Y arriesgar es una palabra que no es muy común en nuestra industria. Pero en lo concreto puede suceder si generamos coproducciones en el que la plataforma también se suma pero arriesga menos y no tiene que ponerla toda. Cualquier inversión requiere un análisis de riesgo. 

Este nuevo modelo va a permitir hacer 10 series argentinas en vez de 1 o 2 con un presupuesto enorme. Eso les va a dar más insight a ellos en cuanto a cuánta gente las ve, en qué países, cuánto tiempo. Ahí es donde yo veo lo positivo en un modelo en donde las plataformas no se tengan que hacer cargo de todo y asuman todo el riesgo. 

Otra de las herramientas de BACA es el Mecenazgo. 

Es una escala más pequeña. No es una herramienta para que se puedan hacer películas o series porque los montos son bajos. Sí se utiliza para mucho para teatro, libros o música. Para lo audiovisual se usa más para desarrollo no para producción. Desde el cluster trabajamos con Mecenazgo y Cultura de la Ciudad de Buenos Aires porque los aprovechamos para concurso de desarrollo que es generar fondos para creadores que armen los materiales que necesitamos como sea el dossier, los guiones y la biblia. O sea, todo lo necesario para salir a buscar la financiación. No es menor porque la inversión en desarrollos es fundamental. 

Es un eslabón que suele costar mucho porque termina siendo una inversión propia de las productoras y lo creativos. Un guionista tiene que sentarse a invertir meses de escritura que no le paga nadie para ver si ese proyecto se puede hacer. Dar ese fondo de desarrollo para que tengan los recursos para trabajar 3, 4, o 5 meses es fundamental. 

Como no estaba habiendo premios de desarrollo desde BACA lanzamos un concurso en ese sentido. También abrimos a todo Argentina e hicimos convocatoria federal. Seleccionamos proyectos de todo el país y los trajimos si no son de la región metropolitana al evento para que puedan tener reuniones con productoras. 

¿Qué porcentaje promedio termina llegando a buen puertos de los proyectos presentados?

Mas de 60% terminan en productoras o plataformas. Es un porcentaje muy alto. 

La nueva generación ya es nativa digital. ¿Influye eso en el concepto que tiene de lo audiovisual?

Somos un cluster y lo que hacemos es industrial. Por momentos me siento un dinosaurio porque lo que estamos generando, gestionando y la selección de proyectos que estamos buscando es un poco tradicional porque son series y películas para salas o plataformas. 

Yo empecé hace 12 años antes de Netflix cuando hacía la serie web Según Roxi. La primera temporada eran 8 capítulos de 10 minutos cada uno y la gente decía nadie va a ver 10 minutos en un celular o en una computadora. Y mirá donde estamos. Lo creadores digitales no necesitan nuestro espacio; crean, publican y hacen su camino. No hay que tratar de meterlos en un formato de industria. 

Este año el gran tema es la AI. ¿Cómo la ves?

En nuestra productora estamos usando AI muchísimo para diferentes etapas de procesos porque en definitiva es una herramienta como estamos acostumbrados a usar la computadora con programas de edición y pos producción. Usamos chatGPT o un generador de imágenes para poner en un dossier porque siempre fue un desafío vender un audiovisual sin tener un solo fotograma. Con AI se pueden generar imágenes. Tampoco es tan fácil pero se puede hacer. De hecho mucha gente se puede especializar en eso porque requiere mucha profesionalización y dedicación. No es apretar un botón y sale lo que vos querés. 

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés