El Economista - 70 años
Versión digital

mar 23 Abr

BUE 20°C
Hogwarts Legacy

El legado de Harry Potter y J.K. Rowling: una franquicia que mueve millones en todo el mundo, pero está manchada por la polémica

El lanzamiento del nuevo videojuego, Hogwarts Legacy, promete ser otro éxito de ventas basado en la creación de la autora británica. Pero también reaviva una interna incendiaria entre los fanáticos del mundo mágico, Warner Bros. y la creadora del universo mágico.

La sofisticación de la franquicia se cuenta en los millones de dólares que acumula con cada producto nuevo que lleva su sello en el mercado
La sofisticación de la franquicia se cuenta en los millones de dólares que acumula con cada producto nuevo que lleva su sello en el mercado
Pablo Planovsky 12 febrero de 2023

Atrás, muy atrás, quedó un relato que contaba una historia en donde una mujer humilde y desesperada escribía un cuento en las servilletas de la cafetería a la que frecuentaba. Esa mujer, británica, era J.K. Rowling. En sus manuscritos de la cafetería está la génesis de Harry Potter, el fenómeno que vendió más de 500 millones de libros por todo el mundo. 

Solo con esas publicaciones impresas Harry Potter recaudó más de US$ 8.000 millones. Se calcula que Rowling, con esas regalías, ganó más de US$ 1.000 millones. La historia de Rowling con Harry Potter fue como un cuento de hadas...hasta que no lo fue.

La franquicia del joven mágico que asiste a la escuela Hogwarts de magia y hechicería también tuvo éxito en el cine. Con 11 películas (ocho de la saga de Harry Potter y tre de Animales fantásticos) que acumularon más de US$ 9.000 millones, la franquicia superó a James Bond como el título británico más exitoso en cine. Solo es superada, en término de recaudación en salas, por Spider-Man, Star Wars y el Universo Cinemático de Marvel.

Es difícil saber cuál es el ingrediente secreto que conjugó Rowling para crear una serie de aventuras que haya tenido un alcance internacional tan grande, exitoso y sostenido en el tiempo. 

Desde la publicación de la primera novela en 1997, hasta ahora, Potter parece no tener límites. No es que no haya enfrentado detractores: algunos de los críticos literarios más voraces señalaban que Harry Potter no era literatura que estuviera a la altura de los grandes clásicos. Poco importó para las hordas de niños, adolescentes y adultos, que hacían filas interminables para comprar cada nuevo ejemplar de Harry Potter cuando llegaba por primera vez a las tiendas. 

El idioma del dinero

Ni siquiera en cine tuvo el reconocimiento de la crítica o la Academia: ninguna de las películas ganó un Oscar, ni estuvo nominada a mejor película. Hasta Daniel Radcliffe expresa, indignado, la indiferencia que tenían los Oscar con la última película de Harry Potter: "El otro día miraba Hugo (película de Martin Scorsese) y me preguntaba por qué esto estaba nominado al Oscar y no nuestra película. Creo que no les gustan los films comerciales o para chicos, salvo que esté Scorsese como director".

Lo que alguna vez ocupó un lugar marginal ahora no. La sofisticación de la franquicia de Harry Potter se cuenta en los millones de dólares que acumula con cada producto nuevo que lleva su sello en el mercado. 

El Teatro Colón, uno de los más prestigiosos en todo el mundo, abre sus puertas para realizar una proyección de la primera película, Harry Potter y la Piedra Filosofal, con música en vivo de su orquesta estable
El Teatro Colón, uno de los más prestigiosos en todo el mundo, abre sus puertas para realizar una proyección de la primera película, Harry Potter y la Piedra Filosofal, con música en vivo de su orquesta estable 

El Teatro Colón, uno de los más prestigiosos en todo el mundo, abre sus puertas para realizar una proyección de la primera película, Harry Potter y la Piedra Filosofal, con música en vivo de su orquesta estable que interpretará la composición original del mítico John Williams. Las entradas más baratas están $7.200 y las más caras en $21.500. El encuentro entre lo popular, lo masivo y la alta cultura se da (de nuevo) en el idioma del dinero por millones.

Ni siquiera hizo daño a la marca cuando ciertas voces críticas señalaron que el universo mágico de Harry Potter estaba creado sobre una pila de prejuicios perpetuados por casi toda la literatura fantástica. Algunos usuarios en redes sociales destacaban, por ejemplo, que los duendes mágicos que controlan el mayor banco de los magos parecen estar construidos en base a las ideas de las caricaturas más racistas que se hacen sobre los judíos. 

O, por ejemplo, que un personaje irlandés siempre haga explotar cosas. No ayuda que no abunden personajes negros o asiáticos. Los pocos que hay tienen nombres que algunos consideran ofensivos, como la china Cho Chang (Cho y Chang son nombre y apellidos coreanos: algunos creen que Rowling eligió nombres solo por fonética).

El boicot contra Rowling

El lanzamiento del nuevo videojuego basado en el mundo mágico de Harry Potter, Hogwarts Legacy, comenzó con polémica y amenazas de boicot. 

Primero, porque Rowling nunca fue tímida para expresas sus opiniones políticas, ya sea apoyando al Partido Laborista en UK o enfrentando al Brexit o Donald Trump. 

Segundo, porque se opone al cambio de leyes en el Reino Unido sobre las personas trans: "Mucha gente no sabe que con estas nuevas leyes un hombre que no se realizó una cirugía de cambio de sexo, ni tomó hormonas, ahora podría asegurarse el reconocimiento certificado como una mujer gracias a esta nueva ley".

La escritora usó Twitter para, más de una vez, expresar sus opiniones (muchas veces no sin sarcasmo). "Si el sexo no es real, no existe la atracción del mismo sexo. Si el sexo no es real, la realidad de las mujeres en todo el mundo es borrada. Conozco y amo personas trans, pero borrar el concepto de sexo implica desaparecer la habilidad de discutir con significado sus vidas. No es odio decir la verdad". El impacto de todas las opiniones de Rowling generó una reacción en contra muy fuerte, de parte de fanáticos y la industria en general.

Emma Watson y Daniel Radcliffe fueron algunos de los actores que usaron Twitter para expresar sus desacuerdos con Rowling sobre los derechos de las personas trans. Warner Bros., la empresa que produce las películas de Harry Potter y distribuye el nuevo videojuego, tuvo que emitir un comunicado en 2020 para intentar controlar los daños y no perder a ningún potencial cliente, que comparta o no la opinión de Rowling. 

Incluso tuvieron que hacerlo los desarrolladores del nuevo juego, al aclarar que "Rowling no está relacionada de ninguna manera en la creación de este videojuego". Una verdad a medias: es cierto que con ese producto en particular no está relacionada, pero Rowling todavía recibe ingresos por cualquier producto del mundo mágico.

La cultura de la cancelación que cayó sobre Rowling también despertó defensores. Robbie Coltrane, el actor que interpretó a Hagrid, dijo: "No creo que haya sido tan ofensivo lo que dijo. Hay toda una generación de gente en Twitter que esperan ofenderse por cualquier cosa. Ellos no hubieran ganado ninguna guerra. Puede que yo sea viejo, pero a veces pienso que deberían poder superar ciertas cosas y seguir con sus vidas". También Helena Bonham Carter expresó su apoyo: "Es horrendo lo que están haciendo con ella. Ella tiene derecho a expresar su opinión".

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés