El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

CFK ahora apunta al votante menos politizado

En una entrevista televisiva contó pormenores de su vida personal y se mostró más distendida

29-09-2017
Compartir

El giro en la estrategia parece evidente. No sólo Cristina Kirchner ha elegido ofrecer entrevistas, sino también apunta a segmentos diversos del electorado, más allá de su núcleo duro de seguidores. El dato ofrecido por el escrutinio final de las PASO de que el caudal de sus adherentes y “convencidos” no le alcanza para ganar en las generales de octubre, la obligó a abrirse a opciones y alternativas de campaña más lejanas a lo que la líder de Unidad Ciudadana acostumbraba. Es por eso que, además de sus recorridas por barrios del conurbano bonaerense y encuentros con intendentes y dirigentes de su espacio (hoy recorrerá Moreno, por caso), la expresidenta se haya abocado también a aceptar otros intermediarios y apuntar a otros interlocutores.

Luego de las entrevistas con el portal Infobae, la radio AM750 y el diario español El País, ayer fue el turno del canal Crónica TV. Allí, durante dos horas, la expresidenta tuvo su intervención menos política. Con el periodista Samuel “Chiche” Gelblung como interlocutor, habló de temas vinculados a su vida privada, contó aspectos de su vida familiar y se refirió a su paso por la presidencia a partir de algunas vivencias y sensaciones. También habló de las dos operaciones quirúrgicas a la que tuvo que someterse entonces y al recuerdo de su esposo fallecido, Néstor Kirchner. La impronta del entrevistador la llevó por esos temas, ajenos a su prédica habitual, pero Cristina tomó el desafío como una forma de acercarse a un público menos interiorizado en cuestiones políticas y más distante de la discusión cotidiana.

Esa apertura de Cristina tiene razones bien concretas en la búsqueda electoral de Unidad Ciudadana. Una encuesta publicada esta semana por El Economista, realizada por Query Argentina y M&R Asociados, muestra que la expresidenta pierde terreno entre los ciudadanos que no fueron a votar (30% contra 35% de Cambiemos) y entre quienes votaron en blanco (9% contra 31%). Por eso, además de intentar sumar votos entre peronistas y los que se inclinaron por opciones de izquierda, Cristina pretende revertir o aminorar la alta imagen adversa y mejorar performance posible en esos sectores. “Tengo muchos defectos. Soy arrebatada. Muchas veces tengo que contar hasta 100 pero me quedo en el 10 o en el 15”, sostuvo en un pasaje de la entrevista.

El diálogo, también tuvo sus momentos políticos y tensos. Dijo que el motivo de la tragedia ferroviaria en Once se produjo porque “no frenó el motorman” y deslindó a su gobierno de responsabilidad sobre el accidente de 2012, el día después de que su exministro de Planificación Federal y actual diputado nacional, Julio De Vido, comenzó a enfrentar un juicio oral y público por su presunta responsabilidad en el hecho. “La tragedia de Once no fue culpa del Estado”, dijo. Sobre su candidatura anunció que “Fue una decisión colectiva” y aclaró que “era la dirigente del peronismo que mejor medía en la provincia de Buenos Aires”. En ese marco, evaluó que “muchas de las cosas que están pasando no tienen una voz que los represente”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés