El Economista - 70 años
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 23°C
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 23°C
Cine

Los Oscar reconocen a las películas que devolvieron el público a las salas de cine

Las 10 principales nominadas al Oscar se dividen entre éxitos populares en el cine, sorpresas de streaming, aclamadas por la crítica y fracasos de taquilla que fueron reconocidos por la industria.

A24, Disney, Paramount y Netflix, entre otros, se disputan el premio mayor
A24, Disney, Paramount y Netflix, entre otros, se disputan el premio mayor
Pablo Planovsky Pablo Planovsky 25-01-2023
Compartir

Tratando de recuperar el brillo perdido, los Oscar de este año parecen haber hecho una mezcla entre el reconocimiento para algunas de las películas más taquilleras del año, algunas de las que fracasaron en su paso por los cines y otras que solo se vieron por streaming.

Entre las diez nominadas a mejor película, en el primer grupo están Avatar: El camino del agua y Top Gun: Maverick. La película de James Cameron ya pasó la barrera de los US$ 2.000 millones en todo el mundo. Cameron no fue nominado como mejor director, pero tiene tres películas entre las cuatro más taquilleras de la historia (sin ajustar por inflación): Avatar, Titanic y la secuela de Avatar. 

El entusiasmo de la Academia por El camino del Agua fue menor en comparación con la película original: aquella tuvo ocho nominaciones (ganó tres premios) y ésta tiene cuatro. Salvo el de efectos visuales, parece difícil que consiga alguno más; y no parece que Disney invierta mucho dinero en una campaña para que Avatar gane más.

Top Gun: Maverick quedó opacada por Avatar en la taquilla, pero su convocatoria en las salas de todo el mundo fue igual de impresionante porque nadie pensaba que iba a generar el entusiasmo que generó. Una película que logró la hazaña imposible: mantenerse estable, semana a semana, en la cantidad de espectadores. Ahora consiguió seis nominaciones. Como Avatar, también está nominada al premio mayor. Sin dudas un gran boca a boca benefició a ambas películas. Los puntajes en sitios como IMDb o Letterboxd muestran que, en mayor o menor medida, son dos películas queridas por el público. Haberlas nominado no fue un acto de demagogia de la Academia.

Elvis también fue otra sorpresa. Las películas biográficas sobre músicos nunca tienen a los espectadores asegurados. Bohemian Rhapsody fue un éxito descomunal (superó los US$ 1.000 millones) y se convirtió en la historia original (es decir: que no es una secuela ni adaptación de ningún tipo) más taquillera de los últimos diez años. Pero Rocketman, sobre la vida de Elton John, estuvo lejos de esas cifras. En el contexto post pandemia, Elvis pasó la barrera de los US$ 300 millones en todo el mundo. Con esa cifra se ubica como la tercera película más taquillera de las diez nominadas. Recibió ocho nominaciones, incluyendo película. Tiene serias chances de ganar en actor (Austin Butler), vestuario y producción.

Todo en Todas Partes al Mismo Tiempo es la última película de las diez nominadas en pasar la barrera de los US$ 100 millones recaudados en todo el mundo. Tiene una gran diferencia con el resto: casi el 70% de su recaudación fue en Estados Unidos, el país donde mejor funcionó la película. La historia de multiversos protagonizada por Michelle Yeoh, Ke Huy Quan y Jamie Lee-Curtis es la más nominada de todas. Con once nominaciones, puede llegar a convertirse en la gran ganadora de la noche. Para la productora de cine independiente, A24, sería la coronación ideal para el recorrido de la película.

Las menos taquilleras

Los Espíritus de la Isla fue una de las más rentables en lo que sigue de la lista. La comedia dramática con Colin Farrell y Brendan Gleeson, el dúo de Escondidos en Brujas (del mismo director), tiene nueve nominaciones incluyendo película. Podría ser la triunfadora final, porque disputa algunos premios claves (como guión original) con Todo en Todas Partes el Mismo Tiempo. Recaudó más de US$ 26 millones. Para una película independiente esa cifra está muy lejos de ser un fracaso, pero también está muy lejos de la popularidad que lograron las antes mencionadas. La producción es otro de los proyectos que prueban que 20th Century (propiedad de Disney) todavía es fructífero.

El Triángulo de la Tristeza fue ganadora en el festival de Cannes que ahora logra tener un lugar entre las nominadas al Oscar. Con apenas tres nominaciones, le alcanzó para llegar a estar entre las que compiten por mejor película. Pasó la barrera de los US$ 21 millones recaudados, todo un hito para una comedia que dura tres horas y no tiene estrellas de Hollywood. En cines fue más vista que Los Fabelman, la nueva película de Steven Spielberg que es el peor fracaso comercial de su carrera. La historia original parece estar libremente adaptando las memorias de la juventud del director, pero no llamó la atención del público: apenas US$ 20 millones para una producción que costó el doble. No le fue mal con las nominaciones: siete, incluyendo película.

Tár, el oscuro, elegante y sombrío drama con Cate Blanchett sobre una directora de orquesta y la cultura de la cancelación, fue una de las películas favoritas de la crítica, pero no tanto del público: US$ 7 millones en todo el mundo es un número bajo aún para una película independiente. Consiguió seis nominaciones. Peor le fue a Ellas Hablan, drama sobre mujeres menonitas que sufren abusos de parte de los hombres: es la menos taquillera de todas y la que menos nominaciones tiene, apenas dos. Las dos películas lograron estar entre las diez candidatas a mejor película.

El streaming, sin tantos títulos

Por primera vez desde 2020 el streaming no tiene una cantidad de notable de películas nominadas en varias categorías. Los estudios que apostaron por la exhibición tradicional en salas, aún cuando todos no hayan tenido resultados esperados, parecen haber sido los más reconocidos este año.

Sin Novedad en el Frente, más allá de la cantidad de premios que gane, fue la gran sorpresa y vencedora. Nueve nominaciones para una película bélica que no se hizo en Hollywood. Netflix, que hizo campañas millonarias para ganar el premio con películas como Roma, El irlandés y El Poder del Perro (todas pasaron con más pena que gloria por la ceremonia del Oscar), descubrió tarde que la película alemana que no pasó por cines era muy querida por los espectadores y la industria. Tan tarde lo descubrió, que recién a fines de diciembre empezó a reorientar la campaña que había dirigido con Pinocho (la versión de Guillermo Del Toro) para Sin Novedad en el Frente. Difícil que gane el premio mayor, pero podría hacerse con varios rubros técnicos.  Es, por ahora, la favorita para ganar en mejor película internacional. Tiene que derrotar, ni más ni menos, a Argentina, 1985.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés